Consejos y remedios caseros para aliviar el eccema

Foto: GETTY IMAGES

Como el órgano más grande del cuerpo, la piel se enfrenta a una gran variedad de trastornos que afectan su salud. Entre ellos se destaca el eccema, que produce parches o manchas redondeadas que provocan picazón. Aquí te contamos sus principales síntomas, las causas y qué opciones nos ofrece la naturaleza para combatirlo:

Qué es el eccema

El eccema numular es una dermatitis que causa la aparición de parches o manchas sobre la piel en forma de moneda, que puede supurar, formar costra y causar picazón. La palabra numular es latín y significa "con forma de moneda". Actualmente, no se sabe cómo prevenir este trastorno.

Causas

Aunque la causa del eccema numular es desconocida, los investigadores encontraron que puede tener antecedentes de asma, alergias o dermatitis atópica. También existen factores que pueden empeorar esta afección, como cambios de temperatura, estrés o resequedad de la piel. ¿Se puede tratar con remedios caseros? Estas son las opciones:

1. Miel
Foto: GETTY IMAGES

1. Miel

Además de ser un delicioso alimento que complementa cientos de platillos, la miel es un antinflamatorio y antimicrobiano natural, por lo que se ha utilizado durante siglos como remedio casero para tratar las heridas. En el caso del eccema, podría prevenir infecciones mientras humecta la piel y acelera la curación.

Estos son los beneficios de la miel

2. Vinagre de manzana

En la medicina popular, muchos remedios caseros para tratar trastornos de la piel son a base de vinagre de manzana. Para el eccema, se puede aplicar diluido para ayudar a equilibrar los niveles de acidez de la piel, pero cuidado, los expertos advierten que si se aplica sin diluir puede provocar quemaduras y otro tipo de daños.

Propiedades del vinagre de manzana

Cómo diluirlo

Los especialistas aconsejan mezclar una taza de agua tibia con una cucharada de vinagre de manzana. Esta solución puede aplicarse sobre una gasa o algodón, para luego colocar en la zona afectada, cubrir con tela y dejar actuar, al menos por 3 horas. También se pueden aprovechar sus beneficios en baños tibios, agregando dos tazas, remojando aproximadamente 20 minutos y luego enjuagando el cuerpo.

3. Aceite de coco

El aceite de coco contiene ácidos grasos saludables que pueden agregar humedad a la piel, lo que resulta fundamental para aliviar los síntomas del eccema. También se cree que puede actuar como un antinflamatorio natural. Solo debes aplicarlo prensado en frío directamente sobre la piel después de bañarte o antes de acostarte.

¿Es tan maravilloso el aceite de coco?

4. Aceite de árbol de té

Este se obtiene de las hojas del arbusto Melaleuca alternifolia. El aceite de árbol de té suele utilizarse con fines medicinales, incluido el tratamiento de problemas cutáneos, ya que posee propiedades antibacterianas, cicatrizantes y antiinflamatorias. Puedes diluirlo con otros aceites, como el de oliva o almendras, para preparar una mezcla y aplicarlo sobre la zona afectada por el eccema.

Beneficios del aceite de árbol de té
5. Sábila o aloe vera
Foto: GETTY IMAGES

5. Sábila o aloe vera

Durante siglos fue utilizada con fines medicinales, especialmente para aliviar problemas de la piel. Los expertos indican que esto se debe a que es fácil de utilizar y posee propiedades cicatrizantes, antibacterianas y antimicrobianas. Puedes aliviar el eccema aplicando su gel en la zona afectada, solo recuerda comenzar con una pequeña cantidad para verificar la sensibilidad de la piel.

Usos y bondades de la sábila o aloe vera

Higiene

El baño es una parte importante del tratamiento del eccema, ya que la piel necesita humedad adicional para reforzar su capa externa. Sin embargo, deben tomarse ciertos recaudos al momento de hacerlo: usar agua tibia, no demorar mucho tiempo, no frotar la piel, y usar productos de higiene suaves.

Qué productos usar
Foto: GETTY IMAGES

Qué productos usar

Por su alcalinidad, ciertos jabones o detergentes pueden resecar la piel, especialmente en personas con eccema. Por ello, se recomienda usar limpiadores o agentes espumantes suaves, sin partículas ásperas para fregar. También se aconseja precaución con las fragancias, ya que, en muchos casos, para obtenerlas se recurre a productos químicos que pueden ser irritantes.

Estos son los distintos tipos de jabones

Cuida tu dieta

El eccema es una condición inflamatoria, por lo que puedes aliviarla reduciendo los alimentos que provocan inflamación, como bebidas azucaradas, con cafeína o alcohol, harinas, frituras y pastas. También puedes sumar antinflamatorios naturales, como pescados, arándanos, tomates, vegetales de hoja verde, frutos secos y aceite de oliva.

Otros consejos
Foto: GETTY IMAGES

Otros consejos

Tanto el aire caliente y seco, como el de un horno o chimenea, como el frío y las bajas temperaturas, pueden deshidratar la piel y agravar la picazón del eccema. Por ello, cubre la piel durante el invierno y considera utilizar humidificadores durante las temporadas secas para acondicionar los ambientes.

Cuando consultar al médico

Si surgen lesiones en forma de moneda, de color rojizo, secas y escamosas que provocan picazón, ya sea en los brazos, piernas o en otras zonas de la región superior del cuerpo, deberás consultar con un profesional de la salud. Esta sugerencia es especialmente importante si los síntomas se ven acompañados de fiebre y dolor, o no desaparecen después de ser tratados.

Fuentes consultadas

Asociación Nacional de Eczema, Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel.

Comparte tu opinión