SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Seguro médico: cómo saber si calificas para la ayuda financiera

Por -

Pese a las amenazas del presidente Donald Trump de quitar los subsidios a los gastos de bolsillo (Cost Sharing Reduction o CSR, en inglés) la ayuda financiera del gobierno para aquellos que compran seguro de salud en el mercado federal sigue en pie. Aquí te explicamos de qué se trata esta ayuda financiera, subsidio o crédito impositivo -como algunos también lo llaman- y cómo saber si calificas para recibirlo.

Lo que más preocupa a la gente a la hora de comprar un seguro, es obviamente el precio.

El precio que te toque pagar, varía de persona en persona y de estado en estado. También es importante saber que a la hora de inscribirte en el mercado de seguros podrás darle una mirada a los precios. Y una vez que te inscribas, sabrás qué es lo más conveniente para tí y el sistema te informará los beneficios (ayuda financiera) para los que calificas. 

Los planes están agrupados en categorías de metal: Bronce son los más baratos en el  mercado, los Plata son los más populares y con un costo un poco mayor, los Oro son más caros y los Platino los planes más caros de todos pero con los mejores beneficios.

Las variables que los afectan van desde la cantidad de compañías aseguradoras compitiendo en el mercado de un estado, la cantidad de hospitales y médicos, la cantidad de población, entre otros factores. Pero también hay variables particulares de cada individuo. 

Así, por ejemplo, si en un grupo familiar hay un fumador, es muy probable que el plan te cueste hasta un 50% más caro que lo que le costaría a una familia similar pero sin fumadores.

El gobierno, a través de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, ofrece ayuda económica en forma de subsidios para que las familias e individuos puedan pagar parte del costo de las cuotas mensuales o puedan aplicar ese dinero como pago de los gastos de bolsillo.

Pero no todos están en condiciones de recibir esta ayuda. 

Quiénes califican para recibir un subsidio

Solamente las familias que tengan un ingreso de hasta 400% del nivel de pobreza (FPL) podrán recibir este subsidio, que varía además según la cantidad de personas en el grupo familiar. 

Aquellas personas que reciban un seguro a través de un empleador, podrán comprar a través del mercado de seguros una póliza diferente a la ofrecida en su trabajo, pero no calificarán para recibir un subsidio del gobierno.

Ahora, si el empleador ofrece una póliza de seguro médico cuyo costo anual es mayor de 9.6% de los ingresos del empleado, el empleado sí calificaría para recibir ayuda financiera a través del mercado de seguros.

También, las familias o individuos que ganen menos de un cierto monto, calificarán para recibir cobertura médica gratuita o a bajo costo a través de Medicaid, o de CHIP en el caso de los niños.

Tres formas de ahorrar

El gobierno ha contemplado tres formas que permitirán a las personas ahorrar en el costo de los seguros médicos de la siguiente manera:

  1. Aplicando el subsidio o crédito tributario al pago de las primas,
  2. Calificando para ahorros en los gastos de bolsillo (deducible, copago y coseguro)
  3. Calificando para cobertura a bajo precio o completamente gratis a través de Medicaid o CHIP

Subsidio para el pago de primas

El subsidio para el pago de la cuota mensual de un seguro está relacionado con el ingreso familiar y con el número de integrantes del grupo familiar. Para determinar el monto del subsidio el gobierno ha establecido una tabla cuyos montos varían año a año según la inflación y las modificaciones que se hagan al índice de pobreza o FPL (Federal Poverty Level).

Para 2018, los valores que se tendrán en cuenta para otorgar los subsidios serán los siguientes:

  • de $12,060 a $48,240 para una persona
  • de $16,240 a $64,960 para una familia de 2
  • de $20,420 a $81,680 para una familia de 3
  • de $24,600 a $98,400 para una familia de 4
  • de $28,780 a $115,200 para una familia de 5
  • de $32,960 a $131,840 para una familia de 6
  • de $37,140 a $148,560 para una familia de 7
  • de $41,320 a $165,280 para una familia de 8

Si en alguno de estos casos tienes un ingreso menor de lo que se marca en la tabla, puede que te corresponda una cobertura de Medicaid o CHIP para el caso de los chicos, esto dependiendo si el estado en que vives expandió o no la cobertura de Medicaid. 

En algunos estados como Florida, Kansas y Texas -entre otros- no se expandió  la cobertura de Medicaid, es decir que se mantuvo hasta ciertos niveles de ingresos. Esta falta de expansión hace que muchas familias queden sin Medicaid y tampoco califiquen para recibir subsidios en el mercado de seguros. 

Quiénes califican para la ayuda para el pago de los gastos de bolsillo

Los ahorros en los gastos de bolsillo aplican solo si eliges un plan de la categoría Plata (Silver) en el mercado de seguros. Esto no quita que puedas elegir otros planes de una categoría diferente, pero perderás este beneficio.

El sitio del gobierno cuidadodesalud.gov aclara que para calificar para una ayuda para el pago de los gastos de bolsillo, debes primero haber calificado para el subsidio para pagar las primas.

Entonces:

  • Las familias con ingresos entre el 100% y 400% del nivel de pobreza federal, califican para ahorros en las primas (subsidio).
  • Las familias con ingresos entre 100% y 250% del nivel de pobreza, también califican para ahorros en los gastos de bolsillo, siempre y cuando compren un plan de la categoría Plata (Silver).

Para 2018, el limite más alto en los ingresos para recibir un subsidio para los gastos de bolsillo es de $30,150 para una sola persona y de $61,500 para una familia de cuatro.

Cómo se aplica el subsidio

El subsidio también es llamado crédito impositivo (tax credit) puesto que es el IRS el encargado de liquidarlo. 

Al momento de comprar un seguro de salud para tí o para todo el grupo familiar, tendrás la posibilidad de aplicar el subsidio que el gobierno te otorgue -si es que calificas- al pago de las primas en su totalidad. 

También podrás aplicar solamente una porción del subsidio y el resto se te devolverá (por eso es un crédito) al momento de hacer tus impuestos del año. Si eliges esta opción debes tener en cuenta que la cuota mensual será un poco más cara de lo que te costaría si aplicaras el subsidio en su totalidad al momento de contratar un plan.

En el caso de los ‘ahorros en los gastos de bolsillo’, los descuentos serán aplicados automáticamente. Esto significa que cuando te informen del valor de los gastos de bolsillo para el plan que elijas, el resultado incluirá los descuentos debido a la aplicación del ‘subsidio para gastos de bolsillo’.

Recuerda que esta inscripción termina el 15 de diciembre para la mayoría de los estados. En California se extiende hasta el 31 de enero.

Si ya tienes un seguro médico, no dejes que se renueve automáticamente. Revisa los costos y si el plan que te ofrecen para el 2018 es el mismo.

Si sigues confundido, busca ayuda. HolaDoctor tiene especialistas en seguro médico que pueden ayudarte.

Más para leer:

Si tienes dudas sobre los seguros de salud, puedes escribir a 'Pregunta al Experto'.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Seguros de Salud a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad