Una prueba que detecta si haces trampa con tu diabetes

Una prueba que detecta si haces trampa con tu diabetes
La prueba de hemoglobina glicosilada es básica para un buen control de la diabetes tipo 2.

Las personas con diabetes mellitus tipo 2 deben llevar un adecuado control de su enfermedad, revisar sus niveles de glucosa en sangre (“azúcar”) y tener revisiones médicas para detectar a tiempo posibles complicaciones.

Estudios de laboratorio parte del control de la diabetes 

Durante las revisiones los médicos nos ayudamos con estudios de laboratorio que nos permiten evaluar qué tan efectivo es el tratamiento y si está teniendo el efecto deseado. 

La hemoglobina glicosilada es una de esas pruebas.

 ¿Por qué es tan importante la prueba de hemoglobina glicosilada?

La glucosa que se encuentra en la sangre se “une” a una proteína de los glóbulos rojos llamada hemoglobina la cual se encarga de transportar el oxígeno hacia los tejidos; al unirse, el funcionamiento de esta proteína se ve afectado.

La unión de la glucosa a la hemoglobina es directamente proporcional a la cantidad de glucosa que haya en la sangre, es decir entre más glucosa haya se unirá a una cantidad mayor de hemoglobina.

Por otro lado, la unión es irreversible, es decir la glucosa no puede liberarse de la hemoglobina y esta unión durará el tiempo que “viva” el glóbulo rojo que contenga la hemoglobina.

Como los glóbulos rojos usualmente tienen una vida de aproximadamente 120 días, entonces quiere decir que al medir la cantidad de hemoglobina unida a glucosa (es decir, la hemoglobina glicosilada) podemos determinar qué tan altos o bajos han estado los niveles de glucosa durante los últimos 3-4 meses; a mayor cantidad de hemoglobina glicosilada mayores han sido los niveles de glucosa.

Tu médico puede calcular el valor “promedio” de niveles de glucosa que la hemoglobina glicosilada refleja, por ejemplo, un valor de 7% de hemoglobina glicosilada refleja un valor promedio de 154 mg/dl de glucosa.

¿Cómo se interpretan resultados de hemoglobina glicosilada?

Si un día por la mañana te revisas los niveles de glucosa en ayuno y tienes un resultado de 90 mg/dl te preguntarás ¿cómo puedo tener un promedio de 154 mg/dl?

Eso se debe a que después de comer los niveles de glucosa suben, en este caso pueden subir hasta 218 mg/dl.

Si hacemos el promedio de los 218 mg/dl + los 90 mg/dl entonces nos da el resultado de 154 mg/dl que nos marca la hemoglobina glicosilada.

Es por esto por lo que esta prueba es “anti-trampa”; para que la prueba tenga un resultado satisfactorio debes de tomar tu medicamento, hacer ejercicio y seguir una dieta adecuada durante los tres meses previos a la prueba.

Si obtienes un resultado elevado es necesario que platiques con tu médico sobre qué áreas de oportunidad existen para mejorar el control de tu enfermedad.

No olvides que es indispensable acompañar el medicamento que te recomienden con cambios en tu estilo de vida: seguir una dieta adecuada y realizar actividad física.

Comparte tu opinión