Las 10 emociones positivas para ser feliz

Toda emoción responde a un estímulo o situación pero a la vez tiene el efecto de modificar una situación y genera acciones específicas como por ejemplo, escapar si es miedo. Sin embargo, existen especialistas que aseguran que las emociones positivas, tanto como las negativas tienen la capacidad de generar cambios y acciones específicas. El modelo lo elaboró una psiquiatra estadounidense, aquí te presentamos, una por una cómo cultivarlas.

Negativas y positivas

Tradicionalmente, en psicología se creia que las emociones eran reacciones ante situaciones negativas y ante determinados estímulos, las personas reaccionaban con acciones específicas y física como huir y salir corriendo un peligro. Sin embargo, la psiquiatra estadounidenses Barbara Fredrickson, “Highest templeton prize in Positive Psychology”, ha elaborado un modelo para explicar la función que cumplen las emociones positivas.

Modelo para armar

Modelo para armar

Lo que se denomina el modelo de Ampliación y Construcción propone hablar de tendencias de pensamiento y acción para explorar nuevas emociones positivas y analizar los estados relacionados con ellas para mejorar los recursos físicos, intelectuales y sociales de la persona. Entre otras cosas, dice la autora, las emociones positivas permiten mejorar la relación con uno mismo, con los demás y construir herramientas para resolver problemas.

Emoción#1: Alegría

Es una emoción instantánea que aparece en momentos donde sentimos que las cosas son como deberían ser, una agradable comida en familia, una felicitación inesperada, una sorpresa. La alegría es una emoción que se siente radiante y ligera, todo toma como un color diferente, sientes más energía. Una forma de conectarte con ella es pensar cuáles son las cosas que te producen alegría y reconectarte con esa sensación.

Emoción #2: Gratitud

Emoción #2: Gratitud

Es una sensación que se genera cuando sientes que alguien hizo algo por ti, incluso en algunas ocasiones más de lo necesario, la gratitud abre los corazones, y despierta ganas de reciprocidad y de hacer algo por aquellas personas que nos hizo bien o algo bueno en algún momento. Sin embargo, dice la autora, la gratitud puede traer también una sensación de deuda con la otra persona y esa sensación no es agradable.

Emoción #3: Serenidad

Al igual que la alegría, la serenidad también se da en un ambiente familiar y seguro pero es una emoción más relajada, sostenida, pero más sutil, es decir no tan intensa. Se disfruta cuando estamos totalmente presentes, tranquilos y conscientes de lo que estamos viviendo, disfrutando de las pequeñas cosas como comer algo rico o tomar conciencia de lo maravilloso que puede ser un momento de contemplación. Suele venir después de la alegría.

Emoción #4: Interés

Es una emoción mas elaborada ya que no depende tanto de un momento sino de algo que llame nuestra atención, despierta nuestra curiosidad y nos invita a actuar a involucrarnos, como si se desplegara un abanico de nuevos retos que nos permite mantenernos en crecimiento y desarrollar habilidades. El interés es una emoción que nos permite mantenernos despiertos, con energía y sentirnos vivos.

Emoción #5: Esperanza

Emoción #5: Esperanza

Es una emoción que se da cuando el entorno es complicado y las circunstancias son difíciles de atravesar. Se refleja como una luz que aparece en la oscuridad y refuerza la creencia de que todo puede cambiar y mejorar, como algo que te sostiene, que no deja que te rindas frente a la desesperación y te invita a aprovechar todas tus capacidades e ingenio. La esperanza es lo que hace posible encontrar la energía para sobreponerse a la situación.

Emoción #6: Orgullo

Esta es una de las emociones catalogadas como de “auto-conciencia”, que florece cuando un logro en el que has invertido esfuerzo y capacidades y has tenido éxito. El orgullo muchas veces tiene mala prensa y muchas veces viene asociado a la soberbia, que es uno de los siete pecados capitales. Si el orgullo viene balanceada con algo de humildad, puede ser algo positivo está en que nos permite sentirnos bien por nuestros logros.

 Emoción #7: Diversión

Emoción #7: Diversión

Es una emoción que aparece asociada a la risa y a las cosas que nos permiten la recreación, brota como una chispa a veces inesperada y espontánea pero que nos ayudan a cambiar la perspectiva de toda nuestra realidad. Implica el compartir y el impulso de reírse con los demás. Piensa en aquellas cosas que te divierten y te hacen reír.

Emoción #8: La inspiración

Algo semejante a una bocanada de oxígeno que nos inunda, que nos estimula la mente, nos invita a desarrollar la creatividad, la imaginación y nos da ganas de hacer más y más cosas. Sentirse inspirado da una visión de positivismo y objetividad. Nos invita a dar lo mejor de nosotros mismos. Algunos disparadores de inspiración puede ser escuchar un concierto de música clásica, leer un cuento apasionante o ir a visitar un museo.

Emoción#9: El asombro

Es cuando algo nos da la sensación de estar en presencia de algo mucho más grande que nosotros mismos, algo abrumador, algo que se impone, como ver el mar al atardecer o una fuente natural de agua. Piensa cuáles son las cosas de la vida que te asombran y te generan una sensación de bienestar.

Emoción#10: El amor

Emoción#10: El amor

Es la emoción positiva por excelencia que abarca todas las anteriores. Se relaciona también con cuestiones que incluso físicamente nos hacen sentirnos mejor como la producción de hormonas como la oxitocina o la progesterona, que también ayudan a reducir los niveles de estrés.

Cómo cultivar estas emociones

Cómo cultivar estas emociones

Repásalas una por una y analiza que tipo de pensamientos y situaciones te provocan para poder lograr generarlas cuando necesites sentirte bien o mejorar tus energías. Ten a mano imágenes y recursos que te conectan con el sentido de la vida como un libro o una película inspiradora. En tu teléfono puedes tener fotos de personas, recuerdos, vivencias que te permitan transformar tu espacio emocional y por ende, mejorar tu realidad.

Comparte tu opinión