Nuevos tratamientos para el Mal de Parkinson

Foto: ISTOCK

Nuestras neuronas utilizan un químico cerebral denominado dopamina para ayudar a controlar el movimiento y la coordinación muscular. Cuando se presenta el mal de Parkinson, las neuronas que producen ese químico, mueren lentamente. Sin la dopamina, las células que controlan el movimiento no pueden enviar mensajes apropiados a los músculos, por lo que resulta difícil controlarlos.

Un problema serio
Foto: ISTOCK

Un problema serio

En la actualidad, más de 10 millones de personas lo padecen a nivel mundial, y se calcula que para 2020, un millón vivirían con esta enfermedad sólo en EE.UU. Si bien la incidencia del Parkinson aumenta con la edad, aproximadamente un 4% de las personas con esta enfermedad fueron diagnosticadas antes de los 50 años. Asimismo, los hombres tienen 1.5 veces más de probabilidades de verse afectados que las mujeres.

¿Cuáles son los síntomas?
Foto: ISTOCK

¿Cuáles son los síntomas?

Incluyen: temblores, músculos rígidos, problemas de postura, dificultad para masticar, cambios en el habla, depresión, disfunción sexual y problemas en la piel y el cabello. Este daño empeora lentamente con el tiempo y hasta el momento no se sabe con exactitud por qué estas neuronas se desgastan. Si bien no existe una cura para la enfermedad, diferentes terapias y tratamientos pueden mejorar la calidad de vida. Conócelos.

10 señales de alerta del Parkinson
1. Cirugía de estimulación cerebral profunda (DBS)
Foto: ISTOCK

1. Cirugía de estimulación cerebral profunda (DBS)

Es reconocida por los expertos como uno de los avances terapéuticos más importantes, ya que controla los síntomas en el 80% de los casos. En esta cirugía se insertan electrodos en un área específica del cerebro, también se utilizan imágenes de resonancia magnética y grabaciones de la actividad de las células cerebrales durante el procedimiento.

2. Terapia genética experimental
Foto: ISTOCK

2. Terapia genética experimental

Esta modalidad funcionaría a partir de renovar áreas claves del cerebro y así poder controlar la enfermedad de Parkinson, según encontró un estudio del Instituto Feinstein de Investigación Médica en Manhasset, Nueva York. Los investigadores se enfocaron en pacientes con parkinson, que habían recibido la llamada terapia genética GAD en un ensayo anterior. La GAD es una enzima que fomenta la producción de una sustancia en el cerebro que se encuentra relacionada con el control del movimiento.

¿Cuál es el alcance de esta terapia?

Los resultados arrojaron que la terapia genética no modificó los circuitos cerebrales anómalos, característicos de la enfermedad de parkinson. En su lugar, renovó una pequeña parte de éstos, para compensar parcialmente los circuitos defectuosos.

3. Sistema de retroalimentación
Foto: ISTOCK

3. Sistema de retroalimentación

Otra opción que se puso en práctica fue un sistema de 'neurofeedback', el cual permite a los pacientes con enfermedad de Parkinson controlar voluntariamente las ondas cerebrales asociadas con los síntomas del trastorno.

Mejoras obtenidas con este recurso

En una investigación de la Universidad de Osaka, en Japón, se insertó en un grupo de pacientes un generador de pulsos utilizado para la estimulación cerebral profunda. Al controlar la actividad cerebral en una representación visual, los científicos corroboraron la capacidad de los pacientes de aumentar o disminuir el tamaño de un círculo negro sólo con sus pensamientos.

Mirando hacia el futuro

Aunque los autores no observaron una mejoría en los síntomas de los pacientes, su estudio representa un nuevo enfoque hacia el manejo de la actividad cerebral relacionada con la enfermedad que podría ser útil para el desarrollo de nuevos tratamientos.

4. El café como tratamiento
Foto: GETTY IMAGES

4. El café como tratamiento

La combinación de un componente del café, llamado EHT y la cafeína, podrían convertirse en una opción terapéutica contra la degeneración neuronal. Un estudio de la Universidad de Rutgers, en EE.UU. comprobó sus beneficios para combatir el Parkinson y la demencia de cuerpos de Lewy. El EHT es un ácido graso derivado de la serotonina, que se encuentra en la cubierta del grano del café.

Cómo se probó el café

El equipo distribuyó en ratones, pequeñas dosis de EHT y de cafeína, y observaron que por separado las dosis no eran efectivas. Pero luego al administrarlas conjuntamente, hallaron que potenció el efecto de un catalizador que previene la acumulación dañina de proteínas en el cerebro. La relevancia de este descubrimiento se debe a que actualmente los tratamientos para el Parkinson se centran en tratar sus síntomas, pero no son eficaces protegiendo el cerebro o deteniendo la enfermedad.

Por qué nos gusta tanto el café
5. El rol de las terapias complementarias
Foto: ISTOCK

5. El rol de las terapias complementarias

Muchas personas con Parkinson suelen interesarse por terapias alternativas como: la fitoterapia, el yoga, tai chi, reiki, pilates. hidroterapia, aromaterapia y acupuntura. Estos tratamientos no convencionales, frecuentemente se basan en técnicas centenarias. Aunque existe poca evidencia científica, a veces estas opciones pueden aliviar por sus efectos relajantes. Pero recuerda, siempre consulta a tu médico antes de probar cualquier forma de terapia complementaria.

Fuentes

Parkinson's Foundation.

Comparte tu opinión