Lunares malignos, ¿cómo reconocer al enemigo?

Lunares comunes y atípicos
Crédito:Shutterstock

Lunares comunes y atípicos

Todos tenemos en promedio entre 10 y 40 lunares en todo el cuerpo. Son pequeños brotes en la piel causados por el crecimiento en grupo de células pigmentadas llamadas melanocitos. Aunque a simple vista parecen inocentes, algunos tipos de lunares pueden conllevar un riesgo para tu salud.

Autoexamen de la piel

Crecimientos dañinos

Y es que, aunque los lunares comunes no son cancerosos, existen algunos inusuales conocidos como nevos displásicos, los cuales pueden convertirse en melanomas, el tipo más grave de cáncer en la piel, de acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer.

¿Cómo identificarlos?
Crédito:Shutterstock

¿Cómo identificarlos?

Generalmente, un lunar común tiene menos de 5 milímetros de ancho (cerca de un cuarto de pulgada), es redondo u ovalado, con una superficie lisa, un borde definido y con frecuencia tiene forma de cúpula. Además, puede presentar un color rosado, tostado o castaño uniforme.

Evita el cáncer de piel

Detectando la falla

No obstante, el nevo displásico puede cambiar de color, volverse más pequeño o más grande sin uniformidad, cambiar de forma, textura o altura, sentirse con bultos o con dureza, así como provocar comezón, tender a sangrar o exudar.

¿Dónde habitan?

Un nevo displásico puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero se observan con más frecuencia en zonas expuestas al sol, como en la espalda. Además, puede aparecer en zonas que no están muy expuestas, como cuero cabelludo, senos y en zonas debajo de la cintura.

Melanoma y cáncer de piel
¿Y si tengo un lunar “anormal”?
Crédito:Shutterstock

¿Y si tengo un lunar “anormal”?

Aunque el nevo displásico puede convertirse en un melonoma, se ha comprobado que en la mayoría de los casos esto no sucede. Sin embargo, investigadores advierten que el riesgo aumenta en consideración cuando se poseen más lunares atípicos de lo normal.

¿Debo preocuparme?

Si se tienen varios nevos displásicos o tienes familiares que hayan tenido un melanoma, es importante agendar cuanto antes una cita con tu médico para examinar los lunares. Informa la Academia Americana de Médicos de Familia.

Marcas de nacimiento pigmentadas

Lo que hará el médico

Suele pensarse que ante la presencia de un lunar atípico, el médico tiene el deber de extirparlo de inmediato, no obstante, al hacerlo no se garantiza que se esté libre de futuros melanomas, pues éstos pueden formarse en otra zona de la piel.

¿Entonces qué hacer?
Crédito:Shutterstock

¿Entonces qué hacer?

Dependiendo el estado en el que se encuentre el lunar, el médico decidirá extraerlo o no para hacer estudios y determinar si existe el melanoma u otro tipo de cáncer de piel. Debido a esto, es importante acudir al médico ante cualquier anomalía que se presente.

Ojos azules y melanomas
¿Me puedo proteger?
Crédito:Shutterstock

¿Me puedo proteger?

Si presentas un nevo displásico se sugiere que revises tu piel una vez al mes para evitar futuras sorpresas. También es importante proteger la piel del sol, sobre todo en los horarios donde los rayos son más intensos. Usar protector solar, así como gorras y lentes son otra buena opción.

Problemas comunes en el rostro
Comparte tu opinión