Gobernador de California promete salud para adultos indocumentados

Gobernador de California promete salud para adultos indocumentados

En los próximos años, California podría realizar cambios potentes a sus políticas de salud, convirtiéndose en un modelo para todo el país.

En su discurso inaugural el lunes 7 de enero, el nuevo gobernador demócrata Gavin Newsom anunció acciones para avanzar con sus promesas de campaña, desafiando abiertamente a la administración Trump.

Dijo que impulsará la ampliación del Medi-Cal, la versión estatal de Medicaid, para los adultos jóvenes indocumentados hasta los 26 años, siguiendo el modelo de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA), que ampara al resto de los jóvenes permitiendo que se mantengan bajo la cobertura de salud de sus padres hasta esa edad.

Este plan ha estado en la Legislatura estatal por un tiempo. Inicialmente no había prosperado porque el gobernador saliente, Jerry Brown, se había resistido al costo que generaría, un estimado de unos $140 millones el primer año.

Cuando, a tres días de asumir, Newsom dio a conocer su presupuesto, dijo que reservará fondos federales para avanzar con este proyecto que necesitaría, por supuesto, el apoyo de los legisladores.

Si se concreta, California sería el primer estado en abrir las puertas completas de Medicaid a adultos indocumentados. En 2016, expandió el Medi-Cal a todos los menores hasta los 19 años, sin importar su estatus migratorio. Esto permitió que unos 250,000 niños se sumaran al programa.

Los defensores de la inmigración y la atención médica estiman que más de 100,000 adultos jóvenes podrían inscribirse en Medi-Cal si la legislatura estatal aprueba la propuesta de Newsom.

Durante su discurso inaugural, Newsom también dijo que avanzará con un proyecto de sistema de salud de pagador único. 

Newsom busca reproducir a nivel estatal el programa de salud Healthy San Francisco, que lanzó en 2007 cuando era intendente de esa ciudad. Esta iniciativa de salud universal que garantiza atención primaria para todos los residentes de la ciudad fue la primera de su tipo en el país. La elegibilidad no se basa ni en el estatus migratorio o de su ciudadanía, o en el empleo. Cuando se cumplieron dos años de su implementación, el 94% de los consumidores se sentían satisfechos con esta iniciativa.

El plan de salud universal para toda California le costaría al estado unos $400 mil millones al año. El principal aliado de Newsom en este controversial tema es la California Nurse Association, el poderoso sindicato de enfermeras.

El estado ha enfrentado las políticas de Washington desde sus iniciativas de atención médica. El mercado de seguros de salud, conocido como Covered California, está abierto hasta el 15 de enero, mientras que el federal cerró hace un mes.

Los residentes de California tienen hasta las 11:59 pm de ese día para adquirir un plan de salud o cambiar el que ya tienen.

California se destaca por dos estrategias en los mercados de salud que lo diferencian de varios otros estados: es uno de los 10 que usa un modelo de "comprador activo", lo que significa que el mismo gobierno estatal negocia con las aseguradoras para garantizar un estándar de calidad y precios en la atención médica. Y es el único que requiere que, en un mismo nivel de metal (bronce, plata, oro y platino, los niveles de planes de salud del mercado), todas las aseguradoras ofrezcan los mismos beneficios.

Desde su lanzamiento, Covered California ha trabajado en un proceso que ha involucrado a aseguradoras, médicos, representantes de hospitales y defensores de los consumidores para establecer diseños de beneficios centrados en el paciente. 

Newsom ha prometido mantener, y desarrollar este mercado.

  • ¿Necesitas ayuda para comprar seguro médico? Llámanos al 866-295-1220 o deja tus datos aquí y nosotros te contactamos.

Comparte tu opinión