SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

El riesgo de autismo aumenta en niños de madres con diabetes

Los orígenes del trastornos del espectro autista siguen siendo un enigma. Mientras a su alrededor se han levantado mitos como que es consecuencia de las vacunas, los especialistas no terminan de encontrar de encontrar el porqué. Una nueva investigación ofrece otra mirada sobre esta condición, a partir de la influencia de la diabetes tipo 1.

El nuevo estudio encontró que el riesgo de presentar trastornos del espectro autista (TEA) aumentó en los niños con madres que tenían diabetes tipo 1 y tipo 2 preexistentes y diabetes gestacional diagnosticadas a las 26 semanas de gestación, en comparación con ninguna exposición a la diabetes materna. 

La gravedad de la diabetes, así como el momento del embarazo cuando se presentó, influyeron en la aparición de diagnósticos relacionados al autismo, como síndrome de Asperger y trastorno generalizado del desarrollo no especificado. Los resultados se publicaron en junio de 2018 en JAMA.

Estos hallazgos aportan nuevas evidencias sobre la sobre la influencia de la diabetes tipo 1 y el autismo, relación que no se había demostrado antes. Esta enfermedad se caracteriza por un alto nivel de azúcar en la sangre y la incapacidad de producir insulina pero, a diferencia de la tipo 2, el origen de la diabetes tipo 1 no se vincula a factores externos como como obesidad o estilo de vida (sedentarismo). 

La investigación también amplía los resultados de estudios previos sobre diabetes tipo 2 y gestacional y el TEA.

El trabajo fue desarrollado por especialistas de Kaiser Permanente Southern California y se hizo a partir de una muestra de 419,425 niños nacidos entre las 28 y 44 semanas de gestación, entre 1995 y 2012. Fue un estudio observacional, es decir, los autores no intervinieron ni podían controlar variables.

Los autores reconocen que es necesario evaluar los factores de riesgo del padre, así como otras exposiciones intrauterinas y postnatales para hacer un estudio más completo. Estas nuevas evidencias serán presentadas en la 78° sesión de la Asociación Americana de la Diabetes.

Más para leer sobre autismo:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad