Un tratamiento para la acidez sin efectos secundarios ¿es posible?

Un tratamiento para la acidez sin efectos secundarios ¿es posible?
| Foto: GETTY IMAGES

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) ocurre cuando el contenido del estómago regresa al esófago causando agruras y lastimando el esófago al mismo tiempo.  Actualmente se puede tratar con medicamentos o cirugía, pero ninguno es 100% efectivo. 

Desde la introducción de medicamentos como el omeprazol muchos pacientes se han beneficiado con un tratamiento médico sencillo que disminuye los síntomas de manera efectiva. Sin embargo, con el tiempo se descubrió que estos medicamentos podrían relacionarse con algunas infecciones graves si se usan de manera crónica.

Cirugía antirreflujo ¿es segura?

Con el desarrollo de la cirugía de mínima invasión, la cirugía antirreflujo presentó un nuevo auge, demostrando ser igual de efectiva que los medicamentos en el manejo de los síntomas. Pero también se ha relacionado con efectos secundarios, como la incapacidad para eructar y vomitar y, en ocasiones, dificultad para tragar. 

Por esta razón investigadores de todo el mundo trabajan por desarrollar un tratamiento efectivo, con la menor cantidad de efectos secundarios posibles y que permita a los pacientes realizar sus actividades diarias sin molestias.

La esperanza de la neuroestimulación

Una de las técnicas más innovadoras para el manejo de la ERGE es la neuroestimulación. Consiste en colocar dos electrodos en el esófago inferior (mediante cirugía mínimamente invasiva) conectados a un neuroestimulador que se implanta en el abdomen debajo de la piel. El neuroestimulador envía señales eléctricas, que el paciente no siente, y que promueven que la válvula localizada entre el esófago y el estómago funcione de manera normal, disminuyendo los episodios de reflujo. 

Este procedimiento difiere de la cirugía tradicional porque no altera la anatomía normal, por lo que los pacientes no presentan dificultad para eructar ni tragar. Además, la mayoría de los pacientes deja de necesitar medicamentos, y los que aún los requieren los utilizan con menos frecuencia. 

La batería del dispositivo dura 7 años y una vez colocado su médico puede programarlo de acuerdo con sus necesidades en el consultorio de forma inalámbrica. Este dispositivo promete un adecuado control de los síntomas sin necesidad de procedimientos que alteran la anatomía y sin medicamentos con efectos secundarios indeseables. 

* El Dr. Alejandro Villar Tapia es médico cirujano formado en el Tecnológico de Monterrey y la Universidad Autónoma de México. Cuenta con certifiaciones del American College of Surgeons y de la American Burn Association.  Es uno de los especialistas que responden preguntas de los usuarios en HolaDoctor Consultas, sin costo

Más sobre las agruras o acidez:

Comparte tu opinión