SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

La contaminación ambiental puede causar diabetes

¿Hay alguna razón más para concientizar acerca de los peligros de la contaminación en el aire? Sí, ésta puede causar diabetes, incluso en ciudades donde el esmog no es tan visible. 

Así lo señaló un estudio llevado a cabo por la Universidad de Washington, Facultad de Medicina en la ciudad de Saint Louis, con la colaboración del Centro de Epidemiología del Departamento de Asuntos para Veteranos de EE.UU.

“La contaminación en el aire aumenta el riesgo de diabetes sustancialmente”, señala el reporte.

“Encontramos un mayor riesgo, incluso con bajos niveles de contaminación en el aire que la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. (EPA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) consideran seguros”, comentó Ziyad Al-Aly, profesor de medicina y autor principal del estudio.

Aunque la diabetes es generalmente asociada con un estilo de vida sedentaria, la obesidad y una dieta alta en azúcares; la investigación sugiere que la exposición a la contaminación en el aire puede afectar la producción de insulina en el cuerpo, incluso en personas libres del riesgo de contraer dicha enfermedad.

De hecho, el estudio estimó que más de 3 millones de casos nuevos de diabetes diagnosticados globalmente, en el 2016, fueron causados por algún tipo de exposición a la contaminación ambiental y las partículas que viajan en el aire. Esto significa que un 14% de casos nuevos en el mundo resultan a causa del dicho vínculo. De tal manera que, si la contaminación en el planeta es reducida, los casos nuevos de diabetes disminuirán también, sugieren los científicos.

La investigación tomó la información médica de más de 1.7 millones de veteranos participantes, todos sin algún historial de diabetes previo y de varias bases de datos que contenían entre cinco a ocho años de historial médico. 

En conclusión, se demostró que entre más altos son los niveles de esmog en una ciudad, más altos son los riesgos de ser diagnosticado con diabetes.

“Esto es importante porque la industria energética argumenta que las restricciones contra la producción de dióxido de carbono actuales son demasiado estrictas y deberían relajarse”, agregó el profesor Al-Aly. “La evidencia muestra que los niveles actuales aún no son lo suficientemente seguros y deben ser ajustados ".

Científicos ya sospechaban la existencia de un vínculo entre la diabetes y la contaminación ambiental –un problema que ya ha sido señalado como causante de otras enfermedades crónicas, como los ataques cardíacos–, pero el estudio por parte de la Universidad de Washington finalmente demostró la existencia de dicho vínculo con una estimación cuantitativa de alcance mundial.

Las partículas que lo causan

Para evaluar la calidad del aire y cómo ésta afecta la producción de insulina en el cuerpo, el equipo de investigación analizó las partículas conocidas como “materia particulada” (PM, por sus siglas en inglés), cuáles flotan en el aire a causa de la producción de combustibles y son inhaladas por millones de citadinos a diario.  

Se estima que el tamaño de las partículas es menor al de 10 micrómetros, un tamaño más pequeño que el grosor de un cabello humano, y están compuestas de una mezcla de sólidos y líquidos.

El tamaño de estas partículas es tan pequeño que muchas veces no logran ser expulsadas de los pulmones después de haber sido inhaladas.

Fuentes: AirNow.gov, Fundación Crana

Mas para leer sobre la diabetes

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Diabetes a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad