Adultos en EE.UU. beben demasiado alcohol

Los CDC definen como atracón de alcohol tomar cuatro o más bebidas en cortos periodos de tiempo, en el caso de las mujeres, y cinco o más, en el de los hombres. Más de 38 millones de adultos estadounidenses consumen alcohol en atracón unas 4 veces al mes, y en promedio, el máximo número de bebidas consumidas es de ocho.

Los datos estadísticos de la encuesta realizada a 166,753 adultos de más de 18 años de edad en 44 estados y el Distrito de Columbia refieren que sólo uno de cada seis adultos en el país, y uno de cada cuatro personas que toman hasta emborracharse aseguran que han hablado con su doctor sobre el consumo de alcohol. Entre los adultos que beben 10 o más veces al mes, dos de cada tres no han hablado con un profesional de salud sobre su hábito. En tanto que solamente el 17 % de las mujeres embarazadas ha hablado con un profesional de la salud acerca de su consumo de alcohol.

Adultos en EE.UU. beben demasiado alcohol
| Foto: SHUTTERSTOCK

El atracón de alcohol en adultos es más frecuente en la región central del país, en Nueva Inglaterra, el Distrito de Columbia, Alaska y Hawái. Sin embargo, en promedio, la cantidad de bebidas consumidas durante los atracones de alcohol es más alta en los estados centrales y los del sur de la región montañosa (Arizona, Nevada, Nuevo México y Utah), y en algunos estados, como Carolina del Sur, Luisiana y Misisipi, donde son menos frecuentes los atracones de alcohol.

El reporte destacó que beber alcohol en exceso, incluso en los atracones de alcohol, representó un gasto para los Estados Unidos de $223 mil quinientos millones, o $1.90 por bebida, debido a pérdidas de productividad, gastos de salud, delitos y otro tipo de gastos.

La agencia federal de EE.UU. resaltó que si los médicos y otros profesionales de la salud usarán la detección del consumo de alcohol y la consejería breve para ayudar a que las personas que beben demasiado tomen menos se podría reducir en un 25% la cantidad de alcohol que una persona bebe en una ocasión.

Los daños a la salud

Posiblemente, para la mayoría de los adultos el consumo moderado de alcohol no sea peligroso. Sin embargo, aproximadamente 18 millones de adultos en Estados Unidos son alcohólicos o tienen problemas con el alcohol de acuerdo con cifras del Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y Alcoholismo (NIAAA, por sus siglas en inglés).

El NIAAA advierte que el consumo excesivo de bebidas alcohólicas puede ocasionar serios daños a la salud, incluyendo un mayor riesgo de contraer enfermedades hepáticas, enfermedades del corazón, trastornos del sueño, depresión, derrame cerebral, sangrado del estómago, infecciones de transmisión sexual causadas por sexo sin protección, y varios tipos de cáncer. También pueden presentar problemas para controlar la diabetes, presión arterial alta y otras condiciones.

Beber demasiado incrementa las probabilidades de que se lastime o, incluso, muera. El alcohol es un factor causal, por ejemplo, en el 60% de las quemaduras fatales, ahogos y homicidios; el 50% de las lesiones traumáticas graves y las agresiones sexuales, y el 40% de las muertes ocasionadas por accidentes automovilísticos, suicidios y caídas mortales.

Beber durante el embarazo puede causar daño cerebral y otros graves problemas al bebé. Dado que aún no se conoce si existe una cierta cantidad de alcohol que pudiera ser segura para el bebé en desarrollo, las mujeres embarazadas o que puedan quedar embarazadas no deberían beber.

Más para leer:

Comparte tu opinión