7 cosas que debes saber si compras medicamentos en Internet

1 de cada 4 compra por Internet
Foto: SHUTTERSTOCK

1 de cada 4 compra por Internet

El 23% de los adultos ha comprado alguna vez medicamentos bajo receta por Internet según la National Association of Boards of Pharmacy. Sin embargo, sólo el 3% de más de 10,000 farmacias, que venden en línea y que fueron verificadas por esta asociación, cumplen con las leyes.

Farmacias ilegales buscan engañarte

Conoce los riesgos

La Administración de Alimentos y Drogas de los EE.UU. (FDA, por su sigla en inglés) advierte sobre los posibles riesgos de comprar medicamentos en Internet, tanto con prescripción como de venta libre. Pero, ¿cómo reconocer si la compra es legal o ilegal? Éstos son los consejos de la FDA.

Intoxicaciones con medicamentos
1. No te dejes engañar
Foto: SHUTTERSTOCK

1. No te dejes engañar

Comprar a una compañía que no conoces puede implicar adquirir productos que no han sido aprobados y que pueden ser peligrosos. Compradores de Xanax, Lexapro, Ativan y Ambien recibieron en cambio Haldol, un poderoso antipsicótico y necesitaron atención médica de urgencia después de tener dificultad para respirar, tener espasmos y rigidez muscular.

2. Aprende a reconocer un sitio seguro

Si tiene dirección en los Estados Unidos, si tiene licencia del consejo de farmacéutica del estado donde opera, si ofrece la posibilidad de contactar a un farmacéutico certificado para responder preguntas, si te exigen la receta del médico y si proporcionan información de contacto para poder llamar en caso de dudas o problemas, el sitio podría ser seguro.

Qué hacer con las medicinas que no usas
3. Cómo reconocer un sitio no seguro
Foto: SHUTTERSTOCK

3. Cómo reconocer un sitio no seguro

Si hacen envíos de drogas de calidad u origen desconocidos, si envían una droga equivocada o un producto peligroso para tu enfermedad, si el sitio de Internet no muestra un teléfono de contacto, si los precios son mucho más baratos que los de la competencia, si te ofrecen medicamentos bajo prescripción sin pedirte la receta y si no protegen tu información personal, posiblemente se trate de un sitio fraudulento.

Consejos de la FDA (en español)

4. Conoce tus medicinas

Si tomas una medicina por un tratamiento crónico, familiarízate con tu medicamento: qué forma y color tienen, qué sabor. Por otro lado, si cuando compras online: son muy viejas, duras o se rompen con facilidad, si no están aprobadas por la FDA, si no fueron preparadas siguiendo las medidas de seguridad, si no tienen etiqueta o no fueron enviadas correctamente, no las tomes.

5. Toma conciencia del riesgo
Foto: SHUTTERSTOCK

5. Toma conciencia del riesgo

Las drogas fraudulentas son productos falsos o copias de productos originales que son bastante difíciles de identificar. Por lo general, la marca o el nombre del producto sugieren, en la etiqueta, ser el producto auténtico que ya está aprobado. El riesgo es que puede estar contaminado, no ayudar a a tratar la enfermedad, tener efectos secundarios peligrosos o contener ingredientes activos prohibidos o una cantidad peligrosa.

Venden por Internet leche materna

Drogas para bajar de peso

Recientemente, tres consumidores compraron la droga Xenical, que contiene el ingrediente orlistat, de dos sitios diferentes. Después de analizar el producto encontraron que tenía otra droga, la sibutramina, que está clasificada como “sustancia controlada” por la FDA por su alto riesgo de abuso o uso indebido.

Drogas para adelgazar y sus efectos
6. No brindes información privada
Foto: SHUTTERSTOCK

6. No brindes información privada

Si no estás seguro de a quién le estás comprando el medicamento, no compartas ningún tipo de información personal, como tu número de seguro social, tarjeta de crédito o incluso tu historial médico. Hay sitios que venden la información de los clientes, después de que ellos “acepten”.

Internet: búsqueda médica no es privada

7. No aceptes que te mediquen sin un diagnóstico

Algunas empresas que venden medicamentos por Internet, ofrecen “diagnosticar” el producto más adecuado con sólo contestar algunas preguntas de un cuestionario en la web. Recuerda que sólo tu médico, luego de revisarte y de escuchar tus síntomas, podrá establecer un diagnóstico y un tratamiento. Recuerda que está en juego tu salud.

Tu historial médico podría tener precio
Comparte tu opinión