Psicología: 10 descubrimientos sorprendentes

La psicología como ciencia tiene una reputación de ser la reina del sentido común. Sin embargo, lejos de confirmar ser una ciencia simple, las investigaciones científicas echan por tierra una serie de creencias sobre nosotros mismos, y muestran a la psicología como una ciencia de descubrimiento y acercamiento a nuestra verdadera dimensión afectiva.

Una mirada diferente

El psicólogo y escritor profesor del University College London, Jeremy Dean, director del sitio de psicología PsyBlog ha enumerado una lista de las cosas sorprendentes, inesperadas que han salido a la luz en los estudios sobre psicología durante los últimos años. Aquí te presentamos la lista armada con él a la que le agregamos algunos pensamientos de expertos.

1. La línea entre locura y salud no es tan gruesa

Muchos estudios cuestionan la línea que separa la salud de la enfermedad mental. La Organización Mundial de la Salud define salud como el estado de completo bienestar físico, mental y social. Es decir, una definición que no es ausencia de enfermedad sino ser sano mentalmente es ser consciente de nuestras propias capacidades y poder afrontar los desafíos de la vida.

Las alucinaciones

Las alucinaciones

Uno de los descubrimientos sorprendentes de la ciencia es que las alucinaciones pueden darse también en personas "normales". Hay estudios que aseguran que un tercio de los seres humanos han experimentado algún tipo de alucinación o creencia sensorial que no existía en la realidad, sobre todo relacionada con el sueño, el despertar en medio de la noche o alucinaciones de miedo en algunos casos relacionadas con trastornos de ansiedad.

2. Disonancia cognitiva

La disonancia cognitiva o la convivencia de ideas contradictorias es posible en nuestra cabeza, explica el escritor Morton Hunt en el libro "Historia de la psicología". Un ejemplo que menciona el experto es que la gente interpretará la misma información en forma diametralmente diferente para convencerse de sus pensamientos existentes, es decir, olvidamos aquello que no contribuye a nuestra teoría y recordamos lo que la reafirma.

Vivir con ideas contradictorias

Vivir con ideas contradictorias

En psicología muchas veces parece que dos ideas contradictorias pueden convivir y las adaptamos de tal forma que son funcionales a otros pensamientos. Otro ejemplo, es hacer algo que sabemos que está mal porque otros también lo hacen. Las cosas no son blanco o negro, dicen los expertos, sino que ideas aparentemente contradictorias pueden convivir en nosotros y es la subjetividad y la historia particular la que le da sentido a una u otra.

3. La mente afecta el cuerpo

Todos hemos escuchado hablar del efecto placebo, que no es otra cosa que la sugestión que produce el tomar un medicamento aunque esté vencido o sólo esté compuesto de harina o glucosa. Algunos estudios hasta sugieren que la solución salina puede hacer efecto de la misma forma que la morfina y también los efectos de un placebo en reemplazo del Prozac, un popular antidepresivo, que llegan hasta un 80%.

Placebo y más

Hay muchos temas dentro de la psicología que dan cuenta que la unión inseparable entre mente y cuerpo, y este es uno de ellos. Las enfermedades psicosomáticas que mejoran con tratamiento psicológico como el asma, enfermedades de la piel y otras patologías. Es más, existen psicólogos que aseguran que de alguna y otra manera, todas las enfermedades tienen un desencadenante psicológico.

4. Obedecer aunque estemos en contra

¿Qué experimento puede hacerte cambiar la naturaleza humana? Hay investigaciones en psicología que hablan de la naturaleza humana y muestran al hombre como capaz de hacer cosas por obedecer, como darle a alguien un electroshock, por orden de un médico. Un estudio que intentó explicar la naturaleza de la crueldad humana que halló que el 63% de las personas estaban dispuestas a cumplir órdenes a pesar de ver sufrir a otra persona.

5. Las fantasías no ayudan a la motivación

5. Las fantasías no ayudan a la motivación

Una forma en que la gente suele intentar motivarse es a través de fantasear con el futuro y lo que puede suceder. Sin embargo, una cosas son las expectativas, las cuales se basan en la experiencia pasada y otras son las fantasías que incluyen algo de la imaginación sobre lo que deseamos que suceda en el futuro. La idea que la gente supone es que las personas utilizan la fantasía para soñar con un futuro mejor.

Una investigación

Hemos escuchado hablar de la "ley de atracción" de cosas buenas o la ley del deseo. Sin embargo, un grupo de científicos alemanes publicó en el journal de la American Psychological Association que las fantasías y la visualización en realidad perjudican el rendimiento y la obtención de logros. Por ejemplo, cuando se trata de conseguir un trabajo, fantasear con ello no sirve de motivación sino todo lo contrario: reduce la voluntad de acción.

6. Elegimos ciegamente

La atracción hacia otra persona, por ejemplo no es algo que pueda estar basado en el razonamiento. Hemos escuchado hablar a los científicos de cierta inspiración o intuición, pero no mucho más que pueda explicar por qué tomar uno u otro camino. Los psicólogos modernos hablan de ceguera elegida para aceptar que no tenemos mucha idea de qué es lo que hace que tomemos una decisión u otra.

7. ¿Tres piensan mejor que uno?

7. ¿Tres piensan mejor que uno?

No siempre el trabajo en grupo es más valioso que el individual. La gente en grupo tiende a relajarse en los demás, estar más enfocados en su imagen y lo que los otros pensarán y olvidar sus propuestas. Existen investigaciones que aseguran que los grupos funcionan mejor en la evaluación de ideas pero no en la generación de las mismas.

8. Tratar de no pensar no sirve

Si intentas no pensar en algo, esa idea se impondrá con mucha más fuerza y el esfuerzo será totalmente contra producente. Y cuando se trata de emociones, las investigaciones científicas aseguran que es aún peor. Cuanto más queremos alejar ideas de nuestra mente, más parecen instalarse. Si lo que quieres es dejar de pensar en algo, simplemente busca algo entretenido que te distraiga.

9. Podemos hacer más de una cosa a la vez

9. Podemos hacer más de una cosa a la vez

Muchas veces escuchamos decir que quien mucho abarca poco aprieta o que no se puede hacer varias cosas a la vez y todas hacerlas bien. Sin embargo, la ciencia ha demostrado otra cosa, por ejemplo, ¿sabías que hay gente que puede leer y escribir al mismo tiempo y pueden hacer las dos cosas bien?

10. Sólo se trata de pequeñas cosas

Tendemos a pensar en las cosas importantes de la vida, como casarnos, tener hijos o terminar la universidad. Sin embargo, la psicología se ha ocupado de documentar que en la vida en realidad se trata de pequeñas cosas de todos los días las que hacen la felicidad. Entre ellas, si dormimos bien, si tenemos una buena relación con nuestra familia y amigos, en otras palabras, tener un buen día.

Comparte tu opinión