10 niños murieron por adenovirus y una madre quiere hacer justicia

10 niños murieron por adenovirus y una madre quiere hacer justicia
El hijo de la demandante permanece en condición crítica. | Foto: GETTY IMAGES

Un brote de adenovirus acabó con la vida de 10 niños y decenas se infectaron en un centro de salud de Estados Unidos. Uno de los pacientes que aún permanece en condición crítica es William DelGrosso, cuya madre está demandando a quienes cree son los responsables de que su hijo terminara en la unidad de cuidados intensivos: el Centro de Enfermería y Rehabilitación de Wanaque en Haskell, Nueva Jersey

William, de 15 años, está en una condición “potencialmente mortal" debido al brote que se registró a finales de septiembre en el hospital. Su madre Paula Costigan dice que tuvo fiebre desde el 11 de octubre y fue trasladado a UCI del hospital el día 18 con complicaciones respiratorias graves. Aún está allí.

El abogado de la familia, Paul Da Costa, explicó a CNN que a la mujer "nunca se le informó que su hijo tuvo fiebre alta varios días antes de que finalmente le dijeran que necesitaba ser trasladado de inmediato a un hospital especializado", el 18 de octubre. Tampoco se le notificó sobre el brote de adenovirus hasta que llegó una carta por correo, cuatro días después.

En su demanda, la madre de William alega que la institución descuidó proporcionar la atención que necesitaba su hijo, no informó de forma oportuna a otros padres y "no tenía programas adecuados de prevención y control de la infección, protocolos o procedimientos establecidos para remediar la infección y evitar que se propague entre los residentes de pediatría". También hace referencia a una inspección no anunciada, el 21 de octubre, que encontró prácticas de higiene de manos deficientes entre el personal.

Ahora la madre dice que siente como si la institución estuviera tratando de esconder el hecho de que había un virus serio que se extendía “como un incendio forestal", según el abogado.

DelGrosso padece un trastorno convulsivo y ha necesitado un respirador desde que tenía unos 10 años, cuando sufrió un paro cardíaco. Por ahora no se sabe qué irá a ser de su destino. En otro hospital de la zona, el Centro Pediátrico Voorhees, siete niños se contagiaron del adenovirus (fue una cepa más suave) y en los centros especializados donde podrían tratarlo, la lista de espera puede ser hasta de un año.

Da Costa dice que la demanda no se trata solo del hijo de Costigan, sino de "niños como William que tienen la incapacidad de hablar por sí mismos y de cuidarse". Hasta la fecha, se han registrado 10 muertes y más de 30 niños infectados, según el departamento de salud del estado.

Los adenovirus se propagan al tocar a una persona o superficie contaminada o a través del aire, al toser o estornudar. Dicen los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades que rara vez causan enfermedades graves en personas sanas, pero quienes tienen sistemas inmunitarios debilitados están en mayor riesgo. El brote de Wanaque fue causado por el adenovirus tipo 7, que es más asociado con la enfermedad respiratoria aguda.

Más para leer sobre adenovirus:

Comparte tu opinión