¿Dónde están las calorías negativas?

Las odiosas pero útiles calorías
Crédito:Shutterstock

Las odiosas pero útiles calorías

Las calorías miden la energía que aportan los alimentos al organismo. Si se ingieren más de las que el cuerpo gasta, se almacenan en forma de grasa y se sube de peso. Ingresan al cuerpo al comer y beber y se eliminan principalmente al moverse y hacer ejercicio. Y también al masticar, hacer la digestión y otras funciones vitales.

 ¿Qué son los calorías negativas?

¿Qué son los calorías negativas?

No todas las calorías son iguales: hay estudios que demuestran que hay alimentos más difíciles de masticar y digerir, como ciertas frutas, vegetales y granos enteros. Este esfuerzo extra del organismo se traduce en un mayor gasto de calorías, y de ahí nace el mito de que hay alimentos con “calorías negativas”.

10 mitos sobre bajar de peso
Adelgazar comiendo
Crédito:Shutterstock

Adelgazar comiendo

Se cree que estos alimentos con calorías negativas gastan más calorías en ser masticados y digeridos que las que aportan al organismo. Por eso se dice erróneamente que se “adelgaza” comiéndolos, ya que en lugar de sumar calorías, las restan, y se podrían comer en grandes cantidades sin engordar. Pero no hay evidencia científica que lo demuestre.

Gasta calorías sin ir al gimnasio
El efecto térmico
Crédito:Shutterstock

El efecto térmico

Al masticar y digerir un alimento, se consumen un 10 % de las calorías que aporta al organismo. Este porcentaje se denomina “efecto térmico” o TEF. En algunos alimentos como el apio, el TEF alcanza el 20 % por su alto contenido de fibra. Pero además tiene pocas calorías, por eso ayuda a bajar de peso.

Más testimonios
Crédito:Shutterstock

Más testimonios

Tim Garvey, del Departamento de Ciencias de la Nutrición de la Universidad de Alabama, en Birmingham desmiente el concepto de las calorías negativas. Pero confirma que hay alimentos que ayudan a acelerar el metabolismo, y queman algunas calorías más, aunque en cantidades muy poco significativas.

Siempre cuentan
Crédito:Shutterstock

Siempre cuentan

Marion Nestle y Malden Nesheim, especialistas en Nutrición y autores del libro “Why Calories Count” editado por la Universidad de California desmitifican a las calorías negativas. Además de explicar que esto es fisiológicamente imposible, aseguran que las calorías ¡siempre suman!

10 mitos sobre bajar de peso
Un ejemplo válido
Crédito:Shutterstock

Un ejemplo válido

Uno de los pocos ejemplos válidos de calorías negativas es el de las proteínas. Tienen entre un 20 y un 30 % de efecto térmico; el porcentaje indica las calorías que se gastan al masticarlas y digerirlas, pero a la vez son alimentos que aportan muchas calorías al organismo.

El agua helada sí
Crédito:Shutterstock

El agua helada sí

El único caso cierto y comprobado de “calorías negativas” es el agua helada: no tiene calorías pero el cuerpo utiliza 100 calorías para llevar 4 tazas de agua fría a la temperatura corporal. De todos modos, es demasiado líquido para solo “ahorrar” 100 calorías.

¿Se puede acelerar el metabolismo?
A la gente le gusta comer
Crédito:Shutterstock

A la gente le gusta comer

Si bien la “magia” de las calorías negativas no es tal, se pueden utilizar estos alimentos con el concepto que aplica la dieta volumétrica, desarrollada por la profesora Barbara Rolls, de la Pennsylvania State University. Rolls sostiene que a la gente “le gusta comer”, por eso hay que llenar el estómago con alimentos que den saciedad.

¿Eres un comedor emocional?
Lo que sí, lo que no
Crédito:Shutterstock

Lo que sí, lo que no

Según propone Rolls, los alimentos con alta densidad ayudan a sentir saciedad, y esto hace comer menos cantidad y por ende, bajar de peso. Los alimentos recomendables son los vegetales sin almidón, los lácteos bajos en grasa y los caldos. Los que hay que evitar son las galletas, manteca, aceites, chocolates y frutos secos.

Dieta volumétrica
Jengibre y té verde
Crédito:Shutterstock

Jengibre y té verde

Sustancias como la cafeína, el jengibre y el té verde ayudan a quemar algunas calorías más que las que aportan. Ron Mendel, director del Programa de Ciencia del Ejercicio de la Mount Union University, en Ohio, lo comprobó en un estudio con 20 participantes que consumieron bebidas dietéticas con extracto de té verde y jengibre.

El té verde ayuda a mantener el peso
Siempre la fibra
Crédito:Shutterstock

Siempre la fibra

Los vegetales sin almidón dan saciedad por su alto contenido de fibra. Se pueden comer mayores porciones pero tienen pocas calorías, por eso son una buena opción para la dieta. Entre ellos están el ya mencionado apio, la lechuga, el pepino, al espinaca y los hongos.

Cafeína, ¿cuánto es mucha?
Calorías permitidas
Crédito:Shutterstock

Calorías permitidas

Los lácteos bajos en grasas y los caldos son otros alimentos “permitidos” para aquellos a los que no se conforman con un pequeño plato de comida. Y según lo que propone Barbara Rolls, al dar saciedad ayudan a bajar de peso.

No hay magia
Crédito:Shutterstock

No hay magia

En 2007, la compañía Coca Cola fue multada por declarar que su bebida “Enviga”, a base de té verde, contenía “calorías negativas” que quemaban entre 20 y 33 calorías más de las que aportaba cada lata de 12 oz. La FDA declaró que no existe evidencia científica de esta afirmación.

Nada nuevo bajo el sol
Crédito:Shutterstock

Nada nuevo bajo el sol

Las calorías negativas que permiten adelgazar comiendo no son tales. Por eso siguen en pie los métodos tradicionales para bajar de peso: dieta sana, ejercicio, ingerir tantas calorías como las que se gastan para mantenerse en línea. Y menos calorías y más actividad física si se quiere bajar de peso.

Comparte tu opinión