¿Se puede recuperar la virginidad?

En busca de respuestas
Crédito:Thinkstock

En busca de respuestas

“Hola, mi nombre es Jo y me haré una vaginoplastía y labioplastía pronto y estoy un poco asustada. Pero, ¿cuánto tiempo me llevará volver a tener sexo cómodamente?“ (Usuaria "asteele" en Messageboards). Asteele no es la única que tiene dudas sobre las cirugías “íntimas”, cada vez más populares.

¿Puede volver a ser virgen?
Crédito:Thinkstock

¿Puede volver a ser virgen?

La pregunta es cada vez más común, pero no precisamente en las adolescentes sino en mujeres que ya pasaron la barrera de los 40 e incluso tuvieron varios hijos. A esto se le agrega que en Internet aumentan los profesionales que ofrecen en lugar de un “refreshing facial”, un “refreshing vaginal”. ¿El beneficio? Sentirse más joven e incluso aumentar el placer.

Famosos con cirugías excéntricas
¿Qués es la vaginoplastía?
Crédito:Thinkstock

¿Qués es la vaginoplastía?

Es una cirugía reconstructiva del canal vaginal y su membrana mucosa, y las estructuras vulvo-vaginales que pueden estar dañadas debido a una enfermedad congénita o a determinados traumas padecidos como consecuencia del parto u alguna enfermedad.

De cuántas mujeres hablamos
Crédito:Shutterstock

De cuántas mujeres hablamos

Según datos proporcionados por la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos (ASPS, su sigla en inglés), entre 2005 y 2006, se realizaron 1823 vaginoplastías. La vaginoplastía es una práctica bastante controvertida en el mundo científico. ¿Por qué?

Terapeutas con terapias inusuales
Tratamientos ofrecidos
Crédito:Thinkstock

Tratamientos ofrecidos

El estudio “Rejuvenecimiento y procedimientos cosméticos vaginales”, del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, su sigla en inglés), analizó las prácticas quirúrgicas ofrecidas por los ginecólogos.

Las cirugías cosméticas más íntimas
Las prácticas más comunes
Crédito:Thinkstock

Las prácticas más comunes

Los expertos encontraron que los procedimientos más comunes, ofrecidos por ginecólogos, en los últimos años, han sido: “rejuvenecimiento vaginal”, “vaginoplastía de diseño”, “revirginización” o “Amplificación del punto G”.

El doctor nunca te lo pedirá
Crédito:Thinkstock

El doctor nunca te lo pedirá

Ninguno de estos procedimientos es realizado por indicación médica y tampoco, especifica el estudio, se ha demostrado la efectividad y seguridad. Por ello, los expertos recomiendan hablar con las pacientes y explicarles la falta de datos que respalden estas cirugías. Algunas de las complicaciones más comunes son: infección, alteración de las sensaciones, dispareunia y cicatrices.

Famosos aconsejan sobre tu sexualidad
Procedimientos no nomenclados
Crédito:Thinkstock

Procedimientos no nomenclados

En el estudio “Rejuvenecimiento y procedimientos cosméticos vaginales”, los expertos aclaran que “el procedimiento exacto no está muy claro debido a que no se usa la nomenclatura médica estándar”. De hecho, estas prácticas serían “modificaciones de los procedimientos quirúrgicos vaginales tradicionales”.

Hay un abuso del PAP
¿Qué implica la “revirginización”?
Crédito:Thinkstock

¿Qué implica la “revirginización”?

Esta práctica frecuentemente incluye la reconstrucción del himen (membrana delgada que rodea la abertura de la vagina), con el objetivo de aproximarse al estado “virginal”.

La alta autoestima mejora el sexo
Ampliación del Punto G
Crédito:Thinkstock

Ampliación del Punto G

Es otra de las prácticas que ofrecen algunos cirujanos: aplican una inyección de colágeno en la pared interior de la vagina. De esta forma, logran potenciar la sensibilidad de esta área y potenciar el placer.

10 exámenes obligados para la mujer
Por indicación del médico
Crédito:Shutterstock

Por indicación del médico

El estudio encontró que hay casos en los que el ginecólogo puede indicar una cirugía, cuando hay cortes en la vagina o para el tratamiento de la hipertrofia de labios vaginales o incluso asimetría de los labios como consecuencia de condiciones congénitas. También, cuando hay irritación crónica o excesiva cantidad de andrógenos.

Sexo, tan buen ejercicio como correr
Placer no garantizado
Crédito:Thinkstock

Placer no garantizado

Si vas a hacer una consulta con tu médico, éste debería informarte acerca de la falta de evidencia científica que existe sobre la satisfacción a largo plazo y seguridad. Asimismo, el profesional debe comunicar a su paciente las tasas de complicaciones.

La otra cara de esta cirugía
Crédito:Shutterstock

La otra cara de esta cirugía

Entre las ventajas que sostienen los cirujanos a favor de la vaginoplastía, la que más resuena es la posibilidad de recuperar la anatomía “normal” luego del parto. “Algunas mujeres han sufrido daños en sus vaginas durante el nacimiento, la episiotomía incluso puede dañar el músculo y las terminaciones nerviosas”, explican en Rapid Access Gynaecology, de Londres.

El ensanchamiento post-parto
Crédito:Thinkstock

El ensanchamiento post-parto

El Dr. Nicholas H. Morris, del Hospital de mujeres y niños de Portland y director de Rapid Access Gynaecology explica que los partos muchas veces producen un ensanchamiento de la vagina, debido a que el músculo pierde tonicidad y tejido fibroso.

No es una decisión rápida
Crédito:Shutterstock

No es una decisión rápida

El ensanchamiento de la vagina podría provocar que las mujeres se sientan incapaces de disfrutar del placer de la fricción o las relaciones íntimas. Si éste es tu caso, convérsalo con tu médico ginecólogo e, incluso, haz una consulta con un terapeuta antes de tomar cualquier decisión.

¿Se recupera la virginidad?
Crédito:Thinkstock

¿Se recupera la virginidad?

Según la Real Academia Española, virgen es aquel que no ha tenido relaciones sexuales. Por lo que, más allá de las posturas a favor o en contra, no existe ningún procedimiento que pueda volver el tiempo atrás. De todos modos, ¿es necesario?

Comparte tu opinión