Vacuna contra la polio, lo que necesitas saber

Vacuna contra la polio, lo que necesitas saber
| Foto: ISTOCK

Definición

El contenido se ha tomado en su totalidad de la Declaración de información de la vacuna (Vaccine Information Statement, VIS) de los CDC sobre la vacuna contra la polio: www.immunize.org/vis/spanish_polio_ipv.pdf

Información de revisión de los CDC para la VIS contra la polio:

  • Última revisión de la página: 5 de abril de 2019
  • Última actualización de la página: 30 de octubre de 2019
  • Fecha de emisión de VIS: 20 de julio del 2016

Información

¿Por qué vacunarse?

La vacuna contra la polio puede prevenir esta enfermedad.

La polio (o poliomielitis) es una enfermedad incapacitante y potencialmente mortal causada por el poliovirus, lo que puede infectar la médula ósea de una persona, llevando a parálisis.

La mayoría de la personas infectadas con el poliovirus no presentan síntomas y muchas se recuperan sin complicaciones. Algunas personas experimentarán dolor de garganta, fiebre, cansancio, náuseas, dolor de cabeza o dolor de estómago.

Un grupo más pequeño de personas desarrollarán síntomas más graves que afectan el cerebro y la médula ósea:

  • Parestesia (sensación de alfileres y agujas en las piernas).
  • Meningitis (infección del recubrimiento de la médula ósea y/o cerebro).
  • Parálisis (incapacidad para mover partes del cuerpo) o debilidad en los brazos, las piernas o ambos.

La parálisis es el síntoma más grave asociado con la polio debido a que puede llevar a discapacidad permanente y muerte.

Puede haber mejoras en la parálisis de las extremidades, pero en algunas personas se puede desarrollar dolor muscular nuevo y debilidad de 15 a 40 años más tarde. Esto se denomina síndrome postpolio.

La polio ha sido eliminada de los Estados Unidos, pero sigue ocurriendo en algunas partes del mundo. La mejor manera de protegerse y de mantener a los Estados Unidos libres de polio es conservar una alta inmunidad (protección) contra la polio por medio de la vacunación.

Vacuna contra la polio

Los niños usualmente deben recibir 4 dosis de la vacuna contra la polio, a los 2 meses, 4 meses, de 6 a 18 meses, y de 4 a 6 años de edad.

La mayoría de los adultos no necesitan la vacuna contra la polio porque ya fueron vacunados cuando eran niños. Algunos adultos están en mayor riesgo y deben considerar aplicarse la vacuna contra la polio, incluyendo:

  • Personas que viajan a ciertas partes del mundo.
  • Trabajadores de laboratorios que podrían manipular el poliovirus.
  • Trabajadores de la atención médica que atienden a pacientes que podrían tener polio.

La vacuna contra la polio se puede administrar como una vacuna independiente, o como parte de una vacuna combinada (un tipo de vacuna que combina más de una vacuna en una sola inyección).

La vacuna contra la polio se puede administrar al mismo tiempo que otras vacunas.

Converse con su proveedor de atención médica

Dígale al proveedor de la vacuna si la persona que la va a recibir ha tenido una reacción alérgica después de una dosis previa de la vacuna contra la polio, o tiene alguna alergia grave potencialmente mortal.

En algunos casos, su proveedor de atención médica puede decidir posponer la vacuna contra la polio para una consulta futura.

Las personas con enfermedades menores, como un resfriado, se pueden vacunar. Las personas que están modera o gravemente enfermas deberían esperar hasta recuperarse antes de recibir la vacuna contra la polio.

Su proveedor puede darle más información.

Riesgos de una reacción

Se puede presentar una llaga con enrojecimiento, inflamación o dolor en donde se administró la inyección después de la vacuna contra la polio.

Algunas veces, las personas se desmayan después de los procedimientos médicos, incluyendo la vacunación. Dígale a su proveedor si se siente mareado o tiene problemas de visión o zumbido en los oídos.

Al igual que con cualquier medicamento, existe una posibilidad muy remota de una reacción alérgica grave ocasionada por la vacuna, otras lesiones graves o la muerte.

¿Qué hago si hay un problema grave?

Una reacción alérgica puede ocurrir después de que una persona se va de la clínica. Si nota signos de una reacción alérgica grave (hurticaria, hinchazón de la cara y la garganta, dificultad para respirar, pulso rápido, mareo o debilidad), llame al 9-1-1 y lleve a la persona al hospital más cercano.

Para otros signos que le preocupen, llame al proveedor.

Las reacciones alérgicas deben ser reportadas al Sistema de Reporte de Eventos Adversos Derivados de las Vacunas (VAERS, por sus siglas en inglés). Su proveedor generalmente presentará el reporte o puede hacerlo usted mismo. Visite el sitio web de VAERS (vaers.hhs.gov) o llame al 1-800-822-7967. El VAERS es solamente para reportar reacciones y su personal no ofrece consejo médico.

El Programa Nacional de Compensación por Lesiones ocasionadas por Vacunas

El Programa Nacional de Compensación por Lesiones ocasionadas por Vacunas (VICP, por sus siglas en inglés) es un programa federal que fue creado para compensar a las personas que pueden haber sido dañadas por ciertas vacunas. Visite el sitio web del VICP (www.hrsa.gov/vaccine-compensation/index.html) o llame al 1-800-338-2382 para conocer acerca del programa y de la presentación de reclamos. Hay un tiempo límite para presentar un reclamo por compensación.

¿Dónde puedo obtener más información?

  • Pregúntele a su proveedor.
  • Llame al departamento de salud local o estatal.
  • Comuníquese con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) llamando al 1-800-232-4636 (1-800-CDC-INFO) o visite el sitio web de vacunas de los CDC.

Fuente del contenido: Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias

Comparte tu opinión