Usos saludables del yogur griego

Foto: ISTOCK

En los últimos tiempos, cada vez son más las personas que sucumben ante un yogur griego. Es superior al yogur tradicional, tiene menos azúcar, una consistencia más firme y cremosa, y un mayor aporte de proteínas, ideales para darle otro toque a tus platillos favoritos y cuidar tu cuerpo. Aquí te explicamos cómo aprovecharlo.

Alimento antiguo

Es uno de los alimentos más antiguos, se conocen registros de su existencia que datan del 5 000 a. C. Es ampliamente consumido en India, Europa, África y Medio Oriente, aunque su popularidad en Occidente crece a pasos agigantados. Se elabora a partir de bacterias vivas que transforman la leche en una sustancia de sabor ácido y consistencia espesa, lleno de calcio, vitaminas, proteínas y potasio.

Razones médicas para tomar yogur

Beneficios

Como señalamos, el yogur griego se destaca por la presencia de proteínas. Estas son esenciales para estimular el crecimiento celular, la construcción de masa muscular y la reparación de tejidos. Además, a medida que envejecemos se vuelven fundamentales para mantener la piel sana y prevenir la aparición de enfermedades.

Organismos beneficiosos
Foto: ISTOCK

Organismos beneficiosos

Este alimento también posee una importante cantidad de probióticos, microorganismos parecidos a los que se encuentran de manera natural en nuestros intestinos. La evidencia científica señala que pueden ayudar a restaurar el equilibrio bacteriano del cuerpo cuando se ve alterado y mejorar los procesos digestivos, entre otras ventajas para la salud.

Beneficios saludables de los probióticos

Reemplazo saludable

Muchas marcas comerciales de lácteos hacen hincapié en los beneficios para la salud de reemplazar cremas, salsas y quesos con este "producto maravilla". Su consistencia cremosa lo hace muy versátil y un buen sustituto de otros alimentos menos saludables. A continuación, te presentamos algunos usos posibles:

1. Cremas y aderezos

Puedes reemplazar la mayonesa, crema o queso crema que le pones a tus sándwiches por el yogur griego, de esta forma, consumirás un menor contenido graso. Mientras que una cucharada de mayonesa regular tiene 11 gramos (g.) de grasa, una de yogur griego tan solo posee 1 g.

2. Helados
Foto: ISTOCK

2. Helados

Una opción saludable para el verano es colocar yogur griego en el congelador y servirlo como helado, combinado con frutas naturales de temporada. De esta forma, disfrutaras un delicioso postre repleto de proteínas, y bajo en azúcares y grasas.

3. Ensaladas

Puedes condimentar tus ensaladas con yogur griego usándolo en lugar de los aderezos cremosos. Obtendrás la misma consistencia, pero con menos calorías y grasa. Por ejemplo, puedes preparar una taza de yogur griego natural con jugo de un limón y especias, o con una cucharadita de cebollín o perejil fresco y pimienta al gusto.

4. Consistencia

Cuando preparas tus salsas para pastas, es común utilizar algún tipo de queso alto en grasa para espesar. Ahora lo puedes reemplazar por el yogur griego, que te dará grandes ventajas por su consistencia cremosa, delicioso sabor y buen contenido nutricional.

5. Dip

Mezcla yogur griego con diversos ingredientes para obtener un dip sano y delicioso, ideal para tus reuniones. Una buena idea es servir el yogur en el centro de una bandeja mezclado con cebollín o tus especias preferidas, y disfrutarlo con bastones de pan árabe tostado o de vegetales crudos dispuestos alrededor.

6. Panqueques

Utiliza yogur griego para untar sobre tus panqueques o "hot cakes" antes de agregar frutas naturales o mermelada. Esto le aporta un delicioso sabor y restará muchas calorías innecesarias que solemos encontrar en la mantequilla tradicional o la crema. Además, te permitirá agregar un toque fresco y saludable.

7. Gelatinas

Prepara tus gelatinas sustituyendo un 50% de leche por yogur griego, esto enriquecerá a tu postre con proteínas y le dará una mejor consistencia. Agrega fruta de temporada para combinar color, sabor, fibra y mayor aporte de vitaminas y minerales.

¿Es bueno incluir gelatina en la dieta?

Fuentes consultadas

Academia de Nutrición y Dietética, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Departamento de Agricultura de EE. UU.

Comparte tu opinión