SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

La epidural no prolonga la segunda fase del parto

La anestesia epidural  no prolonga la segunda fase del parto, por lo que los obstetras podrían optar por mantener su uso durante toda la intervención para reducir los dolores del alumbramiento, reportaron XiaoFeng Shen, de la Universidad Médica de Nanjing en China, y sus colegas en la revista científica Obstetricia y Ginecología.

La anestesia epidural es una forma de control del dolor para las mujeres durante el trabajo de parto, pero generalmente los médicos prefieren reducir o interrumpir la dosis durante la última fase por creer que prolonga el procedimiento.

"Encontramos que el intercambio del anestésico epidural con un placebo salino, no farmacológico, no hacía ninguna diferencia en la duración de la segunda etapa del parto", dijo Philip Hess, investigador principal del estudio del Centro Médico Beth Israel Deaconess de Boston.

Los investigadores realizaron un ensayo doble y controlado de mujeres con embarazos a término único, que solicitaron anestesia epidural. Hubo 560 pacientes examinadas y,  en total, 400 completaron el ensayo. Todas recibieron analgesia epidural para la primera etapa del parto, pero sólo a la mitad se les inyectó durante la segunda, mientras que el resto recibió el placebo.

El estudio señaló que la duración de la segunda fase del parto fue similar entre ambos grupos, siendo de 52 minutos entre las mujeres que recibieron la epidural, y de 51 entre aquellas a las que se les suministró el placebo salino, lo que supone una diferencia del 3,3%.

Dolor

Las puntuaciones de dolor disminuyeron en el grupo epidural hasta la marca de 90 minutos y aumentaron en el grupo salino , dijeron los autores, aunque no hubo diferencias significativas en las puntuaciones de la escala analógica visual entre los dos grupos.

El grupo del doctor Shen argumentó que el efecto potencial sobre la analgesia epidural durante la segunda etapa del parto "sigue siendo controvertido", basado en estudios observacionales previos que encontraron que la segunda etapa del parto fue más larga, con tasas más altas de parto vaginal asistido cuando se les administró analgesia epidural .

No obstante, concluyeron que la suspensión de la segunda dosis epidural no afecta a la duración ni a ningún otro resultado "con la excepción de que posiblemente resulte en una menor satisfacción materna".

Los autores señalaron algunas limitaciones del estudio, ya que se realizó en un solo centro, por lo que el manejo de la analgesia puede diferir de otras instituciones. Además, los datos fueron de mujeres de la misma etnia, por lo que pueden existir diferencias regionales, culturales o étnicas.

¿Cómo funciona la epidural?

La anestesia epidural se administra a través de un catéter, un tubo muy delgado, flexible y hueco, que se inserta en el espacio epidural, que está justo afuera de la membrana que rodea la espina dorsal y el fluido espinal. La epidural es uno de los métodos más usado en Estados Unidos para aliviar el dolor durante el parto.

La epidural proporciona alivio constante en la parte inferior del cuerpo y a la vez permite mantener la conciencia por completo durante todo el trabajo de parto.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Embarazo y parto a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad