Nacimientos milagrosos

Pequeño y perfecto

Pequeño y perfecto

La llegada de un bebé al mundo ya es de por sí un milagro, perfecto y pequeño a la vez. Pero no todas las mujeres tienen la suerte de lograr un embarazo, o de llegar a buen término cuando lo consiguen. Para algunas, hasta un parto sin complicaciones ya es una tarea muy ardua. Y hay más…

1. Nacio de un útero trasplantado

Vincent es el primer niño nacido de un útero trasplantado. Cuando tenía 15 años su madre descubrió que no tenía útero y jamás podría ser tener hijos. Pero a los 36 años, esta mujer sueca pudo ser mamá tras haber recibido un trasplante de un útero donado por una integrante de su familia de 61 años. La donante es hoy la madrina del bebé, que pesó 3,9 libras (1,77 kg) al nacer.

2. #departo
Crédito:Twitter |

2. #departo

Claire Diaz-Ortiz trabaja en Twitter y tiene más de 300,000 seguidores. En abril de este año, cuando estaba por dar a luz, decidió comentar el paso a paso del trabajo de parto a sus seguidores. Con el hashtag "#inlabor" los mantuvo informados ni bien rompió la bolsa y mientras se dirigía al hospital.

@Lucia
Crédito:Twitter |

@Lucia

La bolsa se le rompió en dos etapas, o al menos así lo pareció por lo que informó a sus seguidores. Famosos como Mia Farrow, Bethenny Frankel y Christy Turlington estuvieron muy al tanto de la novedades que iba informando Claire desde el hospital. Y cada uno desde su lugar festejó cuando comunicó que ya había llegado al mundo su hija @Lucia.

3. Milagro ¿inesperado?

En enero de 2014, una religiosa dio a luz a un bebé ¡y dijo que no tenía idea de que estaba embarazada! Roxana Rodríguez, una salvadoreña de 31 años, fue llevada al hospital y dio a luz a un varoncito al que llamó Francisco, como el Papa. “No pudo resistir la tentación”, declaró la madre superiora del convento italiano “Pequeñas discípulas de Jesús”.

4. El super bebé
Crédito:Captura de pantalla BBC |

4. El super bebé

George King es uno de los recién nacidos más grandes de Inglaterra, ya que pesó 15 libras 7 onzas (7 kilos), que es el doble del peso de un bebé promedio. Su madre, Jade Packer, de 21 años, estaba intentando tenerlo por parto natural, pero el niño se quedó encajado a la altura de los hombros y no recibió oxígeno durante 10 minutos.

Invasión se superbebés

De seis meses

Los médicos del Royal Gloucester Hospital le daban solo un 10 % de probabilidades de sobrevivir, pero este “pequeño gran guerrero” logró salir adelante. Vestido con ropa para un bebé de seis meses, volvió a su casa, y sus padres Jade y Ryan dicen que no tendrás más hijos después de semejante susto.

5. De la mano
Crédito:Children Hospital |

5. De la mano

Sarah Thistlethwaite sabía que su embarazo era especial, ya que estaba esperando gemelas que compartían la placenta y el saco amniótico. Esto ocurre en 1 de cada 10,000 embarazos, por eso pasó casi dos meses internada bajo estricta vigilancia. Los bebés nacieron por cesárea con algo menos de 5 libras (2,2 kg) ¡y tomadas de la mano!

6. Casi sin querer

Trish Staine sintió un terrible dolor de espalda y se lo atribuyó una fatiga muscular por haber entrenado dos horas para correr una media maratón. En realidad esta mujer de 33 años - quien ya tiene otros tres hijos - había iniciado el trabajo de parto y ni siquiera sabía que estaba nuevamente embarazada! Mira, de 6 libras 6 oz (2,9 kg) nació ¡rapidísimo!

7. Muerte en vida
Crédito:Captura de pantalla CNN |

7. Muerte en vida

Erica Nigrelli es una maestra de inglés que sufrió un colapso en 2013, mientras estaba dando clase en la Universidad de Missouri, en Texas. Estaba embarazada de 36 semanas y empezó a sentirse mal. Sus compañeros y su esposo comenzaron a hacerle CPR (resucitación cardio pulmonar) mientras esperaban a los paramédicos.

Volvió de la muerte

Ya en el hospital, el corazón de la mujer se detuvo, ya que sufría un engrosamiento del músculo cardíaco. En ese momento le practicaron una cesárea y nació su hija Elayna Trataron desesperadamente de revivirla, algo que se logra solo en 1 de cada 10 casos. “Mi corazón era una bomba de tiempo” dice Erica, quien volvió de la muerte para criar a su hija.

8. La más pequeña
Crédito:Captura de pantalla |

8. La más pequeña

Esme Poulsom nació con solo 1 libra 6 oz de peso (725 gr). Su madre rompió bolsa con 19 semanas de embarazo, y se esperaba lo peor, ya que la bebé solo medía 0,50 pies (15 cm) y tenía la piel fina como el papel más delicado. Sin embargo, pudo permanecer en la panza de su madre otras 5 semanas, y nació con casi 5 meses de gestación.

Comparte tu opinión