Este contenido ha sido archivado y puede no estar actualizado

Aborta por comer melón contaminado

Aborta por comer melón contaminado

El brote de listeriosis por melones contaminados no parece que vaya a terminar pronto. Una embarazada de Iowa, de pocos meses, padeció un aborto involuntario, informó el Departamento de Salud Pública (IDPH, por sus siglas en inglés). La mujer se está recuperando y su identidad no se fue revelada hasta ahora por cuestiones de privacidad.

Este brote ya ha provocado 21 muertes y 109 infecciones, expandiéndose desde Colorado a 23 estados, a los cuales ahora se suma Iowa. "Estamos alertas porque los melones entraron a nuestro estado”, declaró la Dra. Patricia Quinlisk, Directora Médica del IDPH.

Este es el primer caso de aborto espontáneo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) reportan al menos otros dos casos de embarazadas infectadas por listeria, cuya salud está siendo monitoreada.

"Las embarazadas son mucho más susceptibles de padecer una infección severa causada por listeria. Las complicaciones pueden ser graves para ellas y para sus bebés", explica la Dra. Quinlisk.

La Administración de Alimentos y Drogas (FDA, por sus siglas en inglés), informa que en las embarazadas la bacteria puede atravesar la placenta provocando aborto espontáneo, si es contraída durante el primer trimestre; si el contagio ocurre después, puede producir parto prematuro o muerte fetal. Si el feto se infecta, puede sufrir retraso mental, parálisis, epilepsia o ceguera.

Los ancianos, niños y personas con un sistema inmune débil también son un grupo de alto riesgo, en quienes la listeria puede afectar diversos órganos produciendo síntomas como los de la meningitis, neumonía, afecciones de la piel o conjuntivitis.

Más información:

Comparte tu opinión