Síndrome de colon irritable, ¿qué puedes comer?

Síndrome de colon irritable, ¿qué puedes comer?
Entre los síntomas se incluyen: dolor abdominal, flatulencia (gases), distensión abdominal e indigestión. Suele haber diarrea y/o constipación.

Una dieta adecuada es fundamental como parte del tratamiento del síndrome de colon irritable, así como técnicas de manejo de estrés como meditación y ejercicio. Las causas  precisas se desconocen entre ellas se asocian una sensibilidad del tracto gastrointestinal, alteración de la flora intestinal (bacterias), niveles alterados de serotonina, entre otros. El estrés suele agravar los síntomas. 

Se suele confundir el síndrome de colon irritable (IBS, por sus siglas en inglés) con colitis ulcerosa, ¿cuál es la diferencia? Los síntomas son muy similares, sin embargo en la colitis ulcerosa  hay inflamación y daños en el intestino grueso (colon). Además suele haber heces con sangre, entre otros.

Del 10 %al 15% de los adultos en EE.UU. tiene síndrome de colon irritable, según los Centros de Control y Prevención de las enfermedades (CDC). 

¿Quién es más propenso a tener IBS?

Personas de 15 a 40 años de edad, especialmente mujeres que tienen algún familiar con esta enfermedad  como padre, hijo o hermano(a).

Personas que tienen  ansiedad o depresión. 

¿Cuáles son los síntomas principales del síndrome de colon irritable?

Entre los síntomas se incluyen: 

- Dolor abdominal

- Flatulencia (gases)

- Distensión abdominal

-Indigestión

Suele haber diarrea y/o constipación y heces con mucosidad. Generalmente el dolor se presenta después de comer y se alivia después de evacuar. 

Dieta

La dieta enfatiza identificar y eliminar la intolerancia a ciertos alimentos, por ejemplo intolerancia a la lactosa, consumo apropiado de fibra y eliminación de alimentos que contribuyan a la flatulencia. La dieta debe ser baja en grasa especialmente para pacientes que tengan diarrea. Se recomiendan comidas en horarios regulares y rutina de ejercicio. 

Podría a haber deficiencia de vitaminas y minerales, dependiendo de la intolerancia de la persona a ciertos alimentos. Por lo regular se necesita un suplemento de calcio si se tiene una dieta restringida en lactosa. Y un complemento múltiple de vitaminas y minerales para alcanzar las recomendaciones de estos nutrientes, en algunos casos.

Es fundamental evitar consumir bebidas carbonatadas, mascar chicle, fumar tabaco.

Recomendaciones dietéticas:

Se recomienda una dieta equilibrada, alta en fibra y baja en grasa. Generalmente restringida en lácteos y en alimentos a tolerancia.

-Identificar intolerancia de alimentos y restringir su consumo.

-Detectar y evitar alimentos si se es intolerante a:Lácteos (leche, queso, yogur, helado).

-Alimentos que producen flatulencia (gases) como brócoli, coliflor, colecitas de Bruselas, legumbres como frijol, habas, lentejas, garbanzos, guisantes o chícharos, cebolla, entre otros.

-Alimentos con alto contenido en fructosa.

-Comida dietética con sorbitol.

-Trigo.

-Se recomienda comidas regulares y frecuentes. Bajas en grasas.

-Incrementar gradualmente el consumo de fibra dietética de 15 a 25 g al día.

-Limitar cafeína y bebidas alcohólicas.

-Realizar ejercicio en forma regular y practicar técnicas de reducción de estrés.

-Beber  diariamente 8 ó más vasos de agua.

-Evitar comida muy condimentada.

Es importante acudas a tu proveedor de salud para un diagnóstico y tratamiento adecuado.

Comparte tu opinión