Hillary Clinton: a los 67 y llena de energía

Crédito:Getty Images |

Hillary Clinton, quien oficializó su deseo de competir por la presidencia de Estados Unidos en 2016, es una de los ejemplos de que las mujeres post-menopáusicas pueden estar más activas que nunca. ¿Qué dice la ciencia respecto a esta etapa que atravesará tarde o temprano la mitad de la humanidad? Cómo revertir los síntomas más molestos.

Hillary Clinton

La esposa del ex presidente estadounidense Bill Clinton, Hillary Diane Rodham Clinton, es abogada, fue Secretaria de Estado, Senadora y Primera Dama de los Estados Unidos. Tiene 67 años, una hija y acaba de lanzar su campaña para ser presidenta en el 2016. "Soy candidata a la presidencia. Todos los días, los estadounidenses necesitan un líder, y yo quiero ser ese líder". Más firme y activa que nunca.

Cambios inevitables

Mucho se habla de ella, todos saben que es una etapa de cambios vitales, molestias físicas, algunas crisis existenciales, chistes sexistas, pero aún existes algunos interrogantes y cosas por descubrir sobre este proceso inevitable en la vida de toda mujer. Sin embargo, cuando la mujer conoce y entiende los cambios que está viviendo su cuerpo desaparece la ansiedad y mejora su calidad de vida.

Michelle Bachelet
Crédito:Getty Images |

Michelle Bachelet

Verónica Michelle Bachelet Jeria es médica y política y la actual presidenta de la República de Chile desde el 11 de marzo de 2014. Tiene 63 años y tres hijos. Siempre ha sido una estudiante destacada y ha recibido en su carrera política numerosos premios y reconocimientos internacionales, incluso el de Global Trailblazer Award de Vital Voices (organización fundada por Hillary Clinton).

¿A qué se llama menopausia?

La menopausia es la época de la vida de una mujer en la cual deja de tener menstruaciones. Suele ocurrir naturalmente, con mayor frecuencia después de los 45 años, pero en promedio se da más cerca de los 50. La menopausia se produce porque los ovarios de la mujer dejan de producir hormonas estrógeno y progesterona, por lo cual cesa la función reproductiva de los ovarios.

Dilma Rouseff
Crédito:Getty Images |

Dilma Rouseff

Otro de los ejemplos de mujeres maduras y super activas es el caso de Dilma Vana da Silva Rousseff, economista y política brasileña, actual presidenta de su país desde el 1 de enero de 2011. Tiene 67 años y una hija, y es otra muestra más de que para muchas la etapa post menopáusica puede ser la más activa. Aquí la vemos en una reunión cumbre bilateral con el presidente de Estados Unidos, Barak Obama.

10 años de síntomas

Recientemente, un estudio publicado en JAMAS concluyó que los síntomas de esta etapa se extienden un promedio de 7 años y 9 años dentro del grupo de las latinas, contra 2 años que se creía hasta ahora. Y se calcula que el 80% de las mujeres experimentan estos síntomas, sobre todo los sofocos, que suelen ser los más molestos y en algunos casos, ameritan tomar una medida terapéutica para mitigarlos.

Cristina Fernández de Kirchner
Crédito:Getty Images |

Cristina Fernández de Kirchner

Cristina Elisabet Fernández de Kirchner es una política, empresaria y abogada argentina. Presidenta de la Nación Argentina desde el 10 de diciembre de 2007. Tiene 62 años, dos hijos, una nieta y otro en camino. Dicen sus allegados que es muy coqueta y que está siempre muy atenta a todos los detalles porque le gusta verse bien.

Todo lo activa que quieras

Esta es una fase de tu vida que puede ser tan activa y satisfactoria como tú lo desees. Lo importante es mantenerte activa no sólo físciamente, sino también mentalmente. Si no trabajas es hora de considerar salir de tu casa o iniciar una actividad, comercial o en una organización sin fines de lucro como voluntaria. Si siempre deseaste desarrollar un hobbie o estudiar, éste es el momento: tus hijos son grandes y sabes lo que deseas.

Una para cada una

A pesar de que hay síntomas comunes, la menopausia se da en forma diferente en cada mujer. Algunas experimentan todos los síntomas descritos y otras sólo algunos o ninguno. Entre los síntomas esperables están: irregularidad en el período, insomnio, sequedad vaginal, inestabilidad emocional, baja en la libido sexual, calores y sofocones, dificultad para concentrarse y debilidad en el cabello y aumento del vello facial.

La fatiga

La fatiga, más que un síntoma de la menopausia, parecería ser una consecuencia del estrés que muchas mujeres sufren en esta etapa de la vida, o de un cuadro de depresión, también muy común en mujeres de más de 40 años, alguna patología fisiológica o médica en particular, o una consecuencia secundaria del no dormir, que sí puede ser un síntoma de la menopausia. No existe evidencia científica de que la menopausia, disminuye la actividad.

 Etapas de la menopausia

Etapas de la menopausia

Esta etapa de cambios corporales en la mujer es conocida como la transición menopáusica, comienza con la llamada perimenopausia que suele empezar con los síntomas incluso varios años antes de que se retire por completo la menstruación. Luego de un año completo sin período se habla de menopausia propiamente dicha, que se da en promedio a los 51 años, y luego hasta el final de los días, de post menopausia.

 Los cambios en el cuerpo

Los cambios en el cuerpo

Es verdad, el cuerpo puede sentirse diferente con la menopausia: baja la libido o energía sexual, la mujer no se siente tan sexy, su cintura se puede ensanchar, puede perder masa muscular y ganar grasa, la piel se podría poner delgada y a veces duelen las articulaciones. La buena noticia es que existen estrategias para revertir estos cambios.

Cambios positivos

Mantenerse saludable después de la menopausia y retrasar el envejecimiento asociado a ella es posible si implementas algunos cambios: no fumar y el mantener una dieta saludable, baja en grasas, alta en fibras, con suficiente frutas y vegetales, y teniendo en cuenta que ingieres todas las vitaminas y minerales necesarios para esta etapa de la vida, sobre todo lo referente a calcio y vitamina D, son claves.

Ejercicio, siempre ejercicio

Ejercicio, siempre ejercicio

No hay excusa para no hacerlo o interrumpirlo. Realiza ejercicios aeróbicos como trotar, baiar, caminar o andar en bicileta y también trabajo de resistencia con tu mismo peso. Es fundamental mantenerse activa como forma de vida y realizar ejercicio al menos tres veces por semana, el que desees, pero con constancia.

Otras precauciones

Recuerda siempre tomar las medicinas que tu doctor te ha recetaro, sobre todo las referentes a temas de salud como alta presión, el colesterol o la osteoporosis que pueden afectar tu calidad de vida y traer consecuencias a largo plazo. Para el tema sexual, considera utilizar un lubricante vaginal a base de agua (no vaselina) o una crema o pastilla vaginal de estrógeno para ayudarla con las molestias vaginales.

La terapia de reemplazo

Si ciertos síntomas, tales como los calores súbitos, los sudores nocturnos o la resequedad vaginal, te están afectando mucho, es posible que tu médico te sugiera la terapia de reemplazo hormonal, la ingesta de estrógenos o progestágeno. Pero debes saber que esta terapia tiene sus riesgos, y que la FDA sugiere que se utilice en la dosis más baja posible por el menor tiempo posible.

¿Pueden ayudar los fitoestrógenos?

¿Pueden ayudar los fitoestrógenos?

Los fitoestrógenos son sustancias que se encuentran en algunos cereales, vegetales, legumbres (incluyendo la soja) y hierbas y es posible que funcionen en el cuerpo como un tipo débil de estrógeno. Aún no está debidamente demostrado si estas sustancias alivian los síntomas de la menopausia, por lo que si estás pensando en tomar un suplemento de hierbas es importante consultar con tu médico, según el Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento.

Comparte tu opinión