En México mueren 80 mil al año por trombosis

En México mueren 80 mil al año por trombosis
| Foto: SHUTTERSTOCK

La trombosis es la formación de un trombo en un vaso sanguíneo, bloqueando una vena (trombosis venosa) o una arteria (trombosis arterial), obstruyendo el torrente sanguíneo y ocasionando daños en órganos vitales, ya que el tejido afectado por la obstrucción del vaso deja de recibir nutrientes y oxígeno, explicó el Dr. Benjamín Valente Acosta, médico residente de Medicina Interna del Hospital ABC.

En el marco del Día Mundial de la Trombosis que se conmemora el 13 de octubre, el especialista resaltó que la trombosis venosa profunda tiene factores de riesgo temporales como cirugías, embarazo y viajes de larga duración. Factores adquiridos como cáncer, lupus, enfermadad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), obesidad y tratamientos hormonales, y existen causas primarias de la trombosis (trombofilia primaria), debido a trastornos genéticos, como deficiencia de proteina C y S.

Valente Acosta señaló que algunos de los síntomas que indican la presencia de un coágulo o trombo son: dolores espontáneos o después de hacer ejercicio, sensación de tensión y calambres, dolor en la pantorrilla, sensación de calor, enrojecimiento, piel sensible y resaltamiento de venas.

Para diagnosticar o descartar una trombosis es necesario realizar un ultrasonido doppler, el cual indicará si se está ante la enfermedad. Si el estudio muestra que existe un trombo en alguna vena o arteria el principal objetivo es evitar que siga creciendo, que se formen otros y/o disolverlo para restablecer el flujo sanguíneo y prevenir complicaciones, por lo que se utilizan antiagregantes plaquetarios, anticoagulantes y/o fibrinolíticos; también se pueden llevar a cabo otro tipo de tratamientos quirúrgicos como el bypass, comentó el especialista.

¿Cuáles son los signos de trombosis venosa profunda? Hinchazón, dolor, aumento de temperatura, enrojecimiento de la pierna.

¿Cuáles son los síntomas de trombosis en los pulmones? Dificultad para respirar, sensación de falta de aire al hacer un esfuerzo pequeño, dolor punzante en el tórax cuando respiras, tos con/sin expectoración con sangre, taquicardia.

Para prevenir la aparición o reaparición de trombos son de gran ayuda medidas como dejar de fumar, mantener un peso adecuado, hacer ejercicio regularmente y procurar mover sus piernas constantemente, sobre todo al permanecer acostado o sentado por periodos prolongados.

Más para leer:

Comparte tu opinión