Cada vez más mamás al borde de los 40

Crédito:Thinkstock

Es un fenómeno que vemos a diario: las mujeres son madre por primera vez cada vez más tarde. Son varias las razones para explicar esto, sociales, laborales, económicas así como también existen varias implicancias psicológicas y riesgos biológicos de lo que se llama una maternidad tardía.

Cómo fortalecer tus huesos
Nuevas estadísticas
Crédito:Thinkstock

Nuevas estadísticas

De acuerdo con nuevos datos difundidos por los Centros de Control de Enfermedades, la edad promedio en Estados Unidos para ser madre primeriza subió de 35 a 39 años en los últimos años, lo cual puede explicarse de diferente maneras.

Algunos no lo recomiendan
Crédito:Thinkstock

Algunos no lo recomiendan

A pesar de que muchos médicos no lo recomiendan por sus riesgos, es un fenómeno en aumento porque muchas esperan a recibirse, otras estar mejor económicamente, algunas por temas de infertilidad otras porque se han separado y se vuelven a poner en pareja.

Las asiáticas, las más
Crédito:Thinkstock

Las asiáticas, las más

Dentro de los diferentes grupos sociales las mujeres de origen asiático eran más abiertas a ser madres por primera vez después de cumplir los 35 años. Las afroamericanas resultó ser el grupo con mayor aumento en la maternidad tardía, a pesar de no ser el más numeroso, agrega el informe oficial.

Educación y maternidad
Crédito:Thinkstock

Educación y maternidad

Un reporte del Instituto de Investigaciones Sociales y Económicas del Reino Unido, ha analizado a 16.000 mujeres que tuvieron a su primer hijo a edad avanzada y encontraron que las de mayor educación en general dan a luz dos años más tarde. El estudio también concluyó que la maternidad tardía se da más en mujeres con "mentalidad abierta".

 Temas biológicos
Crédito:Thinkstock

Temas biológicos

Desde el punto de vista médico, la mujer se encuentra en su plenitud biológica para ser madre entre los 20 y 30 años, y es sabido que en la medida que la edad avanza, la tasa de fertilidad disminuye, existe un riesgo mayor de aborto espontáneo y de riesgo de ciertas complicaciones médicas tanto para la madre como para el bebé.

Todo puede ser normal
Crédito:Thinkstock

Todo puede ser normal

Con el adecuado cuidado prenatal, una mujer de más de 40 años puede llevar a término un embarazo perfectamente saludable y un parto normal. Sin embargo, a muchas les resulta difíciles imaginarse arropando un bebé a cierta edad, temen la falta de energía o ser demasiado grandes en el futuro para sus hijos o perder sus carreras laborales.

Toda una decisión
Crédito:Thinkstock

Toda una decisión

A pesar de que A Algunas mujeres maduras creen haber alcanzado la menopausia, dejan de usar anticonceptivos y las sorprende el embarazo. Sin embargo, para muchas ser mamá a pesar de los años es una decisión.

Ventajas de la maternidad tardía
Crédito:Thinkstock

Ventajas de la maternidad tardía

Muchos aseguran que la maternidad a una edad madura se vive con mayor responsabilidad y goce. Si la mujer ya es madre, cuenta con experiencia y una corriente renovada de vitalidad que facilita la crianza. Por otro lado, en general tienen una vida profesional ya resuelta con lo cual la maternidad no representa necesariamente alejarse de lo laboral.

Empezar un poco tarde
Crédito:Thinkstock

Empezar un poco tarde

Con la inserción de la mujer en el mercado y las exigencias laborales, muchas mujeres se encuentran pisando los 40 sin ni siquiera haber intentado embarazarse con lo cual, si existe alguna dificultad física o biológica, el descubrimiento muchas veces llega un tanto tarde.

 Causas más comunes
Crédito:Thinkstock

Causas más comunes

Dentro de las causas de infertilidad más comunes se encuentra el envejecimiento de óvulos o la menor frecuencia en la ovulación, la endometriosis, la obstrucción de las Trompas de Falopio y los fibromas o fibroides, según datos del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos.

Ovulos envejecidos
Crédito:Thinkstock

Ovulos envejecidos

Los óvulos a partir de la edad pico de fertilidad, van perdiendo su capacidad de reproducción y este es un proceso que no es posible evitar. Es por este motivo, que muchas veces se recomienda a mujeres de 35 años o más que no están en pareja y desean ser madres, recurrir al congelamiento de óvulos para una posterior implantación.

 Aborto espontáneo
Crédito:Thinkstock

Aborto espontáneo

La amenaza de un aborto espontáneo ocurre en aproximadamente el 10% de los embarazos entre las 7 y 12 semanas de gestación. Esta cifra aumenta a un 20% en el caso de las mujeres de entre 35 y 39 años de edad, al 35% a los 40 y 41 y más del 50% a los 45 años. Algunos de los síntomas a tener en cuenta son sangrado vaginal, cólicos abdominales y dolor en la parte baja de la espalda.

Endometriosis
Crédito:Thinkstock

Endometriosis

El endometrio es un tejido que se forma en el útero de la mujer, y es el que hará que un óvulo fecundado se implante en el mismo. La endometriosis es el crecimiento de tejido que debería estar dentro del útero, fuera de éste. Con una cirugía logra revertirse.

Algunos riesgos
Crédito:Thinkstock

Algunos riesgos

El Síndrome de Down es el problema genético más común en un embarazo tardío y se da en una madre entre mil, a los 30 años y una entre 100, a los 40. Entre los riesgos para la mamá se encuentran la diabetes gestacional, alta presión arterial, problemas en la placenta, nacimiento prematuro y nacimiento sin vida.

No te quedes afuera
Crédito:Thinkstock

No te quedes afuera

Hoy la tendencia indica que es importante ser madre cuando lo deseas. Sea por cuestiones laborales, por temas familiares, psicológicos, problemas de infertilidad o por falta de pareja, la maternidad tardía es la forma que muchas mujeres encontraron de vivir una vida plena y hacer realidad su sueño de ser madres. El mejor momento es el que tú elijas como tal.

Comparte tu opinión