SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Comer afuera puede aumentar la exposición a químicos dañinos

Comer en restaurantes, cafeterías o establecimientos de comida rápida puede aumentar en nuestro organismo los niveles de químicos potencialmente dañinos para la salud llamados ftalatos, según un estudio publicado en la revista científica Environment International.

Los ftalatos, compuestos químicos empleados como plastificadores, se utilizan con frecuencia en el envasado o procesamiento de alimentos, así como en otros productos, como adhesivos, jabones y champús, y están relacionados con diversos problemas de salud.

El reciente estudio es el primero en comparar la exposición a ftalatos en personas que informaron comer fuera de casa en relación con aquellas que tenían más probabilidades de disfrutar de comidas caseras. Las personas que informaron haber consumido más alimentos en restaurantes, establecimientos de comida rápida o cafeterías tenían niveles de ftalato casi 35 por ciento más altos que las personas que informaron haber consumido alimentos comprados en su mayoría en la tienda de comestibles.

"Este estudio sugiere que los alimentos preparados en casa tienen menos probabilidades de contener altos niveles de ftalatos, productos químicos relacionados con problemas de fertilidad, complicaciones durante el embarazo y otros problemas de salud. Nuestros hallazgos sugieren que salir a cenar puede ser una importante fuente de exposición a los ftalatos, antes desconocida para la población de los EE. UU.", destacó en un comunicado  Ami Zota, una de las autoras de la investigación y profesora  asistente de salud ambiental y laboral en la Escuela de Salud Pública del Instituto Milken en la Universidad George Washington.

La asociación fue especialmente notoria entre los adolescentes, encontraron los investigadores. Los adolescentes que comían con frecuencia en las tiendas de comida rápida tenían niveles 55% más altos de sustancias químicas que los jóvenes que comían en sus casas.

 

Efectos tóxicos

Los científicos analizaron datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de EE.UU. (NHANES) recopilada entre 2005 y 2014. A los 10,253 participantes en el estudio se les pidió que recordaran qué comieron y de dónde provenían sus alimentos en las últimas 24 horas. Luego, se examinó el vínculo entre lo que las personas comían y los niveles de productos de degradación de ftalatos encontrados en la muestra de orina de cada participante.

La asociación entre la exposición al ftalato y salir a cenar fue significativa en todos los grupos de edad, pero especialmente fuerte para los jóvenes, dijeron los investigadores.

"Las mujeres embarazadas, los niños y los adolescentes son más vulnerables a los efectos tóxicos de los productos químicos que alteran las hormonas, por lo que es importante encontrar formas de limitar su exposición. Los estudios futuros deberían investigar  intervenciones más efectivas para eliminar los ftalatos del suministro de alimentos”,  dijo la autora principal, doctora Julia Varshavsky, de la Universidad de California en Berkeley.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad