¿Conviene tomar aspirina para el corazón?

Debate por la pastilla “milagrosa”
Crédito:Shutterstock

Debate por la pastilla “milagrosa”

Se trata de uno de los medicamentos con un sinfín de aplicaciones, las cuales van desde tratar un simple dolor de cabeza hasta prevenir algunos tipos de cáncer. Sin embargo, se ha desatado la polémica ya que mientras algunos aseguran que puede ayudar al corazón otros afirman lo contrario.

La cuestión de la aspirina

Un poco de historia

El origen de la aspirina se remonta a la época en que los medicamentos se hallaban en la naturaleza. Inicialmente un grupo de investigadores encontraron en la corteza del sauce, la salicina, un análogo del ácido salicílico y del ácido acetilsalicílico, capaz de aliviar síntomas como la fiebre y dolor de cabeza.

Un hallazgo médico

Luego de varios intentos de acetilación de la salicina, en 1896, el químico de la empresa Bayer Félix Hoffmann encontró un procedimiento para obtener el ácido acetilsalicílico, un producto con usos terapéuticos estable y puros sin los efectos secundarios del ácido salicílico. En 1899 se patentó como aspirina.

¿Por qué aspirina?
Crédito:Shutterstock

¿Por qué aspirina?

El nombre de aspirina proviene del vocablo “Spiraea”, el cual en botánica designa a una familia de plantas y de ahí la sílaba “spir”. La letra “A” que precede a esta sílaba indica el proceso de acetilación al que se somete el ácido salicílico para volverse ácido acetilsalicílico. La sílaba “in” era la terminación para los medicamentos de esa época.

Hallazgos sorprendentes
Crédito:Shutterstock

Hallazgos sorprendentes

Desde que se comenzó a vender la aspirina, han sido varios los usos que se le han encontrado, los cuales van desde calmar una simple jaqueca, dolor muscular, fiebre, hasta la prevención de ciertos cánceres, como el de colon, según señalan algunos estudios.

Aspirina, eficaz que la warfarina
Para el corazón
Crédito:Shutterstock

Para el corazón

Incluso, algunas investigaciones han sugerido que consumir una pastilla aspirina al día podría aportar varios beneficios a la salud que se verían reflejados, por ejemplo, en la prevención de ataques al corazón en personas que han tenido esta complicación y en las que no.

Ponen a prueba la aspirina

Según un estudio dado a conocer por el investigador Tobias Bonten, del departamento de epidemiología de la Universidad de Leiden, en Holanda, tomar una aspirina antes de irse a dormir ayudaría a los pacientes con alto riesgo de sufrir un accidente cardiovascular a evitar una reincidencia.

Aspirina y los coágulos venosos

La ciencia del fármaco

Luego de analizar a casi 300 supervivientes de ataques cardiacos que tomaban aspirina para evitar un ataque, se halló que quienes la consumían por la noche reducían considerablemente la posibilidad de este cuadro al día siguiente. Según Bonten, la mayoría de estos ataques suceden en las mañanas.

Aspirinas y la pérdida de visión

¿Qué pasa internamente?

Según los expertos, cuando alguien toma una aspirina, se reduce la acción de agrupación de células de coagulación de la sangre (plaquetas), con lo que se evitarían las probabilidades de sufrir un nuevo ataque al corazón en un 20% y las posibilidades de muerte en un 10%.

Aspirina, buena como el Plavix

No están de acuerdo

Sin embargo, la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA), rechazó una petición de Bayer, la farmacéutica alemana que comercia la aspirina, para mostrar en el etiquetado que previene ataques al corazón. El organismo dice que las personas sanas no necesitarían tomar aspirina.

Bajo tu riesgo
Crédito:Thinkstock

Bajo tu riesgo

El Dr. Robert Temple, director adjunto de la agencia, recomendó consultar a un médico que pueda evaluar los beneficios y riesgos, antes de consumir una aspirina diariamente, pues algunos especialistas advierten que el uso diario de estas pastillas eleva el riesgo de hemorragia interna en el cerebro o en el estómago.

Estudio contra la aspirina diaria

Lo cierto

“Desde la década de 1990, los datos clínicos han demostrado que en las personas que han sufrido un ataque al corazón, un accidente cerebrovascular o que tienen una enfermedad de los vasos sanguíneos del corazón, una baja dosis de aspirina puede ayudar a prevenir una reaparición”, apunta Temple en un comunicado de la FDA.

Aspirina: ¿a qué hora se toma?

El dilema

No obstante, “después de examinar cuidadosamente los datos científicos de los principales estudios, la FDA ha concluido que éstos no apoyan el uso de la aspirina como medicación preventiva por personas que no han tenido un ataque al corazón, accidente cerebrovascular o problemas cardiovasculares”, agrega.

Contraste de opiniones
Crédito:Thinkstock

Contraste de opiniones

La terapia de la aspirina diaria ha contado incluso, con el respaldo de grandes instituciones, como la Asociación Americana del Corazón, quien ha recomendado tomar una dosis baja de este fármaco, si así lo sugiere el doctor y si se es sobreviviente de un ataque cardiaco.

Aspirina diaria y el cáncer

Confusión

Frente al comunicado que ha emitido la FDA, es inevitable que se caiga en la confusión, al menos, así lo considera el Dr. Gregg Fonarow, cardiólogo de la UCLA y representante de la Sociedad Americana del Corazón, quien en este caso recomienda buscar la asesoría de un profesional para continuar o suspender con un tratamiento.

Aspirina y el cáncer de colon

La postura de Bayer

Ante esto, Chris Loder, portavoz de la compañía alemana ha mencionado que la decisión de la FDA “no afecta las numerosas indicaciones cardiovasculares para las cuales la aspirina ha sido aprobada”, por lo que invita a quienes se encuentren en tratamiento a no dejarlo.

Y advierte
Crédito:Thinkstock

Y advierte

Además, sentencia que para quienes se encuentren en tratamiento, abandonar repentinamente el consumo de aspirina podría ser “peligroso”.

Problemas cerebrovasculares

En resumen: ¿sí o no?

Los resultados han sido positivos en cuanto a pacientes que tomaron aspirinas y presentan algún antecedente de ataque cardiaco; no obstante, los investigadores aún no están del todo seguros en que este fármaco aporte ayuda a quienes no padecen este cuadro, pues aseguran que habrían mayores riesgos que beneficios. El debate no está cerrado.

Comparte tu opinión