Soñar, una terapia nocturna

Foto: ISTOCK

¿Sabes que dormir profundo y soñar es clave para tu salud mental y física? La evidencia científica viene señalando hace tiempo que un sueño más corto está ligado a enfermedades peligrosas, como problemas cardíacos o accidentes cerebrovasculares. También, la falta de sueño puede conducir a un mayor riesgo de obesidad, Alzheimer o depresión.

Lo que debes hacer en el día para dormir

Etapas del sueño

Una investigación de la Universidad de Arizona, EE.UU., encontró que aproximadamente 1 de cada 3 adultos estadounidenses no duerme lo suficiente y se pierde el hecho de soñar, que ocurre durante el sueño REM o de "movimiento rápido de ojos", eso puede tener consecuencias especialmente dañinas para la salud.

15 hábitos que te roban el sueño

La importancia de soñar

Los sueños en la etapa REM parecen aliviar el dolor de los episodios difíciles, incluso traumáticos, experimentados durante el día. El sueño REM es el único momento en que nuestro cerebro está completamente desprovisto de la molécula noradrenalina desencadenante de la ansiedad, explica el profesor en psicología Matthew Walker, director del Centro para la Ciencia del Sueño Humano de la Universidad de California en Berkeley.

Clean sleeping, una tendencia saludable
Reactividad emocional
Foto: ISTOCK

Reactividad emocional

Soñar tiene el potencial de ayudar a las personas a reducir la intensidad de la reactividad emocional, probablemente porque el contenido emocional de los sueños se combina con una disminución de la noradrenalina cerebral, señala Walker. El apoyo a esta idea provino de un estudio realizado en veteranos con trastorno de estrés postraumático, que a menudo sufren pesadillas.

Los problemas más comunes del sueño

Reparar el dolor

La evidencia científica apunta hacia una función importante de los sueños: ayudarnos a reparar el dolor de nuestras experiencias emocionales dolorosas durante las horas que dormimos, para que podamos aprender de ellas y continuar luego con nuestras vidas.

Cafeína ¿adictiva y enemiga del sueño?

Memoria y creatividad

Diversos estudios han demostrado un aumento en la actividad de sueño REM en el cerebro entre aquellos que están aprendiendo un nuevo idioma, lo que sugiere la participación de esta fase de sueño en la formación de la memoria. También, durante los sueños, el cerebro puede bucear en vastas franjas de conocimiento adquirido y luego extraer reglas generales y comunes, que pueden ayudarnos a encontrar soluciones a problemas complejos.

Sueños dañados y depresión

También hay vínculos entre dormir sin soñar y la depresión. "Soñar regula la emoción negativa", explica el doctor Rubin Naiman, psicólogo especializado en sueños de la Universidad de Arizona. "Existe una fuerte correlación entre los sueños dañados y la depresión", destaca el especialista.

Dormir y soñar bien
Foto: ISTOCK

Dormir y soñar bien

¿Cómo podemos asegurarnos dormir lo suficiente? "Si bien podemos sentirnos tentados a usar pastillas para dormir, se ha demostrado que esto es perjudicial para los sueños", señala el profesor Matthew Walker. En lugar de tomar pastillas, puedes probar otras formas simples de mejorar tu sueño, como acostarte y levantarte a la misma hora cada día, esto ayudará a indicarle a tu cuerpo un tiempo regular para dormir.

Habitación sin luces

También, asegúrate de que tu habitación esté oscura y libre de fuentes de luz brillante, como pantallas de computadora o teléfonos celulares, en las últimas horas antes de acostarte. Incluso es puedes comenzar a atenuar las luces de la casa en las primeras horas de la noche, lo que ayudará a estimular la somnolencia.

Temperatura

Mantén la temperatura de la casa fresca por la noche, tal vez incluso un poco más fría de lo que crees que debería ser. La temperatura corporal necesita caer por la noche para dormir, y una temperatura ambiente más baja ayuda a tu cerebro para indicarle que es hora de dormir, señalan los especialistas.

No quedarse despierto en la cama

Si tienes problemas para conciliar el sueño no te quedes despierto en la cama. Eso entrena al cerebro que tu cama no es un lugar para dormir. En cambio, levántate y lee un libro con poca luz en una habitación diferente. No mires a la computadora o el teléfono celular. Cuando la somnolencia vuelve, regresa a la cama.

Meditación
Foto: ISTOCK

Meditación

Si no logras dormir pero no quieres salir de la cama, trata de meditar. Los estudios sugieren que la meditación ayuda a las personas a conciliar el sueño más rápido y también mejora la calidad del dormir.

Evitar la cafeína y el alcohol

No ingieras cafeína en horas de la tarde o una copa de alcohol antes de dormir, ya que interfieren con el sueño, te pueden mantener despierto o estimular frecuentes despertares durante la noche.

Fuentes consultadas
Foto: ISTOCK

Fuentes consultadas

"Why Your Brain Needs to Dream", Matthew Walker, Universidad de California en Berkeley. "Dreamless: the silent epidemic of REM sleep loss", Rubin Naim, Universidad de Arizona. Institutos Nacionales de Salud (NIH)

Comparte tu opinión