Melanoma: signos y síntomas que debes conocer

Melanoma: signos y síntomas que debes conocer
El cáncer de piel es un crecimiento anormal de las células de la piel y se desarrolla con mayor frecuencia en áreas expuestas a los rayos del sol | Foto: GETTY IMAGES

¿Sabes que Mayo es el mes de concientización sobre el cáncer de piel? Por ello, este es el momento adecuado para conocer o recordar cuáles son los signos o síntomas a los que debes prestar atención. Cuando se detecta temprano, el cáncer de piel es altamente tratable.

Cada año se diagnostica a más personas con cáncer de piel en Estados Unidos que todos los demás cánceres combinados. Uno de cada cinco estadounidenses desarrollará cáncer de piel a la edad de 70 años, según cifras de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).

Se estima que en 2018 se diagnosticarán 178,560 casos de melanoma. De ellos, 87,290 casos serán in situ (no invasivos), confinados a la epidermis (la capa superior de la piel) y 91.270 casos serán invasivos, penetrando en la epidermis.

Posibles signos y síntomas

El cáncer de piel es un crecimiento anormal de las células de la piel y se desarrolla con mayor frecuencia en áreas expuestas a los rayos del sol. Este tipo de cáncer afecta a personas de todas las razas y colores de piel, aunque aquellas con piel clara y quemaduras solares corren un mayor riesgo.

El melanoma es la forma más peligrosa de cáncer de piel. La señal de advertencia más importante es algún lunar nuevo en la piel o uno existente que haya cambiado de tamaño, forma o color. Otro signo importante es un lunar que se vea diferente a los otros, conocido como el signo de patito feo. Si presentas alguno de estos signos de advertencia, un médico deber chequear tu piel.

La regla ABCDE es otra guía para detectar los signos habituales de melanoma. Presta atención y cuéntale a tu médico acerca de los lunares que tienen alguna de las siguientes características:

A es de Asimetría: la mitad de un lunar o marca de nacimiento no concuerda con la otra mitad.

B es de Borde: los bordes son irregulares, desiguales, dentados o poco definidos.

C es de Color: el color no es el mismo en todas partes y puede incluir diferentes tonos de marrón o negro, o a veces con parches de rosa, rojo, blanco o azul.

D es de Diámetro: el lunar mide más de 6 milímetros de ancho (aproximadamente ¼ de pulgada, el tamaño de un borrador de lápiz), aunque a veces los melanomas pueden ser más pequeños.

E es de Evolución: el lunar está cambiando de tamaño, forma o color.

Algunos melanomas no se ajustan a estas reglas. Es importante que informes a tu médico sobre cualquier cambio o lunares nuevos en la piel o que se vean diferentes al resto.

Otras señales de advertencia son:

  • Una llaga que no cicatriza.
  • Propagación del pigmento del borde de una mancha hasta la piel circundante.
  • Enrojecimiento o una nueva inflamación más allá del borde.
  • Cambio en la sensación, por ejemplo, comezón, sensibilidad o dolor.
  • Cambio en la superficie de un lunar, descamación, exudación, sangrado, o la apariencia de una protuberancia o nódulo.

Más información sobre cáncer de piel

Comparte tu opinión