¿Cuáles son las posibles causas de la neblina mental?

Foto: GETTY IMAGES

El término neblina mental o "brain fog" describe un conjunto de síntomas relacionados con una disfunción cognitivas que tienen como resultado final la confusión o falta de claridad mental. Se puede expresar a través de pequeños olvidos, dificultad para concentrarse, confusión, sentirse desorganizado o incapacidad para expresar los pensamientos en palabras.

Pistas sobre la "neblina mental"

¿Qué la provoca?

En general, los síntomas de la neblina mental están asociados con diversas condiciones como la fibriomialgia, la fatiga crónica, los cambios hormonales o los trastornos del sueño. También ciertas enfermedades, como la esclerosis múltiple o el lupus, o los tratamientos de quimioterapia pueden provocar deterioro cognitivo.

Síndrome de fatiga crónica
Foto: GETTY IMAGES

Síndrome de fatiga crónica

El síndrome de fatiga crónica es un trastorno complejo caracterizado por fatiga extrema que no puede atribuirse a ninguna enfermedad preexistente. La fatiga puede empeorar con la actividad física o mental, y no mejora con el descanso. Esta afección también se conoce como encefalomielitis miálgica.

Fatiga crónica: no mejora con descanso

Signos

Las personas con encefalomielitis miálgica presentan una fatiga persistente, que el descanso no alivia, y no son capaces de llevar a cabo las actividades que hacían antes de la enfermedad. Además de este cansancio debilitante, el síndrome de fatiga crónica puede provocar confusión mental o "neblina cerebral".

Fibromialgia
Foto: GETTY IMAGES

Fibromialgia

La fibromialgia es un trastorno caracterizado por dolor musculoesquelético generalizado acompañado por fatiga y problemas de sueño, memoria y estado de ánimo. En ocasiones, los síntomas comienzan después de traumatismos físicos, cirugías, infecciones o estrés psicológico significativo.

Las fases emocionales de la fibromialgia

Dificultades cognitivas

La fibromialgia es más común en las mujeres que en los hombres. Uno de los síntomas característico de esta condición es el comúnmente llamado «fibroniebla» que dificulta la capacidad de enfoque, atención y concentración mental.

Trastornos del sueño
Foto: GETTY IMAGES

Trastornos del sueño

"Un sueño deficiente tiene un impacto adverso en el pensamiento", dice el doctor Lawrence Epstein, experto en sueño de la Facultad de Medicina de Harvard. La falta de sueño puede interferir con la atención, la concentración y el tiempo de reacción.

Cambios hormonales

Los cambios hormonales también pueden desencadenar neblina mental. Por ejemplo, durante el embarazo los niveles de las hormonas progesterona y estrógeno aumentan y pueden afectar a la memoria y causar deterioro cognitivo a corto plazo.

Esclerosis múltiple
Foto: GETTY IMAGES

Esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad que afecta el cerebro y la médula espinal, causando problemas de movimiento, equilibrio, visión y sensación. El procesamiento de información, la memoria y las capacidades de funcionamiento ejecutivo se ven afectadas por la EM. Muchas personas que viven con esta condición experimentarán algunos cambios en su capacidad para tomar decisiones y procesar y recordar información.

Medicamentos

Algunos medicamentos también pueden afectar el funcionamiento mental. Las drogas que se utilizan en los tratamientos de quimioterapia tienen muchos efectos secundarios, incluso en la memoria y la concentración de una persona.

Quimiocerebro
Foto: GETTY IMAGES

Quimiocerebro

Los pacientes de cáncer utilizan frecuentemente el término quimiocerebro para describir los problemas de memoria y de pensamiento que se presentan después del tratamiento oncológico. El quimiocerebro también puede recibir el nombre de quimioniebla, deterioro cognitivo relacionado con la quimioterapia o disfunción cognitiva.

Lupus

Muchas personas con lupus, al menos uno de cada cinco, tienen problemas para pensar con claridad en algún momento y experimentan problemas de memoria, confusión, fatiga o dificultad para expresar sus pensamientos.

Fuentes consultadas

Clínica Mayo; Escuela de Medicina de Harvard; Lupus Research Alliance

Comparte tu opinión