10 snacks saludables y llenos de energía

Poderío en tu alimentación
Crédito:Shutterstock

Poderío en tu alimentación

Los snacks o colaciones son alimentos muy importantes en la dieta de las personas, puesto que ayudan a saciar el apetito a lo largo del día, evitan los famosos atracones y además te llenan de energía. ¿Sabes qué snack que te mantendrá con la pila a tope?

Snacks con menos de 200 calorías

1. Granola

¿Sientes que te faltan baterías? La granola es una perfecta solución para aliviar este síntoma. Gracias a que combina varios cereales ricos en fibra, proteínas, así como vitaminas y minerales es un complemento ideal para tu día. Puedes consumirla sola o combinada con leche, yogur, frutas o en licuados y batidos.

2. Frutos secos
Crédito:Shutterstock

2. Frutos secos

En tanto, las nueces, almendras, los cacahuates o cualquier otro fruto seco, son perfectos para tranquilizar el apetito, mientras al mismo tiempo sirven como bombas energéticas. Como consejo, evita sobrepasarte de su consumo, pues son altos en calorías y grasas vegetales.

Snack contra la obesidad

3. Un puño de nueces

Por ejemplo, si hablamos de las nueces, son una gran fuente de fósforo, calcio, hierro, magnesio, así como de ácidos grasos omega 3 y 6 que además de servir como potencializadora de energía, también auxilian en la prevención de problemas cardiacos, según la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA).

4. Pistachos
Crédito:Shutterstock

4. Pistachos

Este producto es práctico a la hora de llevarlo a otro lugar y efectivo al momento de potencializar tu energía. Y es que cada 100 gramos de pistachos aportan 20 gramos de proteína. Del mismo modo, son ricos en fibra y mejoran la digestión.

5. Sandwich

Si compaginas tus actividades diarias con ejercicio, entonces puedes prepararte la mitad de un sándwich con jamón de pavo entre comidas. De preferencia usa panes con granos enteros, ya que son fuente de vitaminas y minerales y además contienen hidratos de carbono, combustible ideal para que el cuerpo trabaje todo el día.

Niños y la comida chatarra
6. Brochetas de frutas
Crédito:Shutterstock

6. Brochetas de frutas

Si estás pensando qué comer mientras te encuentras en la oficina, puedes preparar con anticipación unas mini brochetas combinando varios trozos de fruta como plátano, manzana, naranja, sandía y uvas. Gracias a los nutrientes de los frutos, tendrás pila de sobra para concluir con tus actividades.

7. Un poco de queso

A menos que seas intolerante a la lactosa, servirte media taza de trocitos de queso cheddar, panela o queso tipo suizo, te aportará baterías a un bajo precio en cuestión de calorías. Los puedes combinar con media taza de uvas o con 5 almendras.

Retiran snacks de McDonald’s
8. Yogurt bajo en grasas
Crédito:Shutterstock

8. Yogurt bajo en grasas

Es un alimento rico en proteínas de alta calidad. Además, aporta calcio, y vitaminas A, D y B, según la Biblioteca Nacional de Medicina. Como un tip, puedes agregarle algunos trozos de fruta o granola. La mezcla, además de crear sensaciones agradables en tu paladar te cargará de energía.

9. Ensalada de vegetales
Crédito:Shutterstock

9. Ensalada de vegetales

Por su gran contenido en agua, prepararte una colación a base de zanahoria, apio, pepino y lechuga, te ayudará a mantenerte bien hidratado. Además, te aportará una generosa cantidad de antioxidantes, vitamina C y fibra, ésta última ideal para aumentar la sensación de saciedad en el cuerpo y la absorción de líquidos.

10. Un huevo duro

Otra estupenda opción cuando se busca lograr la sensación de saciedad y al mismo tiempo recibir proteínas. Con aproximadamente 78 calorías, un huevo duro te ayudará a mantener los músculos y huesos de tu cuerpo en forma para realizar las actividades del día.

Razones para comer huevo

Lo que un snack debe llevar

Si estás cuidando la figura, pero a la vez buscas un refrigerio poderoso, entonces revisa que la colación sea baja en grasas y carbohidratos, pero rica en proteínas y fibra. Asimismo, es importante que siempre acompañes cada colación con agua, con la finalidad de mantener una buena hidratación.

Organiza tus refrigerios

Procura planear tu menú del día, así tendrás más control de la comida que te estás llevando a la boca y será más fácil mantener la línea. Ojo, si ha llegado la hora de la colación, pero no tienes hambre, no es necesario que la consumas.

Menús infantiles del “fast food”

Evita las barras compradas

Muchas personas optan por comprar las barras energéticas cuando no se puede hacer más para entretener el apetito; sin embargo, varias evaluaciones, entre ellas, las de la Procuraduría Federal del Consumidor en México (Profeco) demuestran que estos productos están saturados de grasas, calorías y azúcares que impactan en tu peso y salud.

¡Mejor haz tu propia barra!
Crédito:Shutterstock

¡Mejor haz tu propia barra!

Para evitarte inconvenientes en tu salud como los antes mencionados, puedes preparar tu propia barra energética. Para eso vierte ¼ de taza de agua en una cacerola y agrega 3 cucharadas de azúcar junto al jugo de ½ limón. Cuando la mezcla haya hervido agrega 1 cuchara de grenetina en polvo y continúa mezclando.

Combate la adicción a las comidas
Crea tu snack
Crédito:Shutterstock

Crea tu snack

Posteriormente, vierte 1 taza de granola en un refractario de vidrio y agrega la mezcla del paso anterior distribuyéndola por todo el volumen. Con un rodillo engrasado aplana la mezcla, deja reposar por 20 minutos y después con un cuchillo corta dando forma rectangular al producto. ¡Tus barras están listas para consumirse!

Comidas que no debes refrigerar
Comparte tu opinión