Lentes de contacto inteligentes pueden controlar la glucosa

Lentes de contacto inteligentes pueden controlar la glucosa
El dispositivo se colocaría en un ojo y no se usaría para corregir la visión, como las lentes de contacto tradicionales | Foto: ISTOCK

Investigadores del Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología de Ulsan (UNIST), en Corea del Sur, desarrollaron un monitor de glucosa integrado a una lente de contacto blanda que mide los niveles de glucosa en lágrimas y transmite esa información de forma inalámbrica a un dispositivo portátil.

"Fundamentalmente, no requiere de las costosas herramientas o los componentes frágiles actualmente utilizados en muchas lentes "inteligentes", que pueden bloquear el campo de visión del usuario e incluso dañar el ojo. Los píxeles de la pantalla en la lente eliminan la necesidad de equipos de medición adicionales", explicó Jihun Park, líder del proyecto.

El dispositivo ha sido probado hasta ahora solo en conejos vivos, sin signos de incomodidad. Pero los investigadores predicen que esta lente de contacto sensible a la glucosa puede estar disponible comercialmente para las personas en menos de cinco años. El dispositivo se colocaría en un ojo y no se usaría para corregir la visión, como las lentes de contacto tradicionales.

El componente de la pantalla inalámbrica de este sistema, que contiene una antena, rectificador y píxel LED, puede responder a los niveles de glucosa cambiantes con la ayuda de un sensor de grafeno. Al mismo tiempo, puede mostrar la información a través del píxel del LED.

¿Por qué es importante medir la glucosa?

En los Estados Unidos, según según cifras de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), 29.1 millones de personas (9.3% de la población) tiene diabetes.

Medir los niveles de glucosa diariamente es vital importancia para quienes padecen esta enfermedad, así se pueden detectar tanto episodios de hiperglucemia como de hipoglucemia que es cuando el azúcar en sangre está debajo del nivel normal y el cuerpo demanda la ingestión urgente de azúcar. Con este control, se puede evaluar también el efecto de las diferentes comidas y el ejercicio en el nivel de la glucosa en sangre.

Actualmente, para medir la glucosa es necesario pincharse un dedo con una aguja especial llamada lanceta, para extraer una gota de sangre. Con algunos medidores, también se puede utilizar el antebrazo, el muslo o una parte carnosa de la mano. Existen dispositivos equipados con lancetas cargadas con resortes para que la extracción de sangre resulte menos dolorosa.

Otras pruebas

El dispositivo de los científicos surcoreanos se suma a otros ensayos para avanzar en la medición de la glucosa. El año pasado investigadores de Universidad de Oregón, en EE.UU., también experimentaron con unas lentes de contacto sensibles, utilizando la misma tecnología que proporciona a los teléfonos inteligentes su pantalla interactiva. Estas lentes estaban provistas de un sensor con la capacidad de transmitir información vital de salud a los teléfonos inteligentes. Los datos, al ser interpretados en el dispositivo móvil, permitirán saber exactamente los niveles de azúcar en sangre al momento. 

Por otra parte, desde el MIT y de la Escuela Médica de Harvard se presentó una propuesta de tatuajes inteligentes creados con biosensores líquidos en lugar de la tinta tradicional que cambia de color en consonancia con determinados parámetros del organismo (niveles de glucosa, sodio o pH).

Las investigaciones realizadas con el primer prototipo del "tatuaje inteligente" indican que se podría eliminar la necesidad de múltiples  pinchazos diarios para controlar los niveles de azúcar. Así, un paciente diabético con un tatuaje biosensor informaría sobre sus niveles de glucosa cambiando entre azul y marrón. 

Las pruebas preliminares se han hecho con muestras de tejidos de piel de cerdo, muy parecida a la humana. 

Los investigadores insisten en la idea de usar el cuerpo humano como una pantalla interactiva, mediante la cual se pueda controlar una gran variedad de parámetros relacionados con la salud.

Comparte tu opinión