Sostén, ¿cada cuánto hay que lavarlo?

La pregunta del millón
Crédito:Shuttertsock

La pregunta del millón

El sostén, corpiño, sujetador o brasier, es una de las prendas íntimas a la que más atención prestan las mujeres (y los hombres). La más costosa en muchos casos. Sin embargo no siempre es la más cuidada ni la más limpia. ¿Cada cuánto tiempo y por qué debe lavarse? La respuesta a continuación.

Con o sin sostén

Piel muerta por doquier

Día tras día el cuerpo humano desprende millones de células muertas de la piel, que se pueden mezclar con residuos de maquillaje, sudor, polvo y alojarse en el sostén y a su vez desarrollar varios problemas a la salud.

La moda de no usar ropa interior
Alergia
Crédito:Shutterstock

Alergia

Por ejemplo, si el sostén alberga sudor excesivo existe la posibilidad que se presente irritación y enrojecimiento en la piel debajo de los senos. El sarpullido puede aparecer mediante descamación de la piel, ampollas, comezón y manchas rojas.

Micosis

También pueden producirse infecciones por hongos de la piel. Ciertos materiales con los que están hechos los sostenes pueden albergar mayor humedad y dar pie a la micosis y a la cándida cutánea en el área de los pechos.

Remedios para los hongos
Acné
Crédito:SHutterstock

Acné

Las bacterias que suelen acumularse en el sostén junto con el sudor y la grasa de la piel puede generar la aparición de espinillas, granos y puntos negros. Otros malestares incluyen pezones irritados y molestias en las axilas.

Mejor lavarlo

Por eso se recomienda lavarlo con frecuencia, aunque sin abusar para no dañar la elasticidad de la prenda, que brinda el soporte adecuado a los senos, comenta Lexie Sachs, analista de producto en el laboratorio textil de GoodHouskeeping.com

A calzón y a sostén quitado

Entonces, ¿cuándo hacerlo?

La frecuencia depende en buena medida de cuánto sude la persona, y si tiene una rigurosa actividad física o un trabajo que la obliga a caminar o moverse mucho. Se recomienda hacerlo cada 3 a 10 días.

Cuestión de frecuencia
Crédito:Shuttertsock

Cuestión de frecuencia

Según Candence Etafo, encargada de la tienda Rigby & Peller de Nueva York, los sostenes deberían lavarse cada tres usos, los cuales no deberían ser seguidos. Y es que, al igual que Sachs, concuerda en que la prenda podría ir perdiendo su función de dar soporte.

Riesgosa moda de no usar ropa interior

Cómo lavarlos

Uno de los errores más comunes de las mujeres es que meten los sujetadores a la lavadora junto con la demás ropa. Debido al ritmo acelerado de vida, pareciera ser la opción más viable. Lo ideal sería que estas prendas se laven con un detergente especial para que las telas vuelvan a su estado original y no pierdan elasticidad para el soporte.

Qué hacer entonces
Crédito:Shuttertsock

Qué hacer entonces

Si no hay otra opción mas que lavar en máquina, mete el sostén bajo un ciclo de lavado a mano o de prendas delicadas. Para ello cierra las prendas y mételas en una bolsa de malla. Después de lavarlo, déjalo secar al aire libre. No es recomendable usar secadoras.

Huelga de sostenes
Para las noches
Crédito:Shuttertsock

Para las noches

Otra medida para que el brasier recupere su elasticidad y su forma es no usarlo para dormir. No está demostrado que dormir sin sostén favorece la caída de los senos

Contra la creencia popular

Un estudio de la Universidad de Franche-Comté, en Francia, reveló que médicamente y fisiológicamente el pecho no se beneficia de la privación de la gravedad que dan los sostenes. Por el contrario se halló que quienes no usaron sostén presentaron mejor desarrollo en el tejido muscular.

Usar sostén no causa cáncer
En conclusión
Crédito:Shuttertsock

En conclusión

Si vas a usar un sostén, verifica que dé libertad de movimiento al cuerpo y posibilidad de respiración. Si la prenda es muy ajustada, las glándulas mamarias podrían verse obstruidas e incapaces de liberar sustancias tóxicas que se generan en el organismo.

Comparte tu opinión