Diabetes: El cuidado de los dientes es fundamental

¿La diabetes puede dañar los dientes?

¿La diabetes puede dañar los dientes?

Uno de las preocupaciones más comunes de los diabéticos son los dientes y las encías, ya que pueden tener complicaciones. Tal como explica el Centro Coordinador Nacional de Información sobre la Diabetes: “los niveles altos de glucosa en la sangre promueven el crecimiento de placa bacteriana”.

Más glucosa, más placa

Entre los problemas más comunes que pueden tener los diabéticos, la Asociación Dental Americana enumera: caries, enfermedad periodontal, disfunción de la glándula salivar, infecciones producidas por hongos, reacciones liquenoides (es una enfermedad inflamatoria de la piel), cicatrización lenta después de una infección o problema y problemas con el gusto.

Diabéticos, ¡a cepillarse!

Diabéticos, ¡a cepillarse!

Las personas con diabetes pueden tener problemas en los dientes y las encías con más frecuencia si sus niveles de glucosa en la sangre permanecen altos. Los dientes incluso pueden llegar a caerse. Por su parte, las personas que fuman, tienen más riesgo de sufrir problemas en las encías.

¿Cómo cepillarse y limpiarse los dientes?

Previene la periodontitis

La periodontitis es una infección en las encías y en el hueso que sujeta los dientes. En casos de infección grave, las encías pueden separarse de los dientes, haciéndolos parecer más largos. Los primeros signos son enrojecimiento, dolor y sangrado en las encías, describe el Centro Coordinador Nacional de Información de la Diabetes.

Aprende sobre la enfermedad de las encías
¡Detecta las señales!

¡Detecta las señales!

Entre los problemas más comunes en los diabéticos, hay que estar atento a: las encías rojas, doloridas e hinchadas, el sangrado en las encías, que las encías se separen de los dientes, que los dientes se aflojen o estén muy sensibles, a tener mal aliento y que la mordida sea diferente a la de siempre.

¿Cómo se forma una carie?
¡Utiliza hilo dental!

¡Utiliza hilo dental!

Para una limpieza más profunda, el hilo dental te ayudará a prevenir la acumulación de placa. Pregúntale al dentista cómo es la forma correcta de pasarlo, pero recuerda que debe ser suave y lentamente, para no lastimar las encías. Si además controlas tu glucosa, ¡tu dentadura estará bien cuidada!

Hazte amigo del cepillo

Después de cada comida, desayuno o merienda, ¡higienízate los dientes! Elige un cepillo de cerdas suaves. La limpieza debe abarcar desde la encía hasta la parte de atrás y de arriba de cada diente. De todos modos, recuerda visitar al dentista dos veces al año y de informarle que padeces de diabetes.

16 mentiras sobre tus dientes
Adelántate a la falta de azúcar

Adelántate a la falta de azúcar

Si tomas algún medicamento para la diabetes que puede hacer que tu nivel de glucosa baje demasiado y tengas una hipoglucemia, habla con tu médico antes de ir al dentista para evaluar las posibilidades para controlar tu nivel de glucosa después de la cita. Ten en cuenta que por lo general, luego de un tratamiento odontológico, el dentista indica no comer durante una hora o más después de la consulta.

No pases mucho tiempo sin comer

Si tienes cita con el dentista después del trabajo o luego de estar fuera de tu casa, recuerda comer algo antes. Puedes llevar, incluso, un snack u otro alimento al consultorio y comerlo antes de que te atienda el dentista. También, es posible que debas llevar algún medicamento para la diabetes. Recuerda preguntarle al médico si debes modificar la ingesta de medicamentos y con qué frecuencia deberás medirte el nivel de glucosa en sangre.

Riesgo de autismo en madres diabéticas
Comparte tu opinión