¿Estás pasando por un duelo? Cómo superarlo

¿Estás pasando por un duelo? Cómo superarlo
En un proceso de duelo, la persona puede tener algunos síntomas que suelen aparecer en la depresión, como por ejemplo: estar triste, tener ideas de culpa, falta de apetito o insomnio, pero estos no son de la intensidad y cantidad como para significar un trastorno depresivo. | Foto: GETTY IMAGES

El duelo es el dolor o aflicción que se siente por la muerte de alguien. El término se origina del latín “dolus” que significa dolor. Las personas que viven la pérdida de un ser querido, experimentan una serie de ideas, pensamientos y sentimientos que en su conjunto se conocen como proceso del duelo. 

Quien más ha aportado en cómo entender este proceso ha sido la psiquiatra estadounidense Elizabeth Kubler-Ross, quien en la década de los años 60 describió 5 fases o etapas del duelo. 

Primera Fase de Negación

Describió la Dra. Kubler-Ross una fase de negación en donde como lo dice el término, la persona niega el suceso y se resiste a creer que ha ocurrido. 

 Fase de Ira

Otra fase, nombrada etapa de ira, en que la rabia es el sentimiento que predomina, y el momento en el que el individuo está molesto e indignado por la muerte de su ser querido, en esta suelen culpar a otros de lo sucedido. 

Fase de negociación

La etapa de negociación es aquella en el cual el doliente trata de revertir o modificar lo ocurrido, negociando con el destino o con dios, alguna penitencia o cambio en su comportamiento, con el fin de recuperar a la persona perdida. 

Fase depresiva

Una cuarta fase ocurre cuando la persona se sume en un estado de tristeza ante la pérdida sufrida, denominada fase depresiva.

Fase de aceptación

Por último la quinta fase denominada aceptación, en la cual la persona acepta la falta de la persona, aprende a convivir con su ausencia y retoma la vida, incluso con la capacidad de poder experimentar interés, placer y alegría.

Como pueden haber escuchado, nunca se olvida al ser amado que se perdió, pero la vida continúa con sus distintos eventos y sucesos, por lo que la persona reconstruye su vida, acompañada de los recuerdos y la ausencia física de su ser querido.  

En ocasiones hay "recaídas" del duelo y es necesario contar con recursos internos, por ejemplo algunas personas los necesitan  para afrontar el duelo en la temporada de fiestas.


Hay otras situaciones en la vida que también provocan este estado de duelo, entre ellas pérdida de una casa, de trabajo.

En un proceso de duelo, la persona puede tener algunos síntomas que suelen aparecer en la depresión, como por ejemplo: estar triste, tener ideas de culpa, falta de apetito o insomnio, pero estos no son de la intensidad y cantidad como para significar un trastorno depresivo. 

En algunas ocasiones esto puede empeorar hasta transformarse en un episodio depresivo. Distintos factores pueden explicar que el duelo progrese a una depresión, por ejemplo: edad, circunstancia de la muerte, tipo e intensidad del vínculo, características y rasgos de la personalidad, antecedentes de problemas o trastornos mentales. 

De ser este el caso debe solicitar una consulta con un especialista en salud mental.

Comparte tu opinión