SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

El chocolate ayuda a prevenir la diabetes

Hay una forma muy placentera de prevenir la diabetes: comer chocolate

Esta oscura delicia contiene un compuesto llamado epicatequina, una sustancia antioxidante que puede mejorar la secreción de insulina en determinadas células. La insulina es la hormona que controla la glucosa o azúcar en la sangre, que alcanza niveles insalubres en la diabetes.

Cuando una persona tiene diabetes, su cuerpo no produce suficiente insulina o no procesa el azúcar en la sangre correctamente. La raíz del problema es el mal funcionamiento de las células beta, cuyo trabajo es producir insulina. En el nuevo estudio, investigadores de la Brigham Young University (BYU), en Utah, EE.UU. encontraron que las células beta funcionan mejor y se mantienen más fuertes si presentan un mayor número de monómeros de epicatequina, compuestos que se encuentran naturalmente en el cacao.

Para descubrir esto, los investigadores alimentaron con el compuesto del cacao a una serie de animales que estaban bajo una dieta alta en grasas. Y comprobaron que al hacerlo, el compuesto logró disminuir el nivel de obesidad y aumentó en ellos su capacidad para lidiar con los altos niveles de glucosa en la sangre.

El equipo de BYU, liderado por Jeffery Tessem, profesor asistente de nutrición, dietética y ciencias de la alimentación de la BYU y sus colegas, quisieron investigar cómo sucedía esto a nivel celular y descubrieron que los compuestos de cacao denominados monómeros de epicatequina eran los responsables de aumentar la capacidad de las células beta de segregar insulina

Sin embargo, hay una trampa, dijo Tessem, el líder del estudio, "Es probable que tengas que comer mucho cacao, y es probable que no quieras que tenga mucha azúcar: es el compuesto de cacao lo que buscas".

El secreto del cacao

Aunque ha habido una gran cantidad de investigación sobre compuestos similares durante la última década, nadie ha sido capaz de determinar cuáles son los más beneficiosos o cómo aportan beneficios, hasta ahora. Esta investigación muestra que los monómeros de epicatequina, un pequeño compuesto del cacao, es el más eficaz para controlar el azúcar en sangre.

"Los monómeros de epicatequina están haciendo que las mitocondrias en las células beta sean más fuertes, lo que produce más ATP (la fuente de energía de una célula), y esto da como resultado, más liberación de insulina" explicó Tessem.

"Estos resultados nos ayudarán a acercarnos a usar estos compuestos más efectivamente en alimentos o suplementos para mantener el control normal de la glucosa en sangre y potencialmente retrasar o prevenir el inicio de la diabetes tipo 2" dijo el coautor del estudio Dr. Andrew Neilson, de Virginia Tech.

En lugar de atiborrarse de barras de chocolate, los científicos creen que el punto de partida es buscar formas de extraer el compuesto de cacao, producirlo en cantidad y luego utilizarlo como un tratamiento potencial para la diabetes. 

Esta investigación fue financiada, en parte, por las donaciones de la Fundación de Investigación y Educación sobre la Diabetes y la Asociación Americana de Diabetes.
Los hallazgos fueron publicados en Journal of Nutritional Biochemistry.

Otras razones para comer chocolate

Dos hallazgos importantes y recientes se suman a los beneficios de comer chocolate: uno de ellos es del equipo de investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) de México, quienes hallaron que esta misma sustancia, la epicatequina, tiene propiedades anticancerígenas, según informaron el domingo 23 de julio de 2017 en el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, en México.

El segundo estudio, de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard en Boston (EE.UU.) y publicado en mayo de 2017 en Heart, descubrió que las personas que consumen entre 2 y 6 porciones semanales de chocolate, tienen un riesgo de hasta un 20% inferior de desarrollar fibrilación auricular, el tipo más común de arritmia cardíaca.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Diabetes a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad