Germinados de lenteja, cómo hacerlos y cuáles son sus beneficios

Foto: GETTY IMAGES

¿Te gustan las lentejas? Son ingredientes indispensables de muchos platillos populares, y si bien son deliciosas y rebosan de sabor, también pueden causar molestias digestivas. Por suerte, podemos evitar este problema recurriendo a sus germinados, y así seguir aprovechando todas sus bondades. Aquí te contamos más:

Qué son las legumbres

Las legumbres son los granos o semillas de las leguminosas (plantas pertenecientes a la familia Fabaceae). En este grupo, además de las lentejas, podemos encontrar a la alfalfa, fenogreco, frijoles, garbanzos, guisantes, o soja, entre otros. Si bien todos presentan beneficios para la salud, también poseen "antinutrientes" que pueden reducirse mediante procesos de hidratación o germinación.

Descubre los poderes de las legumbres
Germinado de lenteja
Foto: GETTY IMAGES

Germinado de lenteja

El germinado es un proceso por el cual se somete a la lenteja a agua, calor y oxígeno para que brote. El objetivo de esto es potenciar sus propiedades nutritivas y facilitar su digestión, ya que cruda, tiene un bajo contenido de agua y una importante cantidad de carbohidratos complejos. Aquí te contamos el paso a paso para poder hacerlo:

Hidratación

En primer lugar, debes calcular cuantos germinado quieres. Una vez decidido, coloca las lentejas en un recipiente y agrega agua para que reposen toda la noche. Recuerda que las legumbres pueden llegar a triplicar su tamaño, por lo que debes disponer de espacio suficiente. No cierres herméticamente el recipiente, sino cúbrelo con tela.

Reposo

Por la mañana deberás drenar el agua del recipiente, y lavar bien las lentejas. Luego puedes dejarlas reposar en el mismo recipiente utilizado para la hidratación, siempre y cuando tengas lugar para distribuirlas y no estén compactas. Vuelve a tapar el recipiente con tela, pero no herméticamente, lo importante es que las legumbres estén oxigenadas, de lo contrario se formará moho.

Rehidratación
Foto: GETTY IMAGES

Rehidratación

Deberás repetir los lavados durante unos 3 a 5 días para rehidratarlas, solo procura que estén húmedas y que no se generen “charcos” o acumulación excesiva de agua. En un principio se aconseja enjuagar 2 veces al día, pero sobre el final bastará una vez al día. Cumplido este tiempo, notarás los primeros brotes.

Guardado

Cuando los brotes alcancen 2 o 3 cm. puedes exponerlos indirectamente a la luz solar para que se tornen verdes y pierdan el exceso de agua. En ese momento ya estarán listo para consumir, aunque si no deseas hacerlo de inmediato, puedes reservarlos en la nevera por no más de una semana en un recipiente hermético, libre de humedad.

Cómo usarlo

Puede comer el germinado solo como refrigerio, combinarlo con cereales, como arroz, agregarlo a ensaladas o sumarlo a cualquier plato al que prepararías con lentejas. También puedes utilizarlo como ingrediente para la elaboración de panes. Incluyéndolo regularmente en tu dieta, no solo obtendrás platillos diferentes, sino estos beneficios para la salud:

1. Nutritivo
Foto: GETTY IMAGES

1. Nutritivo

Las lentejas poseen ácido fítico, que puede resultar difícil de digerir, sin embargo, cuando se germinan, este compuesto se neutraliza. Esto permite que el cuerpo absorba más vitaminas y minerales a medida que se digieren. Otro beneficio de la germinación es que ayuda a eliminar los azúcares que poseen las lentejas, responsables de los gases intestinales.

2. Estimula la circulación

Existe evidencia científica que vincula el consumo de brotes de lenteja con una mejor circulación sanguínea. Esto reduciría el riesgo de ataques cardíacos o problemas como la disfunción eréctil. Además, por su alto contenido de fibra, favorecerían el control de los niveles de colesterol en sangre.

Alimentos que mejoran la circulación

3. Mejora la vista

Los brotes de lentejas también son ricos en vitamina A, por lo que suelen vincularse a una mejor salud ocular. Los estudios son insuficientes, pero algunos expertos señalan que la ingesta regular de los germinados prevendría la aparición de enfermedades de la vista como cataratas o degeneración macular por la edad.

4. Fortalece la piel y el cabello
Foto: GETTY IMAGES

4. Fortalece la piel y el cabello

Otra característica nutricional notable de los germinados de lentejas es su cantidad de vitamina C. Esta cumple un rol clave en el fortalecimiento de la salud cutánea, brindado fortaleza y elasticidad, a la vez que favorece el crecimiento del cabello, y previene problemas como la caspa, falta de brillo o caída.

Hierbas para cuidar el cabello

Precauciones

La humedad necesaria para que germinen las lentejas favorece el desarrollo de muchas bacterias peligrosas, como la Escherichia coli o Salmonella. Estas hacen que las personas sean más propensas a padecer diarrea, fiebre y calambres abdominales. Se aconseja tener mucho cuidado al momento de preparar los germinados o comprar brotes que hayan cumplidos con los cuidados correspondientes.

Remedios caseros para la diarrea

Fuentes consultadas

Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Departamento de Agricultura de EE. UU., Instituto Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.

Comparte tu opinión