¿Por qué nos ponemos tristes en invierno?

Crédito:Shutterstock

Con los días más cortos, para algunos llega una tristeza larga. Si sientes desgano, nostalgia, o malhumor, no estás solo: 1 de cada 5 personas padece este trastorno en EE.UU. ¿Qué es lo que ocurre, es algo pasajero, se puede remediar? Conoce las respuestas de los expertos médicos.

¿Cómo se llama?

Durante los meses de otoño e invierno, algunas personas sufren de síntomas de depresión. A menudo se disipan cuando llega la primavera y permanecen en remisión a través de los meses de verano. Si esto les sucede, padecen de Trastorno Afectivo Estacional (SAD por su sigla en inglés).

Tips para combatirlo
Cuando hay menos luz
Crédito:Shutterstock

Cuando hay menos luz

Los síntomas por lo general aparecen durante los meses más fríos del otoño y del invierno, cuando hay menos exposición a la luz solar durante el día. Son de leves a moderados, pero pueden llegar a ser graves, informa la Asociación Americana de Psiquiatría (APA). Es más común en quienes viven en latitudes del norte, por ejemplo, en Canadá y Alaska, en comparación con habitantes de California y Florida.

¿Qué es la depresión?

La falta de luz

No sólo se sufre de este mal en invierno: según la APA, quienes trabajan largas horas dentro de edificios de oficinas con pocas ventanas pueden experimentar síntomas durante todo el año, y algunas personas pueden notar cambios en el estado de ánimo durante largos períodos de tiempo nublado.

¿Te sientes raro?

Los síntomas del Síndrome Afectivo Estacional pueden incluir: fatiga, falta de interés en las actividades normales, malhumor, aislamiento social, ansias de alimentos con alto contenido de carbohidratos, aumento o descenso de peso.

La explicación científica
Crédito:Shutterstock

La explicación científica

El SAD se produce por un desequilibrio bioquímico en el cerebro provocado por menos horas de luz del día y por falta de luz solar, típicos del invierno. A medida que cambian las estaciones, las personas experimentan un cambio en su reloj biológico interno o ritmo circadiano, que a veces queda fuera de sintonía con la llegada de una nueva estación.

Otra explicación: los genes

Hay un gen específico que causa SAD, pero muchas personas con este trastorno reportan que hay al menos un pariente cercano con una condición psiquiátrica -un trastorno depresivo o abuso de sustancias-. Y un neurotransmisor llamado serotonina, puede no estar funcionando bien en muchos pacientes con SAD, según la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales (NAMI).

La famosa melatonina

Esta hormona relacionada con el sueño, también se ha asociado al Trastorno Afectivo Estacional y se vincula a la depresión. Cuando los días son más cortos y más oscuros, se segrega más melatonina. Los meses más difíciles son enero y febrero, y pueden padecerlo personas de cualquier edad, pero es más frecuente en mujeres de entre 18 y 30 años.

¿Qué se puede hacer?

El Dr. Mark Frye, Psiquiatra de Clínica Mayo, brinda consejos para mantener el ánimo y la motivación en invierno: 1) Salir al exterior porque nada sustituye a la luz natural. Si trabajas durante el día, sal a caminar un poco en algún descanso o en el almuerzo. 2) La terapia lumínica puede ayudar cuando uno no puedes salir al exterior. Consulta a tu profesional de salud.

Ejercita aunque haga frío
Crédito:Shutterstock

Ejercita aunque haga frío

3) Sal a correr, a caminar o practica tu deporte favorito. Se debe hacer ejercicio con regularidad, por lo menos 3 veces por semana y durante 30 minutos. Esto ayudará a tu organismo en general y además genera sustancias que causan bienestar. 4) Mantén la sociabilidad: relaciónate con familiares y amigos regularmente.

Posibles tratamientos

Muchas personas encuentran alivio con un tratamiento muy específico llamado “terapia de luz”, que funciona en quienes no están gravemente deprimidos y no pueden -o no quieren- usar fármacos antidepresivos; es una caja que simula la intensidad de la luz solar. También los expertos aconsejan la psicoterapia, a través de un profesional especializado.

¿Cuándo pedir ayuda?

El Dr. Mark Frye, dice que uno debe buscar ayuda profesional cuando los síntomas empiezan a afectar la capacidad de realizar el trabajo o alteran las relaciones sociales. “Es importante buscar ayuda cuando uno empieza a sentir desesperanza o tiene ideas de hacerse daño”.

Puede ser otra cosa

Si crees que padeces este trastorno, el médico seguramente sugerirá un examen físico completo con pruebas de sangre (por ejemplo de tiroides) y análisis de orina (pruebas de embarazo, detección de drogas). Eso es vital porque a menudo la tristeza puede deberse a hipotiroidismo, mononucleosis infecciosa u otras condiciones médicas, y no al Trastorno Afectivo Estacional..

Contención familiar
Crédito:Shutterstock

Contención familiar

Los amigos y familiares de las personas con SAD pueden estar preocupados por el bienestar de sus seres queridos cuando los ven así. La mejor manera de ser útil a una persona que lo padece, es brindarle apoyo de una manera no crítica. Esto puede significar por ejemplo, incentivarla para que busque ayuda profesional. Fuente: NAMI

Comparte tu opinión