SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Compitió en una carrera de 800 metros embarazada de 5 meses

La atleta norteamericana Alysia Montaño, de 31 años, corrió embarazada de cinco meses la serie de los 800 metros, en los Trials de Estados Unidos.

El sofocante calor de Sacramento, con una temperatura cercana a los 43 grados, no quitó a Montaño la idea de correr la prueba. Terminó con un tiempo de 2.21:40.

Montaño ya había corrido embarazada en los campeonatos estadounidenses de 2014, entonces estaba de ocho meses.

En las dos oportunidades finalizó última pero ella le restó importancia al resultado y dijo: ""Creo que hay algo acerca de salir a cualquier lugar, no realmente esperando ganar, sino simplemente hacerlo y ver lo que sale".

"Yo represento a las mujeres. Yo represento a las mujeres negras. Yo represento a mujeres embarazadas. Creo que es mi responsabilidad asegurarme de que soy una voz y defensora de todos ellos", agregó.

Informe del COI

Con un número cada vez mayor de atletas femeninas de élite que compiten entrados en sus treinta años, el Comité Olímpico Internacional (COI) convocó a un grupo de expertos y les pidió revisar la literatura sobre actividad física y ejercicio durante el embarazo y después del parto.

El informe fue publicado por la Revista Británica Deporte y Medicina y, en líneas generales, concluyó la actividad deportiva de las atletas de elite "no parece dañar ni a la madre ni al feto".

No obstante, los mismos expertos también alertaron de ciertos riesgos potenciales ante situaciones propias del alto rendimiento durante el período de gestación, como los esfuerzos máximos (tareas con elevadas cargas y escasa recuperación), la abundancia de tareas de impacto, y, especialmente, la excesiva temperatura corporal materna generada por el ejercicio de alta intensidad.

Embarazo y deporte

Durante el embarazo, salvo excepciones y contraindicaciones médicas, la mujer mantiene sus capacidades para realizar actividades físicas supervisadas, no sólo ligeras o moderadas sino incluso de intensidad media-alta, y no exclusivamente en etapas tempranas del periodo de gestación sino hasta alcanzar el término del mismo, concluye la investigación de la Universidad de Gotemburgo (Suecia) del año 2014.

Los expertos reseñan que este potencial de la mujer embarazada se da en aquellas personas que, previamente a quedar en cinta, ya practicaban con regularidad ejercicios o entrenamientos vigorosos. La gestación no es el momento más idóneo para empezar a practicar deporte sin supervisión, y más de alto rendimiento, si anteriormente se vivía una vida completamente sedentaria y no se realizaba actividad física alguna.

 Beneficios

Para mujeres habituadas al ejercicio físico pueden encontrar numerosos aspectos positivos para su salud y la del feto en mantener estas actividades durante el embarazo. Quienes realizan ejercicio moderado de forma regular (tres veces o más por semana) pueden conseguir beneficios como:

  • Mejorar el tono muscular y sufrir menos calambres
  • Mejorar el estado de la columna y reducir dolores en esta zona
  • Mejorar la circulación
  • Mejorar la autoestima y la sensación de bienestar
  • Controlar la ansiedad
  • Reducir la fatiga
  • Regular el sistema digestivo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Embarazo y parto a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad