¿Estás rodeado de personas negativas?

Parecen destilar odio, alegrarse con la humillación del otro, se llevan todo y a todos por delante, contagian sus emociones negativas, nunca se dan cuenta del daño que provocan ni sienten que tienen que hacer nada para enmendarlo. Lo cierto es que pasan y nos dejan sin fuerzas. Protegerse de estas personas es tu única opción.

El nombre es lo de menos

Ya lo dijo el poeta español Antonio Machado, "mala gente que camina y va apestando la tierra", pero ¿existe realmente la gente vírica o tóxica? La mayoría de los expertos dicen que hay ciertas personas que generan un efecto negativo en los demás ya que los agreden, dañan con intención e incomodan con sus manejos y mentiras. Llámense como se llamen, lo cierto es que nos invaden como virus con sus sentimientos negativos y nos dejan secuela.

¿Sí o no?

¿Sí o no?

Los neurocientíficos dicen que sí existen, que hay personas con ciertas fallas químicas que determinarían que tengan un nivel de toxicidad, pero para el psicoanálisis y la psicología la opinión está dividida ya que prefieren hablar de vínculos patológicos que de personas negativas, ya que son las relaciones las que desatarían ciertas conductas en relación a una subjetividad y no a una generalización.

Características de un tóxico

Características de un tóxico

En general, son personas que hablan mucho de sí mismas, se quejan y ven siempre lo negativo, asumen en demasía el rol de víctima, como una forma más de llamar la atención, se ponen paranoicos, es decir, creen que el mundo está en su contra, no tienen capacidad de autocrítica, sufren de exceso de soberbia y prepotencia y todo esto les hace tener conflictos con los demás. No lograr estar en paz ni dejan en paz a los demás.

¿Quién está libre de pecado?

El término persona tóxica fue acuñado por la estadounidense Lilian Glass, autora del best seller que lleva ese nombre. "Nadie es 100% sano, ni física ni psicológicamente; por eso, es importante atender los patrones caracterológicos y sus efectos. Los comportamientos destructivos que tenemos todos son tolerados por los demás, el problema es que si no son esporádicos pueden contaminar las relaciones interpersonales".

Personas versus vínculos

Muchos expertos aseguran que no es la persona sino el tipo de vínculo que establece y depende con quién. "Pongo el acento en los vínculos más que en las personas, porque el significado de alguien depende primordialmente de quien entable una relación con él. Si la gente realmente se cuestiona qué es lo que uno produce en el otro, se encuentra en que todos podemos irritar a alguien", explica el filósosofo argentino Santiago Kovadloff.

Los pasivos

Son aquellas personas que se encargan de señalar lo malo pero siempre como responsabilidad de los demás, siempre se sienten víctimas de la realidad y se ocupan siempre de llamar la atención de los demás a través de la queja. Se sienten víctimas de la vida, maltratados por todos y contagian su tristeza, frustración y apatía.

Los tóxicos caraduras

Los tóxicos caraduras

Viven pidiendo favores a los demás pero nunca se preocupan por las necesidades del otro. Son egoístas, egocéntricos y cuando las cosas no salen exactamente como desean, no tienen ningún problema en implementar la crítica y un chantaje emocional. Con estas personas cerca, lo que sentirás es que te invade la sensación de resignación y de sometimiento.

Los que no paran de criticar

Viven pendientes de la vida del otro pero para criticar absolutamente todo, con lo cual terminan destrozando todo lo que los rodea. Si a los demás les va bien, su frustración aumenta y no saben competir, sólo destruir. Si estás personas te rodean, acabarás sientiéndote avergonzado, desesperanzado e incluso culpable si te enganchas a criticar y defenderte a la par.

Los negativos 100%

Cuidado con ellos. Son personas resentidas que todo lo interpretan de forma negativa, no soportan el éxito ajeno y a todos les ven la mala intención. Las actitudes positivas y de superación en los demás les mueven el piso entonces las desestiman. Te llenan de ansiedad, inseguridad e impotencia.

Los psicópatas

Son personas que te causan dolor y te hacen mal sin sentir ningún malestar o remordimiento. Son los que humillan y faltan el respeto, te hacen sentir ridículo o te descolocan y te hacen hasta dudar de tus propias acciones y sentimientos. Son personas muy tóxicas que te dejarán como colación un sentimiento de inseguridad, miedo y hasta bronca.

Formas de controlarlos

Como son personas que influyen en el estado de salud tanto físico como psíquico de los demás, hay que restarles su poder y limitando su acceso a nuestra intimidad, una forma es neutralizar los comentarios negativos y abstraerse de las agresiones. Si no te es posible evitar el contacto con ellos, intenta reducir al mínimo los encuentros y cuando te sientas vulnerable, directamente opta por evitarlos o no atenderles el teléfono.

Cómo protegerte

Cómo protegerte

Hay que hacer es frenarlos. Puedes ayudar pero no serás ni su pañuelo de lágrimas ni el blanco de sus agresiones. Debes mantener tu eje y enfocarte primero en tus necesidades. Ser solidario no es estar a disposición de todos las 24 horas del día. No permitas que critique o difame a otros delante tuya, luego lo hará contigo. No dejes que te falten el respeto ni te maltraten. "Nadie debe hacer a los demás lo que no le gustan que le hagan".

Comparte tu opinión