Las diferentes etapas de la artrosis

La crisis dolorosa

La crisis dolorosa

Más allá de ser la forma más común de la artritis, la artrosis es un mal que podría complicar tu existencia al impedirte realizar algunos de los movimientos más básicos y sencillos de tu cuerpo. Estas son las etapas en las que se manifiesta.

¿Se curará la artritis?

¿Qué es?

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la definen una enfermedad caracterizada por la degeneración del cartílago y el hueso subyacente de una articulación, así como por el sobre crecimiento óseo. La destrucción de tales tejidos lleva al dolor y rigidez en las articulaciones.

¿Qué lo causa?

Por ahora los médicos no logran ponerse de acuerdo sobre los detonantes exactos, pero se cree que es el resultado de alteraciones mecánicas y moleculares de la articulación. La aparición de esta enfermedad es gradual y suele ocurrir después de los 40 años.

¿Qué sabes de la artritis juvenil?

Afecta a todos

De acuerdo con los CDC, la artrosis aqueja al 13.9% de los adultos de 25 años o más y al 33.6% (12.4 millones) de los mayores de 65 años. Se calcula que 26.9 millones de adultos estadounidenses la padecen.

Motivo de hospitalizaciones

Motivo de hospitalizaciones

Además, este mal representa el 55% de todas las hospitalizaciones relacionadas con artritis. Y de todos los procesos quirúrgicos de este tipo el 35% tuvieron que ver con las cirugías de reemplazo de rodilla, como consecuencia de la artrosis. Informan los CDC.

Remedios de la artritis reumatoide

Diferentes tipos

Y pese a que durante mucho tiempo se había considerado a la artrosis como una enfermedad uniforme cuya única diferencia se centra en la zona en la que ocurre, varias investigaciones han encontrado que tiene distintos efectos, los cuales están en relación con los factores de riesgo a las que son vinculados.

Todo está cambiando

Todo está cambiando

Se han ubicado mecanismos fisiopatológicos que están relacionados con las diversas formas de artrosis. Además, la evolución de la enfermedad, según la condición de cada persona, determinará el nuevo rumbo que tome la afección.

Artritis desde los 2 años

Artrosis y el estrés mecánico

Por ejemplo, si hablamos de una artrosis en la rodilla provocada por estrés mecánico, como sobrepeso o traumatismo, se pueden inducir receptores articulares que de la misma forma provocarán la secreción de mediadores solubles proinflamatorios, y que más tarde afectarán el equilibrio de las estructuras de las articulaciones.

Alimentos contra la artritis

¿En qué te afecta?

Ante este padecimiento, la función del cartílago, del hueso subcondral y del osteoblasto, se verán impedidas, desencadenando de esta manera lesiones progresivas e inflamatorias en tales zonas y en otras como en los músculos y ligamentos.

Obesidad y artrosis
Crédito:S |

Obesidad y artrosis

Cuando se tiene un problema de obesidad y se padece artrosis en las rodillas, el panorama tampoco es favorecedor. Al igual que el estrés mecánico se suelen observar los mismos efectos antiinflamatorios, pero se intensifican al agregarse la secreción de adipocinas, es decir, sustancias proinflamatorias que son segregadas por el tejido graso.

Ejercicios para la artritis

¿En qué te afectará?

Este tipo de adipocinas se encargarán de ampliar los daños en la articulación afectada. Dichas alteraciones suelen parecerse a anomalías de nivel metabólico observadas en problemas como obesidad y enfermedades como la diabetes. En otras palabras, la obesidad puede agravar también la gonartrosis y la coxartrosis (artrosis de cadera).

Envejecer con artrosis

Envejecer con artrosis

Ahora bien, si hablamos de tener gonartrosis en una edad avanzada, el proceso es diferente ya que algunas funciones básicas corporales como la pérdida de masa muscular, distensión de las articulación o aquellos mecanismos que refrenan la inflamación suelen perturbarse, lo cual puede empeorar si existen otras alteraciones.

Artritis gonocócica

Artrosis metabólica

Se trata de un nuevo término por ser confirmado. Hasta el momento, los investigadores han relacionado que la existencia de factores metabólicos, como la diabetes o modificaciones en los niveles de colesterol, e incluso en la presión arterial, pueden derivar en lesiones de clase artríticas, algo totalmente ajeno a la obesidad.

¡Cuidado!

Se han encontrado diferentes tipos de artrosis, dependiendo del tipo de trabajo que se realice. Por ejemplo, la artrosis digital puede derivarse de factores mecánicos, como la escritura, el uso frecuente del teclado, pintura o por la realización de trabajo manual preciso. Algunos de los aspectos que influyen en esto son del tipo metabólico y genético.

Artritis en la cadera

Coxartrosis

El tipo de artrosis que se desarrolla en la cadera, también es un problema de salud serio. Factores genéticos, las malformaciones, diálisis, y en menor medida el sobrepeso pueden derivar en esta problemática. Para más información, consulte a su médico.

Demás artrosis

En el caso de los problemas que se desarrollan en otras áreas del cuerpo, como cuello, espalda y tobillo, la Biblioteca Nacional de Medicina señala que los indicadores suelen tratarse de traumatismos, así como algunas limitaciones físicas o mecánicas.

Artritis y el parto prematuro
Factores de riesgo

Factores de riesgo

Se ha encontrado que una deficiencia de estrógenos, padecer osteoporosis, la carencia de vitaminas como la C, E y D, así como de la proteína C-recreativa son factores de riesgo para presentar este problema. Sin embargo, los científicos aún no se atreven a decirlo con completa certeza.

¿Hay un remedio?

Desafortunadamente, en la actualidad no existe una cura para este mal, pero llevar un tratamiento ayudará a controlar varios de los síntomas y mejorará las funciones. Parte de esto incluye una combinación de educación del paciente, con fisioterapia, control de peso y medicación.

Vivir con artritis

Cuidado con el cigarro

Según los CDC, el tabaquismo ha demostrado ser otro factor favorecedor de la artrosis, pero no se sabe si esto se debe a los efectos fisiológicos del tabaco sobre el colágeno, el tejido óseo y los cartílagos o a un factor adicional no medido. Si presentas síntomas de intenso dolor articular no dudes en visitar a tu médico.

Comparte tu opinión