¡Problemas con la próstata! Remedios naturales

De gran utilidad

De gran utilidad

¿Ardor al orinar? ¿Ganas de orinar con más frecuencia? Los problemas de la próstata son una de las dolencias que más afectan a los hombres a medida que pasan los años. Además de seguir las recomendaciones de un urólogo, existen algunos remedios naturales al alcance de tu alacena que te pueden ayudar a aliviar la infección, inflamación o agrandamiento de la próstata. Mira cuáles son

¿Qué es la próstata?

La próstata es una glándula que forma parte del sistema reproductivo masculino, tiene aproximadamente el tamaño de una nuez y rodea la uretra, el tubo ubicado justo debajo de la vejiga. La uretra tiene dos funciones. La primera es pasar la orina desde la vejiga al orinar. La segunda es pasar el semen durante el orgasmo sexual o eyaculación.

#1 Saw palmetto

#1 Saw palmetto

El Saw Palmetto también llamada palma enana americana se usa popularmente en Europa para los síntomas asociados al agrandamiento de la próstata). Natural Standard refiere que hay evidencia científica buena sobre sus beneficios para aliviar la micción nocturna y se ha documentado que inhibe la enzima 5-alfa reductasa que transforma la testosterona en dihidrotestosterona, la hormona que envía una señal a la próstata para que crezca.

Problemas de la próstata

Entre los problemas comunes de la próstata destacan la prostatitis, una inflamación de la próstata que puede confundirse con facilidad con otras infecciones en el tracto urinario, generalmente causada por bacterias y la hiperplasia prostática benigna, significa que la próstata se ha agrandado, no es cancerosa pero puede hacerle difícil orinar o causar goteo después de orinar.

#2 El poderoso ajo

Comer un ajo crudo machacado en ayunas cada mañana es una de los mejores opciones naturales si la inflamación o irritación de la próstata (prostatitis) es causada por una infección o acumulación de bacterias. Al ajo se le conoce como la “penicilina rusa” ya que durante la 2da guerra mundial, debido a la escasez de antibióticos, el ejército ruso lo utilizó masivamente y es naturalmente antibacteriano, anti viral y anti hongos.

¿Es muy común?

El riesgo de desarrollar problemas de salud de la próstata es mayor para un hombre de más de 50 años, afroamericano, o si tiene antecedentes familiares de problemas de salud de la próstata. En EE.UU. hay alrededor de 1.7 millones de visitas al médico al año por esta condición. El agrandamiento de la próstata afecta a alrededor del 50% de los hombres de 60 años y a medida que se acerca a los 80 años de edad, el riesgo aumenta a casi 90%.

#3 Infusión cola de caballo

#3 Infusión cola de caballo

La cola de caballo, una planta medicinal conocida desde la antigüedad puede ser una gran aliada para la próstata inflamada, debido a sus propiedades depurativas y desinflamantes. Su potente efecto diurético, puede ayudar a vaciar la vejiga más fácilmente disminuyendo el dolor que produce la inflamación de la próstata. Se recomienda tomar dos tazas de la infusión diariamente.

#4 Semillas de calabaza

#4 Semillas de calabaza

Un puñado de semillas de calabaza al día es una opción muy recomendable para problemas de próstata agrandada, toda vez que contienen un químico llamado cucurbitacinas que dificulta que la testosterona se convierta en dihidrotestosterona (una hormona androgénica que se encuentra en los testículos y la próstata de los hombres) y zinc, un nutriente clave en la producción de esperma.

#5 Regaliz

#5 Regaliz

Además de ser un agente saborizante muy apreciado por su dulzura, la raíz del regaliz se ha utilizado en la medicina de griegos, romanos y egipcios por más de 2,500 años y es un ingrediente presente en muchos remedios de la medicina tradicional china. El regaliz contiene un compuesto que impide que la testosterona se convierta en dihidrotestosterona y provoque la inflamación de la próstata.

#6 Raíz de ortiga

En Europa, la raíz de ortiga se usa ampliamente para el tratamiento del agrandamiento de la próstata, toda vez que reduce las ganas frecuentes de orinar por la noche, evitando la inflamación de la próstata. La Universidad Klinik Essen de Alemania evaluó formalmente la eficacia del extracto de la raíz de ortiga y comprobó sus efectos terapéuticos anti inflamatorios y antiproliferativos para la próstata agrandada.

#7 Tomate maravilloso

Llevar una dieta rica en licopeno, un antioxidante natural que contiene el tomate, puede reducir el riesgo de inflamación benigna de la próstata y cáncer de próstata, según el Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU. Crudo, frito, cocido, en salsa o jugo, el tomate, ayudaría además a disminuir el nivel sanguíneo de antígenos, una proteína relacionada con la inflamación de la próstata.

#8 Zanahoria

La zanahoria es rica en vitaminas y betacaroteno, una sustancia con efecto diurético que ayuda a eliminar los líquidos y a vaciar tu vejiga sin necesidad de realizar demasiado esfuerzo, de gran beneficio para una próstata inflamada.

#9 Polen de abeja

#9 Polen de abeja

Por su riqueza en zinc y vitamina E, el polen de abeja sería un remedio clave para el tratamiento de los problemas de próstata, al conseguir reducir la inflamación y la frecuencia de la micción (término médico para el acto de evacuación de la orina), según una investigación del Dr. Erik Ask-Upmark de la Universidad de Uppsala, en Suecia. El zinc además inhibiría la producción de dihidrotestosterona.

#10 Cabellos/pelos de maíz

#10 Cabellos/pelos de maíz

Una infusión de cabellos, pelos o estigmas de maíz sería un buen remedio para las dolencias de la próstata debido a su efecto diurético que ayudaría a limpiar las vías urinarias y prevenir la inflamación de la próstata, según la Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Su capacidad de aumentar la diuresis se debería a su alta concentración en sales de potasio.

Dieta recomendada

Evita en especial azúcares refinados y todos sus derivados (sodas, pasteles refinados, dulces, azúcar blanca, etc.). El azúcar refinada crea un medio ambiente interior muy propicio para el desarrollo de bacterias, infecciones y desequilibra el sistema hormonal. Se recomienda una dieta baja en grasas y rica en fibra para mantener los vasos sanguíneos periféricos (que son los que llegan a los órganos sexuales) en perfecto funcionamiento.

Comparte tu opinión