El misterio detrás de los bostezos

¿Por qué bostezamos?

¿Por qué bostezamos?

Son todo un misterio para la ciencia y hasta el día de hoy se han realizado múltiples estudios e investigaciones para determinar su razón de ser. Existen muchos mitos y creencias acerca de por qué bostezamos. ¿Qué los provoca?, ¿es el cansancio?, ¿por qué son contagiosos?. Hoy develaremos estas incógnitas.

Gritos en silencio

Gritos en silencio

Si es que acabas de bostezar o te dieron ganas, lo que sucedió en tu cuerpo es un ciclo respiratorio paroxístico que dura entre 5 y 10 segundos, en los que el organismo sigue una serie de pasos, siempre en el mismo orden: empieza con una inspiración amplia, lenta y muy profunda.

El arte de bostezar

El arte de bostezar

Al mismo tiempo se abre completamente la laringe al grado que la cuerdas vocales alcanzan su máximo grado de abducción, sigue una parada del flujo ventilatorio o clímax del bostezo y se acompaña de parpadeo y estiramiento, para terminar con una exhalación pasiva en donde todo se normaliza, explica el Instituto Nacional de Salud.

Señal de alarma

Señal de alarma

Bostezar aumenta el sentido de alerta y la atención ante un cambio de actividad o al pasar del aburrimiento a la acción, según estudio publicado por el hospital parisino Pitié-Salpetrière. Es por ello que en las noches bostezamos más, como respuesta a la disminución de nuestro estado de alerta.

10 tips para dormir bien
No más CO2

No más CO2

Se creía que el bostezo funcionaba para regular los niveles de dióxido de carbono (CO2) en la sangre, pero, Robert Provine, profesor de psicología en la Universidad de Maryland, aseguró que es totalmente falso. Para afirmarlo analizó a voluntarios que aspiraron aire normal y con más CO2, y no hubo cambios.

Es contagioso

Es contagioso

Es muy cierto que cuando vemos a una persona bostezando, una foto o simplemente escuchamos que alguien bosteza, nos dan ganas de hacer lo mismo, esto se debe a que el bostezo en un sistema de comunicación avanzada y está íntimamente ligado con la empatía de las personas.

Cerebros humanos, listos para empatizar
Los ciegos también se contagian

Los ciegos también se contagian

No sólo las personas que ven a alguien bostezar sienten ganas de hacerlo, los ciegos también se contagian de este acto, ya que por medio del sonido, son estimulados para sumarse a la cadena de bostezos. Según Robert Provine son incluso más contagiosos que el hipo o la risa.

Con efecto retardado

Con efecto retardado

El contagio de los bostezos puede o no ser de forma inmediata, el periodo en el que se reproduce la acción oscila entre los 5 minutos, y tampoco importa el ángulo en el que se mire a la persona, igualmente causará efecto en la reacción de las demás personas que se encuentren cerca.

Niños autistas no bostezan por 'contagio
Une relaciones

Une relaciones

Bostezar, gracias a la empatía, es mucho más común entre familias, amigos y parejas, pues comparten relaciones afectivas muy profundas. Está comprobado que una persona sentirá ganas de bostezar si alguien de sus conocidos lo hace, que si bosteza una persona ajena.

¿Desalmados?

¿Desalmados?

Antiguamente a los griegos y los mayas les preocupaba mucho bostezar, pues tenían la creencia de que al momento de realizar este acto, el alma intentaba salir del cuerpo, por lo que existían reglas con respecto a esto, por ejemplo, en el mundo hindú era pecado bostezar en lugares públicos.

Experiencias cercanas a la muerte
¿Qué pasa mientras bostezamos?

¿Qué pasa mientras bostezamos?

Una serie de agencias de noticias calcularon el tiempo que dura el bostezo, 6 segundos, y mientras esto sucede la frecuencia cardiaca aumenta considerablemente. En 2012 se realizó un estudio del cuerpo antes, durante y después del bostezo y se encontraron cambios que sólo suceden en ese momento.

Una palabra es suficiente

Una palabra es suficiente

Provine asegura que escribir o leer acerca del bostezo también hace bostezar, aunque no estés cansado o somnoliento. También leer un texto en el que la palabra bostezo esté escrita repetidas veces hace que esta conducto se repita constantemente, cosa que no pasa con la palabra risa o hipo.

¡Qué rico!

¡Qué rico!

Bostezar se ha ligado con una sensación sin igual de placer, pues en este proceso intervienen sustancias como la dopamina, neurotransmisor y hormona de la felicidad, que al mismo tiempo libera oxitocina, la famosa hormona del amor. También interviene la serotonina, que equilibra el deseo sexual.

Hormonas: para mejorar el humor
¿Quiénes pueden hacerlo?

¿Quiénes pueden hacerlo?

Para bostezar sólo se necesita tener mandíbula y ser vertebrado, menos en la jirafa y la ballena, en todos se realiza el mismo esquema motor, inclusive en los équidos que respiran únicamente por vía nasal.

Aburrimiento desde el vientre

Aburrimiento desde el vientre

El ser humano comienza a bostezar desde la duodécima semana de embarazo, lo que registra un excelente desarrollo pulmonar del bebé, y va reduciéndose conforme va creciendo, se mantiene en el primer año de vida y sigue decreciendo hasta la vejez. Al parecer bostezamos 250 mil veces a lo largo de nuestra vida.

Efectos reproductivos

Efectos reproductivos

Algunos autores como Olivier Walusinski, aseguran que bostezar puede tener una carga altamente sexual. Él se fijó en lo macacos, ya que el macho dominante, condicionado por los elevados niveles de testosterona, bosteza antes y después de haberse apareado.

A relajarse se ha dicho

A relajarse se ha dicho

El acto de bostezar sugiere un periodo de relajación, por lo que al conducir, mucha gente lo hace más, ya que contrarresta los niveles de estrés, lo que genera atención permanente, además de que también se utiliza como forma de relajación en la práctica de yoga.

/es/terapias-alternativas/terapia-de-rel
El mejor amigo del hombre

El mejor amigo del hombre

Algunos biólogos llaman al bostezo “actividad de desplazamiento” y es lo que hacen los perros, que además de bostezar cuando escuchan a su amo hacerlo y mostrar empatía con ellos, bostezan cuando se sienten tensos, lo hacen para calmarse. En el perro se puede leer como una señal de relajamiento.

Su perro está bostezando con usted
Altas temperaturas

Altas temperaturas

Estudios recientes indicaron que el bostezo también sirve para reducir la temperatura del cerebro. En dicho estudio se encontró que las personas eran más activas bostezando en condiciones climáticas de invierno, cuando el ambiente es más frío, que en verano, según información de National Geographic.

Los secretos que esconde tu mente
Movimientos inesperados

Movimientos inesperados

Algunos pacientes que sufrieron accidentes cerebrovasculares con síndrome locked-in o enclaustramiento –estar completamente paralizado, consciente y sólo poder mover los ojos- pueden bostezar sin problema alguno.

Más ataques cerebrales, más deterioro co
Comparte tu opinión