Cinco métodos eficaces para dejar de fumar

Muchas personas fracasan al intentar dejar de fumar. Tal vez porque no eligieron el método adecuado y se dejaron llevar por la frustración, aunque un experto médico cree que un buen consejo es probar más de una opción a la vez y complementarlas. Aquí tienes las soluciones que la ciencia avala para decirle adiós al cigarrillo para siempre.

Combina los métodos

Combina los métodos

El Dr. Michael Fiore, profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad de Wisconsin dijo a Time que es crucial el asesoramiento y la identificación de los pacientes para ayudarles a dejar el hábito. Y puntualizó que lo mejor es tratar de combinar más de un método reconocido, porque eso aumenta la probabilidad de éxito.

Adiós al cigarrillo
1. La terapia o consejería

1. La terapia o consejería

“La consejería es un término amplio que puede abarcar diferentes formas de enfoque, como la terapia cognitiva-conductual u otras formas de terapia. Se sabe que participar en un programa de asesoramiento puede ser una guía consistente para lograr el objetivo de dejar de fumar” dice el Dr. Fiore.

Una ayuda natural
El apoyo es vital

El apoyo es vital

Según los Institutos Nacionales de Salud, (NIH) los fumadores tienen una mayor probabilidad de dejar de fumar si están usando un programa de apoyo ofrecido por un hospital, departamento de salud, o centro comunitario. Y la terapia cognitivo-conductual ayuda a dirigir los pensamientos y reducir los niveles de estrés, que a su vez, baja la ansiedad por fumar.

Pide ayuda al médico
2. Terapia de reemplazo de nicotina

2. Terapia de reemplazo de nicotina

La manera más popular para dejar de fumar es a través de la terapia de reemplazo de nicotina, que puede implicar desde el chicle hasta los aerosoles nasales, inhaladores, parches y pastillas. Proporcionan a los pacientes nicotina, sin el humo del tabaco y los productos químicos dañinos, y les puede ayudar a dejar de depender de los cigarrillos.

Terapia y fármacos

Terapia y fármacos

La terapia de reemplazo de nicotina aumenta las tasas de abandono de cigarrillo en un 50 a 70%. "Los cigarrillos tienen 4,000 químicos y 40 son cancerígenos", dijo el Dr. Fiore. “La idea es evitarlos y en todo caso, consumir nicotina sin éstos. Los fármacos como Bupropion o Zyban y Varenicline, también demostraron ser eficaces para dejar de fumar” agregó.

3. Consejo del médico

3. Consejo del médico

Contar con la ayuda o consejo del médico hace que las probabilidades de dejar de fumar sean más del doble, por eso y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) trabajaron junto a 5 grupos médicos en 2013 en una campaña llamada "Talk With Your Doctor" (Hable con su médico) enfocada en aprovechar la confianza médico-paciente.

Aprovechar el vínculo

Aprovechar el vínculo

"Hablar durante sólo unos minutos con los pacientes sobre el hábito de fumar, puede doblar sus probabilidades de dejarlo", dijo la Dra. Regina Benjamín, Directora de Sanidad de los CDC. "Como médica, sé que los profesionales pueden ayudar a los fumadores a pasar de la idea de dejar de fumar, a dar los pasos para hacerlo realmente" agregó.

4. La meditación

4. La meditación

Aprender un tipo de técnica de meditación podría hacer que dejar de fumar resulte más fácil a los fumadores, según un estudio de la Universidad de Oregón. Fue probado en la "meditación reflexiva y consciente", diseñada para ayudar a las personas a relajarse, a centrarse en el momento presente y a seguir el flujo de los pensamientos y sensaciones.

¿Cómo lo comprobaron?

¿Cómo lo comprobaron?

Los investigadores dividieron a 60 personas en dos grupos y las expusieron 2 semanas a sesiones de meditación. Y después de ese tiempo, hallaron que los que aprendieron a meditar redujeron en un 60% la cantidad de cigarrillos consumidos y los que sólo se relajaron sin meditar, no registraron cambios en el consumo.

5. Consumir frutas y verduras

5. Consumir frutas y verduras

Incorporar una buena cantidad de frutas y verduras a la dieta ayudaría a las personas a dejar de fumar y a mantenerse sin hacerlo durante más tiempo. Un estudio de la Universidad de Búfalo, encontró que los fumadores que consumían más frutas y verduras eran 3 veces más propensos a tener éxito al intentar dejar el tabaco que quienes comían menos.

¿A qué se debe?

¿A qué se debe?

Los científicos creen que la fibra de frutas y verduras genera una saciedad que lleva a sentir menos necesidad de fumar, ya que las personas confunden el hambre con las ganas de fumar. Y a diferencia de algunos alimentos que mejoran el sabor del tabaco, como las carnes o las bebidas con cafeína, las frutas y verduras lo empeoran.

Números de humo

Números de humo

Los CDC estiman que 45 millones de personas fuman cigarrillos en EE.UU.; alrededor del 21% son hombres y el 16% mujeres. Aproximadamente un 70% asegura que quiere dejar de fumar y cerca de la mitad trata de dejarlo cada año, pero sólo del 4% al 7% lo logra sin ayuda.

Miles ya dejaron de fumar

Miles ya dejaron de fumar

Una campaña agresiva lanzada en 2013 por los CDC, donde los protagonistas eran personas que habían sido fumadoras contaban los problemas de salud que padecían a consecuencia del tabaco, logró que 1,6 millones de personas intentaron dejar de fumar y que más de 200,000 lo lograran, al parecer, en forma permanente.

Comparte tu opinión