Cuidados naturales para la piel seca

Foto: ISTOCK

¿Sientes la piel tirante o áspera? ¿Se escama? ¿Pica? Entonces, tienes piel seca. Esta tipología presenta un aspecto pálido y desvitalizado, con signos de descamación y agrietamiento. Si bien no se trata de una condición que deba preocuparte, puede resultar molesta y antiestética. Pero no desesperes... existen soluciones naturales que pueden ayudarte.

¿Por qué surge?
Foto: CONSUMER REPORTS

¿Por qué surge?

Los especialistas señalan que esta condición puede deberse al clima, especialmente seco y frío, el calor que producen estufas y calefacciones, baños y duchas calientes, nadar en piscinas con mucho cloro, utilizar ciertos tipos de jabones o detergentes que fomentan la sequedad, o a otras afecciones, tales como eczema o psoriasis.

Alcanfor, opción natural para la piel
Cómo prevenirla
Foto: ISTOCK

Cómo prevenirla

Puedes recurrir a cremas rehidratantes que sellan la piel y evitan la pérdida de agua, limitar la exposición al agua en las duchas, cubrir tu piel tanto como sea posible en invierno o utilizar guantes de goma al momento de lavar o limpiar. Sin embargo, un método efectivo es mantener una buena alimentación e hidratación. Aquí te contamos como lograrlo:

Mascarillas de fruta para una piel sana

1. Hidratación por dentro

Tener la piel seca requiere una serie de hábitos para cuidarla y mantenerla correctamente hidratada. Un buen comienzo es beber de 1.5 a 2 litros de agua diarios, además de mantener la humedad en la piel mejorarás el funcionamiento de tu organismo y prevendrás otras enfermedades y lesiones.

Mágicos beneficios de beber agua mineral
2. Alimentos ricos en agua
Foto: ISTOCK

2. Alimentos ricos en agua

Entre los mejores alimentos para la piel seca están aquellos que contienen un alto porcentaje de agua. Elige frutas como sandía, piña, naranjas, melón o tomate, y vegetales como pepino, espárragos, apio, berenjena, rábanos, calabazas, coles, lechugas, espinacas o acelgas. De esta forma te hidratarás y obtendrás muchos nutrientes esenciales a la vez.

Frutas para bajar de peso

3. Omega 3

Los ácidos grasos Omega 3 son emolientes, humectantes naturales que revitalizan la piel seca. Ciertos pescados, como atún, caballa, arenque, salmón y sardinas, los frutos secos y vegetales de hoja verde son ricos en ácidos grasos y proteínas, ambos nutrientes esenciales y necesarios para ayudar en la reparación de las células cutáneas dañadas.

Beneficios comprobados del omega 3
4. Vitamina C
Foto: ISTOCK

4. Vitamina C

La vitamina C mantiene la piel sana, brillante e hidratada y también estimula la producción de colágeno. Aunque la fuente más conocida es la naranja, también puedes encontrarla en otras frutas, como limones, pomelos, mandarinas, kiwis, papaya, mango, frutos rojos (fresas, frambuesas o arándanos) o Camu Camu (el fruto con mayor concentración de esta vitamina).

Camu Camu, gran fuente de vitamina C

5. Aceite de oliva

El aceite de oliva no solamente es un ingrediente básico de la dieta mediterránea, también es una excelente opción para cuidar nuestra salud, específicamente la piel seca. Esto se debe a que tiene un rico contenido de vitamina E y antioxidantes que permiten que cualquier zona áspera o reseca se hidrate rápidamente con éxito.

Beneficios del aceite de oliva
6. Aceite de almendra
Foto: ISTOCK

6. Aceite de almendra

Otro aceite rico en vitamina E que te ofrecerá grandes resultados es el de almendra. Para obtener mayores beneficios, algunas personas suelen agregar una o dos cucharadas a su crema humectante, para potenciar la capacidad de hidratación de este poderoso bálsamo. Existe evidencia de que también ayudaría a combatir las estrías y la inflamación.

7. Aceite de coco
Foto: ISTOCK

7. Aceite de coco

Con la ayuda del aceite de coco se pueden eliminar con mayor facilidad las escamas de la piel cuando está muy reseca, dejándola mucho más suave y tersa. Esto es posible gracias a que ayuda a mantener la capa externa de queratina de la piel, manteniéndola flexible. Esta misma cualidad sería de ayuda para hidratar el cabello.

Aceite de coco ¿Funciona?

8. Mascarilla de manzana y miel

Es ideal para cuando la piel se encuentra reseca y muestra síntomas visibles de descamación y deshidratación. Para hacerla, mezcla una manzana rallada con una cucharada de miel y unas gotas de jugo de naranja. Las propiedades humectantes de la manzana ayudarán a revertir la sensación tirante.

9. Cuidado con las duchas

Bañarse una vez al día y tomar baños o duchas cortas con agua tibia, entre 5 y 10 minutos, es recomendable para evitar la resequedad de la piel. También recuerda que frotarte vigorosamente con una toalla durante el secado no solo irritará la piel, sino que eliminará la humectación. Por ello, seca con rapidez la piel dando suaves golpecitos en las piernas, pecho y brazos.

10. Jabones
Foto: ISTOCK

10. Jabones

Muchos jabones industriales pueden contener sustancias que produzcan reacciones en tu piel, entre ellas, resequedad. Por eso, lo mejor es consultar con un dermatólogo para que te aconseje cuál es el mejor producto para tu cuerpo. Otra opción es recurrir a jabones naturales, como el de Alepo, que se componen principalmente de aceite de oliva y laurel, ingredientes beneficiosos para la piel.

Qué producto debes usar según tu piel

Consulta al médico

Aunque la piel seca no es un fenómeno que deba preocuparte, debes prestar atención a ciertos factores de alerta. Si ves que grandes zonas de piel se desprenden o escaman, la picazón interfiere con tu sueño o actividades diarias, se producen llagas por el rascado y a pesar de estos consejos la sequedad persiste, deberás consultar con un profesional.

Fuentes consultadas

Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Departamento de Agricultura de EE. UU., Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel, Natural Medicines, PubMed.

Comparte tu opinión