Licuados e infusiones para aumentar las defensas

El sistema inmunitario es una variedad de órganos, células y moléculas responsables de protegernos de invasores dañinos que causan enfermedades. Si bien respetar los calendarios de vacunación, incorporar una dieta saludable, realizar ejercicio regularmente y dormir correctamente es una buena forma de fortalecerlo, puedes aumentar tus defensas tomando ciertas bebidas. ¡Vamos a conocerlas!

Foto: ISTOCK

Té de jengibre

El gingerol es el principal compuesto bioactivo del jengibre, responsable de muchas de sus propiedades medicinales, como los efectos antiinflamatorios y antioxidantes. También es rico en vitamina C, potasio y fósforo, por lo que fortalece el sistema inmune y ofrece protección contra virus y bacterias. Puedes preparar infusiones cortándolo en rodajas, rallándolo o diluyendo su versión en polvo.

Infusión de cúrcuma

La curcumina presente en la cúrcuma parece estimular la producción de una proteína conocida como CAMP, la cual ayuda al sistema inmunitario a combatir virus, hongos y bacterias peligrosas. Si bien es muy popular por ser un colorante y saborizante de platillos, puedes preparar una infusión de cúrcuma al igual que al jengibre, recurriendo a su polvo o rallándola.

Conoce las propiedades de la cúrcuma

Infusión de astrágalo

El astrágalo consta de una larga tradición medicinal, debido a que se considera que sus compuestos ayudan a renovar las células, mejorando así distintas funciones del organismo: digestión, respiración, capacidad cognitiva y las defensas. Para preparar una infusión se recurre a su raíz y se aconseja beberla no más de dos veces al día.

Infusión de astrágalo
Foto: GETTY IMAGES

Té de ajo

Las propiedades antivirales y bactericidas del ajo pueden ayudar a elevar las defensas del organismo. Se cree que esto se debe a su rico contenido en alicina, un compuesto con gran poder antioxidante que también le confiere su distintivo olor. Para preparar una infusión de ajo, hierve 2 dientes, cortados en pequeños trozos o molido, y complementa con miel y tus hierbas aromáticas favoritas.

Té de boldo

Por su gran cantidad de taninos, compuestos con propiedades antioxidantes, el consumo de boldo se ha vinculado con la prevención de los efectos de los radicales libres. Estas son moléculas inestables que afectan a las estructuras celulares sanas, y favorecen la aparición de muchas enfermedades. Coloca sus hojas secas en una taza, agrega agua caliente, déjalas reposar, fíltralas y luego bebe la preparación para fortalecer tus defensas.

Infusión de equinácea

La equinácea es una planta que se puede aprovechar prácticamente en su totalidad, por lo que es muy común que se la utilice en infusiones. Su consumo se asocia a muchos beneficios sobre las defensas del cuerpo, como un menor riesgo de resfriado, cicatrización más rápida, menor probabilidad de infecciones y capacidad antiinflamatoria. Sin embargo, se necesitan más estudios que corroboren estas bondades.

Infusión de equinácea
Foto: ISTOCK

Infusión de uña de gato

La uña de gato (Uncaria tomentosa) es una liana o planta trepadora propia de las regiones tropicales. Carga con una importante tradición medicinal, motivo por el que se decidieron corroborar sus supuestas bondades mediante estudios in vitro. Aunque la evidencia es preliminar, se cree que posee efectos antitumorales, antiinflamatorios e inmunoestimulantes.

Todo sobre la uña de gato

Té de regaliz

El regaliz es una excelente opción para mejorar el funcionamiento del sistema inmune, gracias a que es rico en flavonoides, vitaminas E y del complejo B, minerales y fitonutrientes esenciales. Para preparar una infusión, puedes lavarlo, pelarlo, trozarlo y hervirlo, aunque también se consigue en polvo. Otra opción es dejar enfriar la preparación para hacer gárgaras.

Té verde

Evidencia científica preliminar señala que el consumo regular de té verde reduciría la incidencia de infecciones bacterianas o virales, en comparación con aquellas personas que no lo beben. Esto sería posible gracias a la presencia de catequinas, compuestos que contrarrestan la adhesión de microorganismos a las paredes celulares, y, por consiguiente, disminuyen la exposición a la liberación de toxinas.

Miel

Desde hace siglos, la miel es una opción muy utilizada para curar heridas, y prevenir infecciones por virus y bacterias. Esto se debe a que combina peróxido de hidrógeno, acidez y una alta concentración de azúcares. Los especialistas aconsejan incorporarla en tus tés o infusiones favoritas para potenciar sus propiedades.

Jugos

Las infusiones no son las únicas bebidas efectivas para mejorar el funcionamiento del sistema inmunitario y fortalecer nuestras defensas. Los vegetales y frutas son parte esencial de una dieta saludable y equilibrada, y pueden aprovecharse a través de jugos, batidos o licuados. Aquí van algunas ideas:

Jugos
Foto: GETTY IMAGES

Jugos verdes

Este tipo de bebidas se caracterizan por la presencia de clorofila, el pigmento que da su distintivo color a las frutas y vegetales verdes, así como minerales y compuestos antioxidante. Puedes preparar uno licuando con 2 ramas de apio, ½ pepino, ½ taza de kale y otra de espinacas. Puedes añadir kiwi o albahaca para saborizar y completar con agua para lograr la consistencia deseada.

Jugos rojos

Este tipo de alimentos se caracterizan por su aporte de vitaminas y propiedades hidratantes. También se destaca la presencia de licopeno, un pigmento antioxidante que otorga el característico color rojizo. Para este jugo puedes usar una taza de tus frutos rojos favoritos, como fresas, frambuesas o cerezas, una manzana y sandía hasta lograr la consistencia deseada.

Jugos morados

Finalmente, puedes preparar bebidas buenas para el sistema inmunitario si optas por las opciones moradas, ya que esa característica tonalidad se debe a la presencia de las antocianinas, poderosos antioxidantes. Puedes preparar un delicioso jugo mezclando en una licuadora 1 remolacha, junto a una taza de col morada y otra de moras y arándanos (estos últimos también pueden añadirse trozados al licuado).

Jugos morados
Foto: GETTY IMAGES

Más formas de fortalecer las defensas

Puedes mejorar el funcionamiento del sistema inmune incorporando una dieta saludable, que incluya frutas, vegetales, lácteos bajos en grasas, y aceites saludables, descansado lo suficiente, realizando ejercicio, controlando tus niveles de estrés, y realizando visitas o chequeos médicos regularmente.

Cómo fortalecer tu sistema inmunitario

Fuentes consultadas

Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Departamento de Agricultura de EE. UU., Instituto Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.

Comparte tu opinión