SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR Y RETIRAR
Cerrar

¿Puedo comer helado, si tengo diabetes?

En época de calor, nada como un helado refrescante. Pero cuando existe una condición como la diabetes, hay varios factores a considerar antes de decidir o no ceder a la tentación de comer una barquilla o una copa de cremoso chocolate. ¿Son inocuos o estás arriesgando tu salud si los ingieres? Tal vez, todo se resume en ‘equilibrar’.

Hay voces acreditadas que se inclinan por no excluir los helados de la dieta del paciente con diabetes. Una de ellas es la doctora Joan Thompson, quien dirigió “¡Viva La Vida! Controle su diabetes”, un proyecto de la Clínica de la Raza, California, que busca informar sobre alimentación saludable a la comunidad hispana en Estados Unidos con diabetes y que contó con el apoyo financiero de la American Association of Diabetes.

El plan elaborado por Thompson indica que se debe llevar una alimentación que incluya carbohidratos en cada comida pero, si el nivel de azúcar está alto, deben ser menos porciones. Entre los carbohidratos, permiten dulces y postres, de hecho, recomiendan incluir una porción de media taza de helado, equivalente a cuatro onzas (unos l5 gramos de carbohidratos)

Además, sugieren que si la persona con diabetes se siente enferma, no debe eliminar los carbohidratos, siempre y cuando sigan usando sus medicamentos y controlando sus niveles de azúcar. Dicen que si hay vómitos o náuseas y el paciente no puede comer bien, debe beber líquidos o comer cada hora una porción de alimentos ricos en carbohidratos, como media taza de helado.

Más azúcar, más antojos

Rajsree Nambudripad, especialista en salud integral, explicó en una entrevista para la publicación especializada en diabetes dLife que la mayoría de los helados contienen mucha azúcar y deberían ser una rareza en la alimentación de las personas con la enfermedad. Independientemente de si se trata de diabetes tipo 1 o tipo 2, comer alimentos dulces (incluso con edulcorantes) desencadena una respuesta cerebral que puede conducir a más antojos de azúcar.

"Primero, no detienen el ciclo de antojos de azúcar que uno experimenta", dice. "El cerebro todavía lo registra como algo dulce, por lo que aunque no afectan el azúcar en la sangre, pueden provocar ansias de azúcar". En segundo lugar, afirma que los helados pueden tener efectos secundarios como gases e hinchazón, y pueden alterar el equilibrio de bacterias buenas en tus intestinos

El azúcar es la principal causa de un pico de insulina en un paciente con diabetes, por lo que debe buscar opciones que la contengan en bajas cantidades. Y si la persona requiere insulina para controlar su nivel de azúcar en la sangre, es mejor que evite los helados.

Nambudripad afirma que los edulcorantes artificiales permiten disfrutar de algo significativamente dulce, sin tener ningún impacto en el azúcar de la sangre. Esta opción puede estar bien, más aún si se usa stevia, un edulcorante natural sin calorías que se considera relativamente seguro.

"Lo mejor es limitarse a una pequeña porción", dice la especialista. Cuanto más consumas, más lo deseará tu cuerpo, por eso una pequeña bola será perfecta. "Puedes aumentar el volumen de tu helado con coberturas de nueces tostadas, hojuelas de coco sin azúcar o algunas bayas frescas", de esta forma estarás satisfecho con una porción aún más pequeña de helado.

Si te vas a comer el helado...

  • Mira las etiquetas. ¿Hay muchos nombres de químicos que te cuesta pronunciar? Ese producto podría afectar tu metabolismo y afectar tu salud en general, más allá de la diabetes.
  • No descartes las grasas. El helado las puede tener en grandes cantidades, pero el problema principal es el azúcar y los carbohidratos. La grasa reduce el índice glicémico del helado y hace que sea menos probable que suba el azúcar en la sangre rápidamente.
  • Come sano. Si planeas consumir una dosis de helado, primero tienes que hacer una comida con muchos vegetales, grasas saludables y proteínas. Evita el alcohol, el arroz, la pasta y el pan en esa comida.
  • Combina tu helado con grasas y proteínas buenas. Ingredientes crujientes como las nueces o las hojuelas de coco son una excelente manera de reducir el índice glicémico del postre.
  • Da un paseo. Una caminata después de comer el helado ayudará a tu cuerpo a utilizar inmediatamente el azúcar consumido.

¿Tienes más preguntas sobre este tema? Consulta con nuestros especialistas, sin costo, en HolaDoctor Consultas.

Más para leer sobre diabetes:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Diabetes a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad