Un médico mexicano “revive” a los muertos

Muertos vivientes
Crédito:Facebook |

Muertos vivientes

Un especialista mexicano en medicina forense está causando sensación en todo el mundo, ya que gracias al descubrimiento de un novedoso método ha podido “volver a la vida” a los muertos, una técnica esencial para el reconocimiento de cadáveres y para que los parientes puedan ver por última vez al ser querido casi tal cual era al momento de morir.

Cuando un cuerpo es donado a la ciencia
Dando vida
Crédito:Facebook |

Dando vida

¿Ves al hombre de la foto? Es Alejandro Hernández Cárdenas, un médico forense que ha revolucionado esta ciencia al crear la rehidratación de cadáveres, una técnica con la que se permite recuperar las características originales de un cuerpo, incluso si éste se encuentra en condiciones deplorables e irreconocibles.

No pasa el tiempo

“Con esta fórmula podemos lograr que un cadáver que esté en una etapa inicial de deshidratación o momificación pierda su aspecto negro y rígido (que se forma), devolviendo un semblante más próximo al original o normal”, comenta el especialista de 55 años.

Experiencias cercanas a la muerte
¿En qué consiste?
Crédito:Facebook |

¿En qué consiste?

Al ingresar el cadáver en una enorme tina de plástico (como la de la foto) con agua tridestilada y otras soluciones químicas, poco a poco éste irá recuperando su tonalidad de piel así como su volumen corporal y otras características físicas esenciales.

El caso que revolucionó

Muestra de este trabajo se puede observar mediante un video que circula viralmente a través de la web en donde Hernández, junto a su equipo de trabajo, extraen de los refrigeradores del Servicio Médico Forense un cuerpo en estado de momificación. Su aspecto es esquelético y la tonalidad de la piel es completamente negra con hongos a su alrededor.

¿Qué pasa cuando morimos?

Momias vivientes

A continuación el cuerpo, que en apariencia parece de una persona de 90 años, es sumergido en la solución química donde es cambiado de posición cada 8 o 12 horas para conseguir una completa rehidratación. Al cabo de las primeras 72 horas, es cuando el cadáver “cobra vida”.

Surge lo insólito
Crédito:Facebook |

Surge lo insólito

Y es que, como si se tratara de un milagro, el cuerpo recupera la flexibilidad en las extremidades, así como su volumen original. Además, la cobertura de piel negra se desvanece dejando al descubierto la tonalidad que tenía la persona casi al momento de su deceso.

Historias al borde de la muerte

Cambios notables

La parte de la cara es la primera en recuperar casi por completo su apariencia normal y las señas particulares, como lunares o tatuajes también se hacen visibles. En dicho video, se observa el drástico cambio del cadáver que pasa de lucir en apariencia de 90 años, a alguien de 40 aproximadamente.

A juntar información
Crédito:Facebook |

A juntar información

A partir de ese momento, es cuando el trabajo forense cobra mayor sentido, pues el grupo de expertos comienza a tomar huellas dactilares, así como material fotográfico para después documentarlo y hacer un registro.

Experiencia cercana a la muerte

Se reabre el caso

Incluso, el cuerpo queda tan reconocible que puede volverse a replantear la posibilidad de hacer una nueva indagatoria sobre las causas del deceso, puesto que tanto las heridas, así como hematomas y otras lesiones aún son visibles.

Sirvió de ayuda

Según el caso que se documenta en el video, tres meses después que Hernández hizo este trabajo, el cadáver analizado, que bien pudo haber terminado en una fosa común, fue identificado, reclamado y velado por sus familiares, poniendo fin a una angustia que se había prolongado por mucho tiempo.

¿Morir de un susto?
¿De dónde surgió este interés?

¿De dónde surgió este interés?

“Cuando empecé a trabajar para el servicio medico forense, veía que habían muchos cuerpos que entraban momificados, que no podían ser identificados y que por ello iban a dar a una fosa común, eso me llamo la atención”, afirma el experto.

Hombre violó a 100 cadáveres

Su verdadero motor

Sin embargo, fue el fuerte clima de violencia que vive desde hace varios años la localidad en la que radica, Ciudad Juárez, Chihuahua, la que lo motivó a hacer algo al respecto. “Me tocó trabajar con muchos de los cuerpos de jóvenes mujeres víctimas de los feminicidios que en muchos casos era imposible identificar”, agregó.

Sangre por sangre

Y es que la situación por la que pasa Ciudad Juárez no es la mejor. Tan sólo entre 2007 y 2011 se registraron más de 9,000 muertes en la región, y en 2012 se estimó que habían dos asesinatos al día, según la oficina del fiscal general. En los años posteriores el panorama no ha cambiado.

Sale con hombre igual a su novio muerto
El común denominador

El común denominador

Dicho problema ha complicado en muchas ocasiones la identificación de los cadáveres, ya que a lo largo de la región existen fosas clandestinas y otros lugares donde son depositados los cuerpos por miembros del crimen organizado. Y cuando son descubiertos, muchos de ellos se encuentran irreconocibles.

Se niega a dar la fórmula

Y aunque, de acuerdo con el especialista mexicano, el proceso de la rehidratación es muy sencillo y se logra con productos químicos comunes, se niega a revelar la receta de la rehidratación. De hecho, actualmente se encuentra en el proceso de patentar este descubrimiento, que sin lugar a duda será un gran aporte al mundo de la ciencia.

¿Se puede hablar con los muertos?
Comparte tu opinión