Comer pescado puede mejorar la inteligencia y la calidad del sueño

Comer pescado puede mejorar la inteligencia y la calidad del sueño
Los investigadores recomiendan incorporar gradualmente el pescado en la dieta de los niños | Foto: ISTOCK

Los niños que comen pescado al menos una vez a la semana duermen mejor y tienen puntajes de coeficiente intelectual cuatro puntos más altos que aquellos que consumen pescado con menor frecuencia o no lo hacen en absoluto, según un estudio de la Universidad de Pensilvania publicado en la revista Scientific Reports.

Estudios previos señalaron una relación entre los omega-3, los ácidos grasos en muchos tipos de peces, y la inteligencia mejorada, así como también un mejor sueño. Pero nunca antes habían estado conectados.

La nueva investigación, dirigida por el doctor Jianghong Liu de las Facultades de Enfermería y Medicina de la Universidad de Pensilvania, apunta al sueño como una posible vía de mediación, el eslabón perdido entre peces e inteligencia.

"Esta área de investigación no está bien desarrollada. Está emergiendo. Aquí podemos ver cómo actúan los omega-3 provenientes de nuestros alimentos, en lugar de los suplementos", destacó el doctor Liu en un comunicado.

Inteligencia y calidad del sueño

Para el estudio, 541 niños chinos, de entre 9 y 11 años, respondieron cuestionarios sobre la frecuencia con la que comían pescado en un período de cuatro semanas. Las opciones abarcaban desde nunca hasta al menos una vez a la semana. Luego, los participantes realizaron la Escala de inteligencia Wechsler para niños, una prueba de cociente intelectual chino que mide las habilidades verbales y no verbales.

Para medir qué tan bien dormían los niños por la noche, los padres completaron cuestionarios que midieron la duración del sueño, así como las molestias nocturnas y la fatiga diurna. Finalmente, los investigadores controlaron la información demográfica, incluida la educación de los padres, la ocupación y el estado civil y la cantidad de niños en el hogar.

Los resultados mostraron que, en comparación con los niños que "rara vez" o "nunca" comieron pescado, los que consumieron pescado al menos una vez por semana obtuvieron un promedio de 4.8 puntos más en la prueba de cociente intelectual, mientras que los niños que "a veces" comieron pescado anotaron 3.3 puntos más.

Además, los niños que comieron pescado al menos una vez a la semana tuvieron menos trastornos del sueño que aquellos con menor ingesta de pescado, lo que según los investigadores es un indicador de "una mejor calidad general del sueño".

"La falta de sueño está asociada con el comportamiento antisocial; la mala cognición está asociada con el comportamiento antisocial. Hemos encontrado que los suplementos de omega-3 reducen el comportamiento antisocial, por lo que no es demasiado sorprendente que el pescado esté detrás de esto", dijo el coautor, el profesor Adrian Raine, de la Facultad de Artes y Ciencias de la Universidad de Pensilvania.

El estudio fue observacional, por lo que no se puede probar un vínculo causal. Sin embargo, el equipo espera realizar una investigación de seguimiento utilizando ensayos controlados y sujetos adultos. Estos últimos hallazgos se suman a la relativamente nueva área de investigación que explora el impacto de los alimentos en nuestro cuerpo.

 Recomendación

Los investigadores recomiendan incorporar gradualmente una variedad de pescado en la dieta; el consumo,  al menos una vez a la semana,  ubica a una familia en el grupo "alto" de consumo de pescado, tal como se define en el estudio.

"Si el pescado mejora el sueño, genial. Si también mejora el rendimiento cognitivo, como hemos visto aquí, es aún mejor. Es un doble golpe", dijo Raine.

Comparte tu opinión