Por qué debes alejarte del salero

Foto: GETTY IMAGES

La sal de mesa está hecha de dos minerales: sodio y cloruro. El cuerpo necesita una determinada cantidad de sodio para funcionar bien, pues ayuda en la función de los nervios y los músculos; también ayuda a mantener un equilibrio adecuado de los líquidos. Pero debe consumirse en una cantidad adecuada. El exceso de sal causa muchos problemas serios que se pueden evitar.

Personas más vulnerables

Algunas personas son más sensibles a los efectos de la sal que otras y deben comer menos. Por ejemplo, quienes tienen presión arterial alta, diabetes o problemas renales, o son mayores de 50 años. Leer las etiquetas de los alimentos puede ayudarte a saber la cantidad de sodio que hay en ellos.

Alto consumo de sal
Foto: GETTY IMAGES

Alto consumo de sal

En EE.UU. la mayoría de las personas (90%) consume más sodio en su dieta de lo que necesita. Para alimentarse sanamente, la clave es escoger alimentos con bajo contenido de sodio y no agregarlo a las comidas. Las directrices dietéticas recomiendan comer menos de 2.3 gr por día, es decir, una cucharadita de sal de mesa. Conoce qué enfermedades puede causar el exceso de sal.

Lee también: cocina saludable
1. Hipertensión
Foto: GETTY IMAGES

1. Hipertensión

La presión arterial alta es una de las principales causas de enfermedad cardiovascular. Es responsable de dos tercios de todos los accidentes cerebrovasculares (ACV) y la mitad de las enfermedades del corazón, y la sal es uno de los factores que contribuye a la hipertensión.

2. Enfermedades cardiovasculares

Además de subir la presión arterial, el consumo de grandes cantidades de sal también puede conducir a enfermedades cardíacas e insuficiencia cardíaca.

Lee también: Los males cardíacos

3. Accidentes cerebrovasculares (ACV)

El aumento del volumen sanguíneo provocado por la sal significa más trabajo para el corazón y más presión sobre los vasos sanguíneos. Con el tiempo, el trabajo y la presión adicionales pueden endurecer los vasos sanguíneos, lo que conduce a la presión arterial alta, al ataque cardíaco y ACV.

4. Más riesgo de muerte
Foto: GETTY IMAGES

4. Más riesgo de muerte

La investigación muestra que reducir el sodio disminuye las enfermedades cardiovasculares y las tasas de mortalidad a largo plazo. En un estudio, las personas que consumían más sodio tenían un riesgo del 20% mayor de muerte por cualquier causa que las personas con menor consumo de sal. El peligro aumenta cuando se consume mucho sodio y poco potasio.

Lee también: Cómo vivir 100 años

5. Problemas renales

En la mayoría de las personas, los riñones tienen problemas para funcionar si hay exceso de sal en el torrente sanguíneo. A medida que el sodio se acumula, el cuerpo retiene agua para diluir el sodio. Esto aumenta tanto la cantidad de líquido que rodea las células como el volumen de sangre en el torrente sanguíneo.

6. Cáncer
Foto: GETTY IMAGES

6. Cáncer

La investigación halló que una mayor ingesta de sal, sodio o alimentos salados está relacionada con un aumento en el cáncer de estómago. El Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer y el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer concluyeron que la sal, al igual que los alimentos salados, son una "causa probable de cáncer de estómago".

7. Osteoporosis
Foto: GETTY IMAGES

7. Osteoporosis

La cantidad de calcio que tu cuerpo pierde al orinar aumenta con la cantidad de sal que consumes. Si hay poco calcio en la sangre, puede tomarse de los huesos. Por lo tanto, una dieta alta en sodio podría tener un efecto adicional no deseado: la enfermedad de adelgazamiento de los huesos, es decir, osteoporosis.

Como recortar la sal en la dieta
Foto: GETTY IMAGES

Como recortar la sal en la dieta

Al cocinar, reemplaza la sal por pimienta, ajo, hierbas, especies o limón. Evita las mezclas de especias empacadas. Usa ajo y cebolla en polvo. No comas alimentos con glutamato monosódico (GMS). Aléjate de los alimentos procesados, fiambres, tocino, perros calientes; evita las anchoas, aceitunas, encurtidos y chucrut, aderezos y snacks. Usa aceite y vinagre en las ensaladas y retira el salero de la mesa.

Fuentes consultadas

Biblioteca Nacional de Medicina de EE., Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Escuela de Medicina T.H. Chan de la Universidad de Harvard.

Comparte tu opinión